SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

La City da más opciones al pacto PP-PSOE como respuesta al nuevo Gobierno catalán

Los analistas internacionales mantienen la precaución ante la incertidumbre polí­tica en España.

El acuerdo para la elección de Carles Puigdemont como nuevo presidente de la Generalitat catalana es visto entre los inversores del centro financiero londinense como un nuevo episodio de inestabilidad política en España que puede afectar a las negociaciones para la formación del Gobierno central. Los analistas de la City creen ahora que es más posible un acuerdo entre PP y PSOE.

Según una nota enviada hoy a los inversores institucionales por Deutsche Bank, “la formación a última hora de un Gobierno pro-independencia en Cataluña eleva la presión para formar Gobierno a nivel nacional”. En opinión de su economista Marco Stringa, el acuerdo catalán “puede alimentar la sensación de una emergencia nacional que podría ser utilizada para justificar una colaboración temporal de PP, PSOE y Ciudadanos”. El banco alemán considera que “el PSOE podría abstenerse junto con Ciudadanos si esto implica la formación de un Gobierno del PP con un plazo y mandato limitados. Podría ser menos doloroso políticamente para PSOE y Ciudadanos si hubiera un cambio de liderazgo en el PP [eligiendo como presidente a otra persona distinta a Mariano Rajoy]”. Para Stringa, esta es la opción más probable, seguida de la convocatoria de nuevas elecciones y la de una alianza de izquierdas liderada por el PSOE.

Los analistas de JPMorgan, por su parte, consideran que ante el escenario de un Gobierno radical en Cataluña, “una gran coalición [PP-PSOE] sería necesaria para proporcionar una respuesta a la amenaza de secesión catalana”. Este banco estadounidense cree que, de producirse este acuerdo entre los dos grandes partidos, la prima de riesgo española respecto a la italiana bajaría en diez puntos básicos. Por el contrario, si no hay ese pacto lo más probable es que se repitan las elecciones generales, lo que podría elevar la prima de España entre 10 y 20 puntos básicos. Actualmente, el diferencial entre el coste de los bonos públicos a diez años españoles e italianos asciende a 22 puntos, tras subir 3 puntos en la jornada de hoy.

El banco británico Barclays considera que “las turbulencias políticas en España han sido incrementadas por el nombramiento de un presidente pro-independencia en Cataluña”. Según los analistas de esa entidad, “una de las vías por las que el asunto de la independencia está influyendo la política nacional es en las discusiones para crear una coalición de izquierdas. El moderado Partido Socialista podría no ser capaz de encontrar un terreno común con Podemos, principalmente porque Podemos está apoyando un referéndum en Cataluña, algo que los socialistas rechazan dentro del actual marco legal. El proceso para formar gobierno puede llevar varias semanas. No descartamos que España tenga que convocar elecciones de nuevo en el segundo trimestre de 2016, aunque no es nuestro escenario central. Seguimos esperando un acuerdo que lleve a la formación de un Gobierno en minoría”.

Desde Teneo Intelligence, en una nota a sus clientes, esta consultora londinense dice que “a nivel nacional, la cuestión clave de los acontecimientos en Cataluña será ver si afectan a las negociaciones para formar Gobierno, especialmente ante la necesidad de responder a los retos que emanarán de la región”. Según su analista Antonio Barroso, “los partidos nacionales (PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos) van a estar bajo presión para permitir que se forme un Gobierno que pueda afrontar el asunto catalana de manera política, más que en los tribunales. Una repetición de las elecciones generales del 20 de diciembre parecía cada vez más inevitable dados los incentivos para los partidos de no cooperar. Los hechos en Cataluña van a forzar a los líderes de los partidos a revaluar sus posiciones. Éste será especialmente el caso para el líder socialista Pedro Sánchez: ya que Podemos probablemente no va a ceder en su demanda para un referéndum de autodeterminación en Cataluña, se espera que Sánchez reciba más presión de todos los frentes para abstenerse en la investidura de Rajoy y permitirle así que gobierne”.

Deja una respuesta