La primavera española en la plaza

“En la era de Twitter y las redes sociales, el levantamiento se llevó a cabo simultáneamente en cuarenta ciudades de España, pero el centro neurálgico está aquí­, al pie de la estatua ecuestre del rey Carlos III, frente a la sede de la Comunidad de Madrid, bajo el histórico letrero de neón de Tí­o Pepe. Y lo más importante, a sólo cuatro dí­as de elecciones municipales en el paí­s”

Jóvenes, ensionistas, familias unidas contra el sistema político-financiero, los recortes provocados por la crisis, el férreo bipartidismo parlamentaria, la corrupción, la banca, la ley electoral actualmente en vigor. No hay un líder, o aún no lo hemos visto, en la "Acampada Sol", un campamento como telón de fondo tentador para algún partido minoritario. "No hay nada que hacer, aquí no hacemos propaganda" es la respuesta de Puerta del Sol, a pesar de que la plaza tira hacia el abstencionismo para el próximo domingo. Mientras tanto, los manifestantes se están organizando para resistir al menos hasta el cierre de las urnas, el 22 de mayo. (CORRIERE DELLA SERA) THE WALL STREET JOURNAL.- ¿Puede tener un final feliz la tragedia griega? Muchos inversores creen que el país tiene pocas posibilidades de evitar la suspensión de pagos. Sus escasas esperanzas para eludir este trance dependen de un plan para recaudar 50.000 millones de euros de privatizaciones y activos inmobiliarios para el 2015 y entre 12.000 y 17.000 millones de euros de aquí a 2013. El anuncio que ha hecho Atenas hoy miércoles sobre la serie de privatizaciones que piensa acometer hacen pensar que el país por fin se ha tomado en serio sus compromisos. Sin embargo, el riesgo de que no se ejecuten sigue siendo elevado. A Grecia no le faltan activos. Según datos de la OCDE, el valor de sus empresas estatales asciende a 44.000 millones de euros. Esto incluye puertos, empresas energéticas, del sector transporte, y loterías y apuestas, entre otras Italia. Corriere della Sera La primavera española en la plaza Elisabetta Rosaspina Si ha funcionado en Reykjavik, en El Cairo y Saná, ¿por qué no en Madrid? "Sí, acampamos" al menos 5.000 españoles anunciaban que, después de un vano intento de desalojo por la policía, seguirían acampando por segundo día en el "punto cero" de la capital ibérica: la Puerta del Sol. En la era de Twitter y las redes sociales, el levantamiento se llevó a cabo simultáneamente en cuarenta ciudades de España, pero el centro neurálgico está aquí, al pie de la estatua ecuestre del rey Carlos III, frente a la sede de la Comunidad de Madrid, bajo el histórico letrero de neón de Tío Pepe. Y lo más importante, a sólo cuatro días de elecciones municipales en el país. Para los partidos tradicionales, en contra de los cuales los manifestantes salieron a las calles, la ‘Primavera española’ no puede florecer en peor momento: toda la atención se centra ahora en el heterogéneo movimiento que se inició con un utópico nombre, el de la plataforma "Democracia real ya" (democracia verdadera ahora), pero que ahora ha pasado a ser conocido como el "15 M", 15 de mayo, fecha en la que por un boca a boca virtual comenzó el rally. Jóvenes, pensionistas, familias unidas contra el sistema político-financiero, los recortes provocados por la crisis, el férreo bipartidismo parlamentaria, la corrupción, la banca, la ley electoral actualmente en vigor. No hay un líder, o aún no lo hemos visto, en la "Acampada Sol", un campamento como telón de fondo tentador para algún partido minoritario. "No hay nada que hacer, aquí no hacemos propaganda" es la respuesta de Puerta del Sol, a pesar de que la plaza tira hacia el abstencionismo para el próximo domingo. Mientras tanto, los manifestantes se están organizando para resistir al menos hasta el cierre de las urnas, el 22 de mayo. Incluso en otras ciudades como Barcelona (Plaza Catalunya), Zaragoza y Granada, los