La hora de la verdad para España

“Pero los bancos de ahorros de España —las cajas— siguen acosados por problemas serios, lo que significa que sus prestamistas en Alemania, Francia, Gran Bretaña, EE.UU. y otros paí­ses también podrí­an tener serios problemas. Incluso con más inyecciones de capital, algunas de las cajas no alcanzarán los requisitos mí­nimos de capital básico de Madrid, arrojando pérdidas para los acreedores públicos y privados. Lo que no sabemos es cuál será el daño que sufrirá el gobierno español o cualquiera de los prestamistas de los bancos.”

Lo que imorta ahora es que el gobierno actúe con rapidez. Mientras más espere Madrid para limpiar estos bancos, más costoso será para todos, ya que los financistas extranjeros piden sumas cada vez mayores para extenderle crédito al sistema español. Un agujero creciente de deuda regional sólo agravará el problema. El gobierno socialista debe mostrar el mismo coraje para limpiar el sector de manera definitiva, o enfrentar un ajuste de cuentas que ni España ni Europa en su conjunto están en condiciones de afrontar. (THE WALL STREET JOURNAL) DIARIO DEL PUEBLO.- En los pasados 10 años, EEUU ha tratado a la India como rival de Pakistán, considerándolo además socio estratégico global – proveyéndole de combustible y tecnología nucleares para uso civil – a la vez que permitía que la India desplegara su influencia en Afganistán. La visita de Clinton a la India consolidará esa cooperación. En cambio, EEUU asume a Pakistán como mero socio regional en su lucha contra el terrorismo y su asistencia a Islamabad siempre se ha promovido con condiciones, algunas de las cuales han dañado la soberanía y la seguridad de Pakistán. También, EEUU ha frustrado los esfuerzos de Pakistán por desarrollar la energía nuclear para uso civil y la construcción de oleoductos. EEUU. The Wall Street Journal La hora de la verdad para España El gobierno español no perdió el tiempo para desestimar los resultados de las pruebas de solvencia de la semana pasada realizadas por la Unión Europea, que reprobaron cinco bancos españoles. Y quizás a Madrid se le pueda perdonar un poco de indignación en esta etapa, ya que reveló mucho más sobre su sistema bancario que el del resto de la UE. Por ejemplo, el prestamista Helaba, controlado por el Estado alemán, probablemente se hubiera sumado al Club de los Reprobados si el banco hubiera permitido que sus resultados fueran publicados. Pero los bancos de ahorros de España —las cajas— siguen acosados por problemas serios, lo que significa que sus prestamistas en Alemania, Francia, Gran Bretaña, EE.UU. y otros países también podrían tener serios problemas. Incluso con más inyecciones de capital, algunas de las cajas no alcanzarán los requisitos mínimos de capital básico de Madrid, arrojando pérdidas para los acreedores públicos y privados. Lo que no sabemos es cuál será el daño que sufrirá el gobierno español o cualquiera de los prestamistas de los bancos. Un riesgo clave para el sistema español sigue siendo el mercado de bienes raíces. Incluso cuando los precios de las viviendas están 22% por debajo de su pico de 2007, la oferta aún supera la demanda. Y aún en diciembre pasado, algunas de las cajas seguían ofreciendo financiación hipotecaria al 100% y otros artilugios. Al subsidiar hipotecas han podido inflar los valores de sus activos y mantener los precios nominales de las propiedades artificialmente altos. El banco de España ha estimado que los prestamistas con problemas no necesitarían más de 20.000 millones de euros para compensar su escasez de capital, pero varios analistas calculan la cifra en más de 45.000 millones, según cuánto caigan eventualmente los precios de los bienes raíces en España. Madrid —con una ratio de deuda muy por debajo del promedio de la UE, con 63,6% del PIB— puede afrontar mejor la recapitalización de sus bancos que la mayoría de sus vecinos. La verdadera pesadilla española ocurriría si severas pérdidas bancarias se suman a una creciente deuda subnacional. Los gobiernos regionales españoles controlan más de un tercio del gasto público y pueden emitir sus propios bonos. Pero si uno de esos gobiernos no logra pagar sus cuentas, Madrid debería afrontar la carga. En mayo, 13 de estas 17 regiones celebraron elecciones, y sus nuevos líderes ahora están ocupados inspeccionando los libros de sus predecesores, y encontrando agujeros preocupantes en su contabilidad. El nuevo gobierno de Castilla La Mancha, por ejemplo, advirtió la semana pasada que su déficit presupuestario podría ser más del doble de lo que se creía. Si hubiera más revelaciones de ese tipo, España podría enfrentar una severa crisis de deuda regional, la cual no parecen haber considerado ni la autoridad bancaria de la UE ni el Banco de España. Esa perspectiva vuelve más urgente que Madrid saque a sus bancos con problemas de su situación de dependencia del Estado. Ya está en proceso de nacionalizar una de las cajas a través de su fondo de rescate bancario, y en los próximos días y semanas