SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

La búsqueda de la hegemoní­a de EEUU en Oriente Medio provoca el caos

http://www.globaltimes.cn/content/902843.shtml

Con el surgimiento del Estado Islámico (IS), los conflictos en Siria e Irak, y la lucha entre Irán y Occidente por cuestiones nucleares, Oriente Medio permaneció en el caos en 2014. ¿Qué pasará en el 2015? ¿Qué tipo de papel jugará EEUU en el panorama político regional? En un seminario organizado por el Instituto Chongyang de Estudios Financieros de la Universidad Renmin de China, el periodista de Global Times (GT) Liu Zhun habló con Flynt Leverett (Flynt), ex director de asuntos del Medio Oriente en el Consejo Nacional de Seguridad (NSC), y Hillary Mann Leverett (Hillary), ex directora de Asuntos de Irán, Afganistán y el Golfo Pérsico en el Consejo de Seguridad Nacional, acerca de estos temas.GT: ¿Cuál es su pronóstico de la situación del Oriente Medio para este año?Flynt: Las consecuencias más y más negativas del fracaso de Estados Unidos por implantar su hegemonía en el Medio Oriente serán cada vez más evidentes. Pero EEUU seguirá luchando para revertir esa situación.Washington debería reconsiderar su estrategia básica para esta región, pero el presidente Barack Obama tiene una gran fe en la agenda hegemónica de Estados Unidos.Muchos analistas en los EEUU sostienen que Washington debería intensificar su estrategia. Pero esta es la dirección equivocada.Hillary: Habrá más violencia en toda la región – violencia alentada por EEUU. Un potencial cambio de rumbo se basa en la posibilidad de que una mentalidad alternativa sea traída por China a medida que asciende. También Rusia, con el apoyo de China e Irán, podría poner los conflictos de Siria en una trayectoria diferente hacia su resolución – es importante que puedan traer un paradigma diferente para la resolución de conflictos. No estoy segura de que aún se pueda hacer, pero estoy animada por el ascenso de China y su enfoque sobre la soberanía y la resolución de conflictos.GT: Si los EEUU cambia su política, ¿será la región un lugar mejor?Flynt: Sí, será un lugar mejor. La experiencia histórica lo ha demostrado. Durante 20 años tras la revolución China, EEUU hizo todo lo posible para aislar y desestablizar a la República Popular China.Sin embargo, después que renunció a sus políticas hostiles, China, así como otros países de Asia oriental, se embarcaron en un largo y productivo período de expansión económica con el aumento de la prosperidad para centenares de millones de personas. El Medio Oriente no será perfecto después de que EEUU cambie su política, pero será mejor.GT: Pero el caos en el Medio Oriente, mucho del cual es impulsado por cuestiones religiosas, es más complicado que los conflictos que tuvo China con EEUU, que eran básicamente ideológicos. ¿Qué opinan del papel del Islam en el caos de Oriente Medio?Hillary: Ha habido una percepción de que hay algo malo en relación con el Islam y que es el principal contribuyente a las complicaciones de los problemas en el Medio Oriente. Pero si se mira históricamente, esto no es realmente cierto. No hay evidencia de que los musulmanes sean terroristas históricamente. El jefe de la IS estaba en una prisión estadounidense, donde se hizo más extremista en sus puntos de vista y forjó una red con otros extremistas.El caos perenne de Oriente Medio, en gran medida, se debe a una larga historia de penetración militar por los países occidentales como Francia, el Reino Unido y ahora los EEUU.GT: ¿Sugieren que EEUU debería cambiar su política en Oriente Medio y reconsiderar ser actuar como una potencia hegemónica – por ejemplo, mediante el restablecimiento de los lazos con Irán. ¿Qué opinan de la actual estrategia de Obama para Oriente Medio?Flynt: La gente habla de que la doctrina Obama es menos intervencionista. Yo realmente no creo que sea correcto. Creo que el gobierno de Obama no está menos comprometido con el llamado liderazgo mundial, que es realmente hegemonía, en áreas de importancia estratégica como el Medio Oriente. El gobierno de Obama piensa que tiene una forma más inteligente de promover el liderazgo que su predecesor inmediato. Pero eso es más una táctica que una diferencia estratégica.GT: Muchos países critican a los EE.UU. por sus “dobles estándares” en muchos asuntos internacionales. Pero algunos analistas estadounidenses dicen que EEUU es una víctima de la “doble moral”, porque muchos países odian a EEUU cuando actúa, pero odian aún más cuando EEUU no lo hace. ¿Qué piensan?Hillary: Se trata de una deliberada confusión promovida por EEUU. Cuando nos fijamos en el Medio Oriente, nos encontramos con que los gobiernos necesitan a EEUU para que les proporcione apoyo militar y financiero para proteger sus intereses creados, por lo que nos odian aún más cuando no lo hacemos. Pero la gente de estos países odian cuando los EEUU actúa, porque muchos gobiernos apoyados por Estados Unidos no representan los intereses del pueblo.GT: ¿Creen que el proyecto chino para la nueva Ruta de la Seda puede tener una gran influencia en el Medio Oriente? ¿Va a ser un contrapeso de la influencia de EEUU en la región?Flynt: El poder de Estados Unidos en el Golfo Pérsico está en declive relativo. Pero debido a que está desesperado por aferrarse a sus ambiciones hegemónicas en la región, Washington está tratando de poner los intereses de China en riesgo.China tiene que decidir cuales son sus intereses en el Medio Oriente. Como punto de análisis, sin embargo, yo diría que si China realmente quiere tener una política exterior independiente y equilibrada, tendrá que decidir cómo y cuánto quiere acomodarse a las preferencias de los Estados Unidos y en qué medida quiere perseguir sus propios intereses, incluso cuando EEUU no esté necesariamente feliz por eso.Creo que el compromiso del Medio Oriente en la Ruta de la Seda, especialmente Irán, va a ser un campo de pruebas para China.Hillary: Creo que EEUU está definitivamente en desacuerdo con el proyecto. Después del colapso de la Unión Soviética, EEUU ha tratado realmente de expandir su influencia, militar o de otro tipo, en los estados de Asia Central, en un intento de presionar a Rusia. Este ha sido un tema recurrente por parte de ambas administraciones demócratas y republicanas.El proyecto de China inevitablemente llegará a Asia Central, lo que podría disminuir el interés de aquellos Estados en el alineamiento con varios proyectos estadounidenses y hara más difícil a EEUU presionar a Rusia.Además, ya que Irán es central en ambos sentidos de la ruta de la seda, la buena relación de China con Irán será muy problemática para los intereses de Estados Unidos, y también para sus ambiciones hegemónicas en todo todo el Medio Oriente.Si Irán se beneficia de este proyecto y tiende a tener una fuerza más poderosa para desafiar la influencia de Arabia Saudita, Israel y, en última instancia, de EEUU, Washington tratará de evitar que esto suceda.

Deja una respuesta