SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

La economí­a española se asoma a otra recesión

Curas de sangre. Paul Krugman comparaba hace pocas semanas las medidas de austeridad de los Gobiernos con aquella vieja práctica médica que consistía en realizar sangrías al paciente con el objetivo de curar enfermedades, pero al final, debilitaban tanto al paciente que, a veces, le empujaban al hoyo. El Nobel se quejaba de que, mientras la ciencia había dejado las sangrías, muchos economistas la tienen como credo. Sangrías para unos, purgas necesarias para otros, España explora los límites de la austeridad. La caída del gasto público y del ladrillo hundieron la demanda interna en el tercer trimestre del año y estancaron la economía. El riesgo de recaída se agranda.

Crecimiento nulo. Esa es la estimación que ayer hizo pública el Banco de España con todas las cautelas. El organismo apunta unos “pequeños avances” del consumo de los hogares (0,1%) y de la inversión de las empresas (0,6%) incapaces de contrarrestar el recorte “sustancial” del gasto público y de la construcción.

Deja una respuesta