Campaña de la PAH para exigir las 100.000 viviendas de la Sareb

“La Sareb es Nuestra”

La PAH lanza su campaña desde la denuncia: las viviendas del Sareb que “deberí­an ser nuestras… porque se han pagado con el dinero de todos”, se utilizan “para especular y enriquecer a unos pocos”.

La Sareb concentra los activos tóxicos de las cajas y bancos quebrados y rescatados con dinero público. Son viviendas acabadas o en construcción sin vender y las deudas de promotores y constructoras fallidas. La Sareb es parte del proceso de rescate financiero exigido por la Troika y su Memorándum de condiciones.

Con más de 106.000 propiedades es la inmobiliaria más grande de Europa. Aunque oficialmente solo el 45% es público y el otro 55% de las entidades rescatadas, la realidad es que también esta parte es en su mayoría dinero de todos, puesto que fue con miles de millones de nuestro dinero como se sanearon y taparon los agujeros negros de las cajas que han acabado en manos de la gran banca por 1 euro. Dinero que estamos pagando sufriendo todo tipo de recortes en educación, sanidad y otros servicios públicos y prestaciones.

Ahora, como denuncia la PAH, “en vez de garantizar el derecho a la vivienda para cientos de miles de ciudadanos que se encuentran en la calle, su objetivo es vender activos con un 15% de beneficio” que irá a engordar aún más los beneficios de la gran banca.

Las exigencias de la PAH.

Para la PAH, las 2.000 viviendas cedidas por la Sareb a las comunidades autónomas gracias a la presión social en 2014 llegan “demasiado tarde” y, sobre todo, “son demasiado pocas”. Apenas el 2% de las más de 100.000 viviendas que tiene.

“La Sareb concentra los “activos tóxicos” de las cajas y bancos quebrados y rescatados con dinero público, es parte del proceso de rescate financiero exigido por la Troika”

La PAH pretende con su campaña de movilización apoyar una serie de exigencias. Empezando porque la Sareb y las cuatro entidades que gestionan sus activos -tres de ellos fondos de inversión norteamericanos- dejen de actuar como una “mafia” frente a las personas que necesitan una vivienda o están afectadas por las hipotecas.

La PAH exige que las viviendas de la Sareb pasen a tener una función social y constituir un gran parque de viviendas con alquileres estables y asequibles. Al mismo tiempo que exige un compromiso a las fuerzas políticas para que se apruebe una ley que “de una vez por todas acabe con esta injusticia”.

Una reivindicación que es también una de las 34 exigencias del programa de Recortes Cero en su punto 13: ““Paralización de los desahucios, aprobación de una ley de dación en pago retroactiva y puesta en marcha de un parque público de alquileres sociales con las viviendas vacías de la banca rescatada”.”

Deja una respuesta