Los derechos humanos amenazados por la crisis económica. Último informe de Amnistí­a Internacional.

La crisis más calamidades para los má pobres.

Publicado el pasado jueves, Amnistí­a Internacional denunció los “atentados” a los derechos económicos y sociales en África son ahora la amenaza a los derechos humanos y afirma que se verán agravados por la crisis financiera. Poniendo de manifiesto la situación de los que viven en la pobreza, haciendo hincapié que los disturbios por el hambre que se han celebrado en Burkina Fasso, Camerún, Senegal, fueron reprimidas con gran brutalidad de “manera desproporcionada y con total impunidad” por las autoridades, en Camerún una centena de personas fueron asesinadas, a finales de febrero en las manifestaciones por los altos precios de los alimentos y reclamando un aumento de los salarios. Además, la organización de defensa de los derechos humanos se refiere a la fuerte represión contra algunos africanos a causa de su opción religiosa y sexual.

“La recesión económica mundial reroduce el patrón del cambio climático: los ricos han causado la mayor parte de la destrucción, pero son los desfavorecidos quienes sufren las peores consecuencias. Aunque nadie está a salvo de la amarga punzada de la crisis económica, las cuitas de los países ricos no son nada comparadas con las calamidades que se ciernen sobre los más pobres. Desde los trabajadores migrantes en China hasta los mineros de Katanga, en la República Democrática del Congo, la gente que intenta desesperadamente salir de la pobreza se está llevando la peor parte…”“…Aún es demasiado pronto para predecir todos los efectos que tendrá en los derechos humanos el despilfarro de los últimos años, pero no hay duda de que la sombra que la crisis económica proyectará sobre estos derechos será alargada. También es patente que los gobiernos no sólo han renunciado a la regulación económica y financiera en favor de las fuerzas del mercado, sino que además han fracasado estrepitosamente a la hora de proteger los derechos humanos, la vida y el sustento de las personas Miles de millones de personas sufren inseguridad, injusticia y humillación. Estamos ante una crisis de derechos humanos…”“…La falta de comida, empleo, agua no contaminada, tierra y vivienda, junto con el aumento de la desigualdad y la inseguridad, la xenofobia y el racismo, la violencia y la represión, conforman una crisis mundial que requiere soluciones globales basadas en la cooperación internacional, los derechos humanos y el Estado de derecho. Por desgracia, los gobiernos poderosos están volviendo la mirada hacia sí mismos, tratando de atajar exclusivamente los problemas económicos y financieros en sus propios países y haciendo caso omiso de la crisis mundial que los rodea. Si en algún momento se plantean emprender acciones de ámbito internacional, se limitan a la economía y a las finanzas, con lo que reproducen los errores del pasado…”

Deja una respuesta