Tertulia en el Ateneo Vigo XXI

Las preferentes: situación actual y alternativas

Ni el más degenerado de los ladrones se atreverí­a a atracar a una pensionista enferma de Alzheimer o a un ciego inválido Pero si es un banquero, la cosa cambia. Los amos del dinero no conocen lí­mites morales para robar.

Acabamos de conocer que los bancos colocaron más del 90% de las preferentes –esa estafa vendida como un sólido y seguro producto financiero… pero que en realidad no valía nada- a pequeños ahorradores. Seleccionando a aquellos más débiles e indefensos –pensionistas, enfermos de Alzheimer, ciegos…-. ¿Cuántos miembros de la dirección de bancos y cajas han ido a la cárcel por la estafa de las preferentes? ¿Es que acaso los banqueros tienen “licencia para robar”? “¿Cuántos miembros de la dirección de bancos y cajas han ido a la cárcel por la estafa de las preferentes?” Entre 2008 y 2011, los bancos y cajas españolas endosaron a pequeños ahorradores hasta 12.500 millones de euros en títulos preferentes. Se lo vendían como un producto financiero “seguro y rentable” para invertir sus ahorros.Ahora sabemos que era una gigantesca estafa. Los bancos sabían que las preferentes no valían nada. Y únicamente buscaban colocarlas rápidamente para evitar pérdidas.¿Cómo lo hicieron? Se diseñó una estrategia consistente en buscar a los clientes más débiles e indefensos. En avalancha, y siguiendo directrices “de arriba”, los directores de las oficinas corrieron a estafar a los clientes que sabían no podrían defenderse.Seleccionaron a ciegos que no podían leer el contrato, a enfermos de Alzheimer cuya conciencia estaba anulada, a pensionistas sin familia o cuasi analfabetos… Y les vendieron “gato por liebre”, ofreciéndoles las preferentes como una oportunidad para “sacar rendimiento a sus ahorros”.La estafa es completa, el atraco es abierto, las víctimas se cuentan por miles, y los culpables están señalados… ¿Entonces, los ladrones estarán en la cárcel, y los estafados podrán recuperar su dinero?Nada de eso. Si Ruiz Mateos estafa con los pagarés de Nueva Rumasa, o los propietarios del Forum Filatélico atracan a sus inocentes clientes, entonces sí son acusados y juzgados. Pero si el ladrón, como es el caso de las preferentes, es un importante banquero… entonces la cosa cambia, y mucho.Lo que en un caso es delito… en otro se hace legal. E incluso la Comisión Europea dicta un mandato para que se imponga que las víctimas del atraco pierdan entre un 60% y un 80% de su dinero. Y es que hay robos que son legales.¿Cómo es posible que los bancos corrieran a atracar a pensionistas, ciegos y enfermos de Alzheimer? ¿Es que los banqueros españoles son tan degenerados como aparentan?Lo cierto es que lo son mucho más. Bertold Brecht se preguntaba en los años treinta: “¿quién es más ladrón, el que atraca un banco o el que lo funda?”Ocho décadas después, la respuesta no puede ser más rotunda.

Deja una respuesta