La ONT frena el proyecto de donaciones pagadas de riñón de EE.UU.

El Comité de Trasplantes del Consejo de Europa ha rechazado por unanimidad un proyecto de intercambio global de riñones claramente desigual y que sólo puede considerarse como un claro mercado de órganos.

El proyecto norteamericano viene impulsado por la empresa Global Kidney Exchange y goza del aval del Premio Nobel de Economía, Alvin Roth.

Se trata de un programa que buscaría abrir la posibilidad de buscar donantes de riñón, para pacientes de un país rico, en un país de renta media o baja, a cambio de pagar la operación de trasplante a otro paciente de ese país pobre que no se lo pueda costear por sus propios medios. Lo cual reduce la donación de órganos a una transacción comercial.

Ejemplo de cómo funciona: Tenemos una pareja norteamericana, donde uno necesita un trasplante de riñón y el otro es un donante que no es compatible para esa pareja. Luego tenemos una pareja en un país pobre en situación similar, salvo que el riñón si es compatible. Lo que pasa es que el paciente necesitado de riñón no puede pagar la operación. El programa le paga la operación al paciente del país pobre a cambio de que su pareja le entregue su riñón al paciente norteamericano.

Se trata de “una clara compraventa. La pareja de otro país no entra en la cadena porque sean incompatibles entre ellos, como los demás, sino por no poder pagarse la operación”. Así de contundente se ha expresado Beatriz Domínguez-Gil, directora de la ONT (Organización Nacional de Trasplantes) de España. La ONT estuvo a la cabeza de la denuncia de este proyecto y fue gracias a ellos que el Consejo de Europa lo ha rechazado al final. Este proyecto convierte el acto solidario de donación de órganos en un mercado.

Y además, Beatriz Domínguez-Gil declara que se trata de un trato desigual, que se aprovecha de la situación de indefensión del paciente del país pobre y en la que sale perdiendo: “Ese pago no incluye ningún seguimiento, sólo la inmunosupresión por 10 años. Si hay que trasplantar de nuevo, nada; si el donante tiene problemas, tampoco. Es un pago en especies. No solidaridad”.

España es el país con mayor número de donantes de órganos. Por eso es normal que sea España la que denuncie y persiga una práctica que trata a los órganos y pacientes como mercancía y no como personas. Y que encima se aprovecha de la situación de pobreza de un país para beneficio de los pacientes de otro.

Un comentario sobre “La ONT frena el proyecto de donaciones pagadas de riñón de EE.UU.”

Deja una respuesta