probablemente tome medidas similares con otros bancos que no pueden acudir a los mercados de capital privado. La mejor estrategia para Madrid sería terminar con rapidez lo que comenzó. Durante años, las cajas han sido los Fannie Mae y Freddie Mac (grandes organismos hipotecarios estadounidenses) de España, aislados de las presiones del mercado y demasiado poderosos en lo político como para que se permita que quiebren. Sacarlos de la órbita gubernamental —lo cual según Madrid es su meta— demandaría una reestructuración radical, junto con despidos masivos y cierre de sucursales. Incluso en ese caso algunas de las cajas no podrían mantenerse en pie por sí solas y deberían ser subastadas. Lo que importa ahora es que el gobierno actúe con rapidez. Mientras más espere Madrid para limpiar estos bancos, más costoso será para todos, ya que los financistas extranjeros piden sumas cada vez mayores para extenderle crédito al sistema español. Un agujero creciente de deuda regional sólo agravará el problema. Pero dado que se celebrarán elecciones nacionales en marzo —posiblemente antes— el incentivo del gobierno será dejar pasar el tiempo. El gobierno socialista español merece crédito por imponer mayor transparencia en su sistema bancario que cualquier otro gobierno en Europa continental. Ahora debe mostrar el mismo coraje para limpiar el sector de manera definitiva, o enfrentar un ajuste de cuentas que ni España ni Europa en su conjunto están en condiciones de afrontar. THE WALL STREET JOURNAL. 21-7-2011 China. Diario del Pueblo Errada política de Washington en Asia Meridional Fu Xiaoqiang A nadie asombra que el antiterrorismo haya sido uno de los temas principales en el orden del día de la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, durante su visita a la India. Aunque ninguna organización extremista se ha adjudicado la responsabilidad por el triple atentado con bomba de la semana pasada en Mumbai, los mismos hicieron recordar a los medios informativos indios el ataque terrorista a esa misma ciudad en 2008, llevado a cabo por elementos infiltrados en la India desde Pakistán. Los atentados de la semana pasada en la capital empresarial de la India suponen nuevos desafíos para este país y Pakistán, rivales de larga data en el sur de Asia. Algunos medios de prensa indios han hecho alusión a la posible implicación de extremistas islámicos de Pakistán en el más reciente ataque contra Mumbai. Por otro lado, las relaciones entre EEUU y Pakistán se han resentido tras el asesinato del cabecilla de la red Al Qaida, Osama bin Laden, según quedó claro luego de que la administración de Barack Obama revelara su nueva estrategia anti-terrorista y suspendiera sus $800 millones anuales en ayuda militar a Islamabad. Clinton dijo que su país ha dejado en claro a Pakistán que el enfrentamiento al terrorismo en todas sus formas va en el interés de Islamabad. El ministro de Relaciones Exteriores indio, S.M. Krishna, se sumó a los llamados, al subrayar la necesidad de eliminar los santuarios terroristas en Pakistán, en bien de la paz y la estabilidad regionales. La semana pasada, Krishna acogió de buen grado la decisión de Washington de suspender la ayuda militar a Islamabad. EEUU y la India están haciendo lo contrario de lo que deberían para ayudar a Pakistán a luchar contra los terroristas. El endurecimiento en la postura de ambos podría provocar a los paquistaníes, ayudando a consolidar las bases de extremistas islámicos en Pakistán. La incursión secreta de EEUU en el escondite de bin Laden es apenas un ejemplo del deterioro de las relaciones entre Washington e Islamabad. Una de las razones principales que condujeron al enfriamiento de los lazos bilaterales fueron los ataques aéreos regulares de las tropas de EEUU desplegadas en Afganistán contra blancos terroristas en el lado paquistaní de la frontera de paquistano-afgana, que han dejado múltiples víctimas civiles y desatado protestas e indignación públicas en Pakistán. En los pasados 10 años, EEUU ha tratado a la India como rival de Pakistán, considerándolo además socio estratégico global – proveyéndole de combustible y tecnología nucleares para uso civil – a la vez que permitía que la India desplegara su influencia en Afganistán. La visita de Clinton a la India consolidará esa cooperación. En cambio, EEUU asume a Pakistán como mero socio regional en su lucha contra el terrorismo y su asistencia a Islamabad siempre se ha promovido con condiciones, algunas de las cuales han dañado la soberanía y la seguridad de Pakistán. También, EEUU ha frustrado los esfuerzos de Pakistán por desarrollar la energía nuclear para uso civil y la construcción de oleoductos. Si EEUU es realmente serio en la lucha contra el terrorismo en el sur de Asia, debe tratar a la India y a Pakistán sobre bases de igualdad. De tal modo, promoverá la paz en la región y conseguirá eventualmente su meta de acabar con el terrorismo. De lo contrario, podría encarar un resultado opuesto. DIARIO DEL PUEBLO. 21-7-2011

Deja una respuesta