La mesa por el blindaje de las pensiones responde al FMI

La Mesa Estatal por el Blindaje de las Pensiones (MERP) ha expresado su rechazo a las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) a España para que prolongue la vida laboral y potencie los planes privados de pensiones.

La mesa, formada por más de 300 organizaciones, ha subrayado que estas recomendaciones del FMI no hacen más que reforzar la idea de que es necesario blindar las pensiones en la Constitución.

El FMI pide limitar la subida de las pensiones al 0,25% y que se completen con planes privados. Aunque la MERP asegura no estar en contra de los fondos privados de pensiones, la mesa se opone a que éstos hagan negocio “a costa de las pensiones públicas”. “Para eso es imprescindible blindar las pensiones en la Constitución, prohibiendo de forma expresa su privatización” afirman

“Nadie abrió un debate sobre la sostenibilidad del pago de la deuda antes de blindarla en la Constitución, dándole a su pago prioridad absoluta ¿por qué habría de hacerse con las pensiones?”, se pregunta la plataforma.

Más de 300 organizaciones y 80 personalidades respaldan a la MERP que recientemente ha publicado en la prensa un manifiesto para pedir blindar las pensiones en la Constitución.

Reclaman una reforma de la Constitución que incluya “la prohibición expresa de que cualquier Gobierno, actual o futuro, pueda tocar, recortar o privatizar, total o parcialmente, el Sistema Público de Pensiones, y que recoja como obligación constitucional el mantenimiento del poder adquisitivo real de las pensiones’. Entre las organizaciones se encuentran sindicatos, autónomos y pymes, jubilados y juventud, partidos y asociaciones, LGTBI y religiosas.

Entre las personalidades están el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, los escritores Juan José Millás y Rosa Montero, las actrices Aitana Sánchez Gijón, Ana Belén y Charo López, y el actor y director de cine Raúl Arévalo. Además, 50 ayuntamientos apoyan ya la moción de la MERP por el blindaje constitucional de las pensiones, como el de Santiago de Compostela, Oviedo, Pamplona o Zaragoza, y el del Parlamento de Cantabria.

Deja una respuesta