participantes se preparan para resistir: en Barcelona, ​​donde no acudió la policía, pero si los cañones de agua del camión de limpieza para desalojar el campamento, los organizadores han acordado asumir directamente la limpieza, para evitar el desalojo. En Zaragoza, sin embargo, los jóvenes pasan su tiempo simulando la acción de los agentes y los métodos de resistencia pasiva. En Granada, la policía ha tenido la última palabra. Pero en Twitter la insurgencia es, por el momento, imparable. CORRIERE DELLA SERA. 18-5-2011 EEUU. The Wall Street Journal ¿Puede tener un fina feliz la tragedia griega? Richard Barley ¿Puede tener un final feliz la tragedia griega? Muchos inversores creen que el país tiene pocas posibilidades de evitar la suspensión de pagos. Sus escasas esperanzas para eludir este trance dependen de un plan para recaudar 50.000 millones de euros de privatizaciones y activos inmobiliarios para el 2015 y entre 12.000 y 17.000 millones de euros de aquí a 2013. El anuncio que ha hecho Atenas hoy miércoles sobre la serie de privatizaciones que piensa acometer hacen pensar que el país por fin se ha tomado en serio sus compromisos. Sin embargo, el riesgo de que no se ejecuten sigue siendo elevado. A Grecia no le faltan activos. Según datos de la OCDE, el valor de sus empresas estatales asciende a 44.000 millones de euros. Esto incluye puertos, empresas energéticas, del sector transporte, y loterías y apuestas, entre otras. Además, el Gobierno controla infraestructuras cuyo valor oscila entre los 200.000 y los 300.000 millones de euros, como la sede de los Juegos Olímpicos de 2004, instalaciones militares y terrenos utilizados para la construcción incontrolada de viviendas. Sin embargo, a pesar de los compromisos ante el FMI y la Comisión Europea, Grecia ha tardado en reaccionar, en parte por temor a provocar más protestas de la ciudadanía. A diferencia de las privatizaciones de Reino Unido en la década de los ochenta, es probable que Grecia tenga que vender la mayor parte de sus activos a inversores extranjeros, lo que aumenta las suspicacias. Pero las actitud en la calle está cambiando: según una reciente encuesta, al menos siete de cada diez griegos están a favor de la privatización y el Ejecutivo socialista cuenta con el apoyo de la oposición de derechas para el programa de venta de activos. Lo difícil será encontrar inversores dispuestos a depositar su dinero en Grecia. Gas Natural ya ha anunciado su intención de presentar una oferta por la energética DEPA; el aeropuerto internacional de Atenas también despertaría interés en la comunidad internacional, aunque el valor de la operación dependerá de las condiciones de un nuevo acuerdo de concesión. Hay muchos obstáculos por salvar. En el sector inmobiliario, por ejemplo, Grecia todavía está creando un registro de terrenos unificado y sus bancos se dedican ahora a catalogar los activos inmobiliarios. Las condiciones de los promotores no están claras, aunque Grecia espere que el sector inmobiliario le ayude a recaudar entre 35.000 y 50.000 millones de euros, un objetivo enormemente ambicioso. Aun así, la recompensa vale la pena. Si Atenas consigue captar 50.000 millones de euros, el equivalente al 20% del PIB, la deuda de Grecia con respecto al PIB caería hasta el 134% en 2015 frente a las actuales previsiones, del 151%, según el FMI. Además, su nivel de deuda comenzaría a disminuir, aumentando la esperanza de su sostenibilidad. Las previsiones excluyen otros beneficios económicos, como un incremento de la inversión extranjera en otros sectores de la economía o un aumento de la productividad. Grecia se enfrenta en este momento a una revolución al más puro estilo thatcherista. La comparación nos hace recordar que lo que se promete se puede conseguir, siempre que haya un político como Thatcher. THE WALL STREET JOURNAL. 19-5-2011

Deja una respuesta