Evelio Monfort, Plataforma Ciutadana en defensa de les Terres del Síªnia

La lucha vecinal contra el proyecto Castor

Temblor y terror en el Golfo de Valencia. La lucha vecinal para paralizar la inyección de gas del proyecto Castor ha surtido efecto cuando sus advertencias sobre el peligro sí­smico se han hecho realidad. Después de la paralización, la lucha sigue.

“Somos un grupo de gente que empezamos en 2007 porque se iba a instalar una planta de gas delante de nuestro pueblo, a un kilómetro de distancia. Considerábamos que era una aberración, una locura, dejar que una planta gasista tan cerca de un pueblo con sus colegios, etc.

Empezamos a movilizarnos y logramos que se pusiera a cinco kilómetros. Luego empezamos a investigar la información que manejaban esta gente para lo que iban a hacer: un depósito submarino de gas para almacenar.

Con toda la información que nos llegó valoramos que era una locura inyectar gas en una falla marina donde en su día se explotó petróleo. En concreto, quedando una gran cantidad de petróleo todavía dentro que se inyectase gas con el posible peligro de terremotos. Por desgracia, después de siete años ha ocurrido. Hay terremotos.

¿Cuál es la situación ahora mismo en cuanto a la actividad sísmica y la tranquilidad de los vecinos?

Esta misma noche (del 19 al 20 de octubre) ha habido cuatro movimientos sísmicos. Aquí ocurren dos cosas diferentes. Una cosa son los terremotos que se notan y si no son movimientos sísmicos. Movimientos sísmicos estamos teniendo la mayor parte de los días. Hay días que hay uno, otros tres, otros cuatro… Esta noche han sido cuatro que no se notan, pero es que “llevamos quinientos veinte o quinientos treinta en una zona donde antiguamente se producían diez movimientos que no se notaban en un año”. Claro, esto es una exageración.

Pero, van a menos…

Sí. La novedad sin embargo es que no haya ninguno. Además, ten en cuenta que en EEUU, en Denver, se hizo la misma locura que se ha hecho aquí, poner gas en una falla, y se pasaron 20 años con movimientos sísmicos.

Lo que es ilógico es que habiendo ocurrido esto allí, aquí no se haya prevenido que ocurra lo mismo.

Pero en su momento se justificó el proyecto en nombre de la independencia energética del país, incluso un informe militar lo calificaba de proyecto estratégico. ¿Qué hay de verdad?

Yo hace tres días leí que todo el gas que esta empresa puede suministrar en caso de que se suspendiera el suministro normal de gas al país, según ellos mismos, cubren cincuenta días para un tercio de la población. Esta es una información a medias, una media verdad, y por tanto es casi una mentira.

Verás, que un tercio de la población española tenga gas para cincuenta días se puede resolver con camiones cisterna. “¿Necesitamos tener este mamotreto y correr un riesgo sísmico y ecológico tal como este para un problema que se resuelve poniendo un camión cisterna en cada pueblo?” Porque el riesgo lo corremos aunque no inyecten gas. Hay una enorme llama quemando las 24 horas del día quemando metales pesados o vete tú a saber qué, porque nadie nos lo quiere decir. ¿No es más barato comprar camiones cisterna? Tanto gasto para tan poco. Pues no, de ninguna manera. Qué miran por su bolsillo. Claro si miras por tu bolsillo son necesarias unas cosas, si miras por el bien general hacen falta otras.

¿Qué opinión os merece la sentencia del Tribunal Supremo de que el Estado tiene que pagar la indemnización a Florentino Pérez por el cese de actividad?

La próxima semana vamos a presentar una denuncia por daños ecológicos y enviaremos una carta al Ministerio. Lo que hicieron estuvo bien, presentaron una denuncia en el mes de marzo, pero lo han hecho mal, tienen que presentar la denuncia con otros requisitos. Si nos hace caso, cuando vuelva a ir al Tribunal Supremo le darán la razón al Ministerio. Y si no nos la darán a nosotros, porque es totalmente ilógico que una empresa cobre hasta cuando termina de operar. Siempre hemos denunciado que lo que le tenía que exigir el Ministerio a la empresa era un plan de desmontar la planta al terminar la actividad. Pero el Ministerio no hizo nada de esto. No les pide el plan y encima les dice “mire, cuando acaben nos dan a nosotros un inmueble en desuso estropeado, le vamos a pagar por lo que no ha gastado y además lo desmontamos nosotros”. Es ilógica pura lo cojas por donde lo cojas.

Pero el estado no parece tener la intención de demandar a ACS-ESCAL-UGS por fraude al no haber aportado informes sismológicos para acceder al proyecto…

Nuestra denuncia va a eso precisamente. A que el gobierno nos enseñe a nosotros o al fiscal, que creo que nos lo tendría que enseñar a todos, los informes que en su día se le pidieron a la empresa. Y que la empresa no hizo, o no los ha enseñado. Porque si la empresa hizo un estudio sismológico que decía que había peligro de terremotos que podían llegar a fuerza 4 o 5, pues considero que lo que debe hacer el gobierno es cancelarlo todo y denunciar a la empresa por daños a la población. Y si no hizo este informe, para qué vamos a indemnizar a la empresa por una cosa que era su obligación hacer? Como en muchos de los escritos que tiene la plataforma se ve.

Podemos tardar quince o veinte días, porque la plataforma no tenemos prisa, cada vez que hacemos una cosa lo importante es hacerla bien, y que nadie nos pueda decir que nos hemos equivocado. Y en quince días le enviaremos un requerimiento al Ministerio diciendo “señor ministro, mire ustedes han hecho tales cosas mal y ahora tienen ustedes que ir por aquí y por aquí”. Ya está. Así es como pensamos que hay que funcionar. Sin mucha estridencia. Que el Ministerio actúe de oficio contra la empresa como tiene que ser.

¿Tenéis contacto con otros movimientos?

Tenemos contactos con los del pueblo de al lado, Vinaroz, con los de Ecologistes en Acció de Vinaroz. Nosotros vamos a presentar una denuncia ante la fiscalía, los compañeros de Vinaroz también han dicho que se apuntarán a la misma.

En Alcanar, desde el primer momento, cuando quisieron montar en 2007 la planta terrestre la montaban a un kilómetro de Alcanar. Aquí es donde ha habido un rechazo total, primero porque la iban a poner delante del pueblo, segundo porque era gas y si te acuerdas,” hace 35 años en el cámping de Els Alfacs, en Alcanar, hubo una explosión de un camión cisterna cargado de gas. Por eso el pueblo está sensibilizado” y cuando oye gas a la gente se le pone la piel como escarpias.

¿Pero no sería necesario un frente unitario para detener que el estado, mande quien mande, siempre legisle a favor de los grandes monopolios y de su impunidad?

Sí, es lo que dices. Siempre apoyan al más fuerte y desprecian al más débil. Lo hemos asumido desde el principio. No nos hemos puesto en contacto con más organizaciones entre otras cosas porque nos quedó mal sabor de boca en un principio cuando empezamos. Nosotros somos ecologistas como lo es cualquier persona que vive en una zona agrícola. Hay mucha agricultura, nuestros edificios son bajos, como mucho tres pisos. Nuestro ecologismo igual es diferente al de una persona de ciudad. Al principio no sabíamos dónde ir. Llamamos a muchas puertas ecologistas y se nos cerraron. Se nos decía que la preocupación eran las ballenas en el Japón, que esto era aún una cosa a futuro, que más adelante ya veríamos. Nosotros nos daba igual no salir en la prensa, y nos apartamos de organizaciones porque fuimos apartados, no porque no quisiéramos. Ha sido una lucha de un pueblo pequeño contra un monstruo, hemos hecho manifestaciones, todo lo que hemos podido. Hemos ido a Bruselas, a Madrid, hemos hablado con ministros… aquí vamos a hacer lo que tengamos que hacer, sin más.

¿Cuáles son los próximos pasos por parte vuestra?

Vamos a seguir presentando denuncias, hasta en Bruselas. Como ya estuvimos allí presentando denuncias por motivos ecológicos pero también al Banco Europeo de Inversiones diciendo “lo que van ustedes a hacer es una locura, dejar dinero a esta gente sin saber lo que se ha hecho donde quieren inyectar gas… nosotros les mandamos cartas diciendo lo que habían hecho* y ahora les mandaremos otras diciendo que ya les dijimos que esto podía ocurrir, ha ocurrido y deberían exigir la devolución de este crédito de 1.400 millones en eurobonos. Si no hay dinero, cojan lo que puedan pero “no nos pidan a todos los españoles que paguemos un dinero que en su día ya les dijimos que estaba mal dado””. Iremos a hablar con industria y agricultura, para que vayan al Supremo de otra manera. Seguiremos con movilizaciones aquí y en Vinaroz. Nos vamos a adherir a sus asambleas y manifestaciones y ellos a las nuestras. Nosotros somos asamblearios, la asamblea manda.

*Aquí han aprovechado un antiguo depósito de la Shell. Cuando se fueron dejaron gran cantidad de petróleo sin extraer e hicieron un informe diciendo que no se pusiera más líquidos dentro del depósito por peligro de movimientos sísmicos. Ellos reconocieron que sacando petróleo habían llegado a provocar terremotos de fuerza 4. Esto lo tenemos desde el principio, y siempre nos hemos basado en estos y otros informes. Como somos parte afectada de la causa, nos llegaron desde Valencia informes sobre posibles terremotos.

¿Quieres añadir algo más?

Has tocado todas las teclas que hay aquí. Estamos haciendo lo contrario de lo que haría una plataforma normal. Se supone que tú haces follón para que se te oiga y el gobierno te calla la boca con informes. Aquí es al revés. El informe no llega, el gobierno calla y la plataforma tranquiliza a la gente. El gobierno no explica por qué hay una llama de 5-6 metros de altura quemando las 24 horas del día. ¿Puede producir lluvia ácida, intoxicaciones…? Hace 15 días el Ministerio mandó sus técnicos, a los dos días fueron la Guardia Civil a la Planta Marina. ¿A qué fueron? No lo sabemos. Tendrían que hablar ellos no nosotros.

Si quieres saber más visita www.plataformapelsenia.blogspot.com.es

Deja una respuesta