Hispano

La batalla por Iberoamérica

Una creciente y cada vez más virulenta ofensiva hegemonista se despliega por todo el continente hispano. A través de la estrategia de “golpes blandos”, Washington trata de desesetabilizar y derribar a los gobiernos antihegemonistas y de apuntalar a los paí­ses que todaví­a están anclados a su órbita. Pero a pesar de sus avances -la victoria de Macri en Argentina o la desestabilización de Venezuela o Brasil- sigue abierta.

Victoria de Macri en Argentina; movimientos desestabilizadores contra Rafael Correa en Ecuador o Evo Morales en Bolivia; primera derrota electoral del chavismo en Venezuela; amenaza inminente de ‘impeachment’ de Dilma Rousseff en Brasil. En poco tiempo, una feroz ofensiva orquestada desde los centros de poder de Washington -con el apoyo y la complicidad de las oligarquías vendepatrias locales- se ha desplegado por todo el continente, buscando golpear, erosionar y derribar a los gobiernos progresistas y soberanos frente al dominio de EEUU.

Utilizando la nueva estrategia de los ‘golpes blandos’ -ensayada en Ucrania o en las ‘primavéras árabes’- la superpotencia utiliza la tupida red de mecanismos de intervención de que dispone en esos mismos países, creados tras décadas de dominio. Un diseño desestabilizador con patrones bien fijados. “Una feroz ofensiva orquestada desde los centros de poder de Washington se ha desplegado por todo el continente”

La utilización profusa de los medios de comunicación para crear en la opinión pública un creciente malestar colectivo, deslegitimando al gobierno y a los líderes antihegemonistas a través de artículos incendiarios, reportajes de investigación falsos, sesgados y tendenciosos, oleadas de rumores y acusaciones sin demostrar lanzadas a través de las redes sociales. Climas de opinión para crear el caldo de cultivo adecuado para lanzar a las calles movilizaciones permanentes cargadas de odio, ofensas e insultos para desatar el encono y el enfrentamiento entre sectores populares. Por último, la entrada en liza de los aparatos de Estado (judicatura, ejército, servicios inteligencia, fuerzas policiales, parlamentos…) para provocar la destitución o la pérdida de elecciones, dándole un barniz de legitimidad democrática a los golpes blandos.

Así logró Washington derribar los gobiernos antihegemonistas de Fernando Lugo en Paraguay en 2012 y Manuel Zelaya en Honduras en 2009 -un golpe blando que acabó con un golpe militar “clásico- y desgastar al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner -utlizando el suicidio del fiscal Nisman- hasta forzar su derrota electoral y la victoria del gobierno proyanqui de Macri. En Venezuela, a la guerra económica, el boicot y el desabastecimiento planificado de artículos de primera necesidad, se unen la artillería mediática, las movilizaciones violentas -las guarimbas- y la utilización de un Parlamento controlado por la oposición como una nueva trinchera desestabilizadora.

Idéntico guión siguen las maniobras contra el gobierno de Rafael Correa en Ecuador y para desgastar a Evo Morales en Bolivia, que tras una enorme campaña en medios y redes sociales, ha perdido un referéndum para poder presentarse a una nueva reelección.

Pero sin duda, la ‘pieza de caza mayor’ es Brasil. Derribar al gobierno del PT de Dilma y Lula y recuperar el control del auténtico gigante latinoamericano -el país que por su peso económico, territorial y demográfico es el fiel de la balanza capaz de provocar que el continente dé un giro hacia atrás, un retroceso en las conquistas sociales, económicas y políticas alcanzadas por sus gobiernos antihegemonistas en las dos últimas décadas- es el objetivo principal de la ofensiva de Washington en América Latina.

Una batalla lejos de acabar

A pesar de los innegables avances de la estrategia desestabilizadora de Washington -con la Casa Rosada en manos de Macri y un impeachment que amenaza con lograr la destitución de Dilma en Brasil- el extraordinario grado de conciencia antiimperialista y de organización logrado por los pueblos latinoamericanos, así como los innegables logros políticos, económicos y sociales conquistados por los gobiernos del frente antihegemonista en las últimas dos décadas, auguran una batalla larga, enconada y repleta de avances y retrocesos. “El extraordinario grado de conciencia y organización de los pueblos latioamericanos, y los logros del frente antihegemonista, auguran una batalla larga y enconada”

Es necesario tomar perspectiva histórica. Hace pocas décadas una simple maniobra de la embajada yanqui sacaba a los ‘gorilas golpistas’ a las calles de cualquier país latinoamericano, haciendo caer cualquier gobierno que levantara tímidamente la bandera de la independencia nacional. Ahora EEUU ha necesitado 12 años para imponer un cambio de gobierno en Argentina o 17 para forzar otra mayoría parlamentaria en Venezuela. A pesar del revés del NO en el referéndum sobre la reforma constitucional, el MAS boliviano conserva un enorme apoyo social, igual que un PT brasileño que ha inundado las calles de Brasil tras el espectáculo mediático de la detención de Lula.

En América Latina se libra una feroz y larga batalla en la que ni Washington, ni las fuerzas antihegemonistas han desplegado aún todo su poder. Una contienda de lucha de clases que va a ser prolongada y zigzagueante; franca y abierta unas veces, y soterrada y sorda otras, y en la que hay que esperar que el Imperio aún se cobre dolorosas victorias.

Pero no se engañen: son tigres, pero de papel. La perspectiva es tan negra para una superpotencia en imparable declive, como luminosa para unos pueblos latinoamericanos que han saboreado el poder del progreso, de la soberanía nacional y de la unidad y la solidaridad regional.

4 comentarios sobre “La batalla por Iberoamérica”

  • http://www.fgbueno.es/hem/2000nuce.htm .”LOS QUE QUIEREN OLVIDAR A ESPAÑA

    Dentro de este grupo incluye a todos los que consideran que España no es sino una superestructura formal. «Un nombre que encuadra lo que no tiene unidad ni identidad propia, porque o bien la identidad está en sus partes, o bien porque lo único que existe son los individuos, con lo que podemos prescindir tranquilamente de esta superestructura». A la cabeza de esta corriente de pensamiento están los nacionalistas que niegan la existencia de España como estructura real puesto que «lo que realmente existe son las naciones que la forman (Cataluña, Galicia, Murcia, La Rioja,…). España no es, para ellos, más que un nombre y son estas naciones las que deberían pertenecer a la ONU o a Europa. Arzallus, como es el más bobo, es el más representativo y por eso dice que ser europeo es no ser español». Pero lo más grave, afirmó, es que «los que no son nacionalistas, la izquierda, defienda que lo importante es ser europeo. Que ser español es ya algo antiguo, pertenece al pasado. Que España ha servido para entrar en Europa, pero una vez que hemos entrado podemos olvidarnos de ella. Que ya está bien de hablar de España, que ya estamos en Europa, que ya ÔsemosÕ europeos. ¡Y esto lo dicen en sus documentos PSOE e IU!».

    LA PLATAFORMA HISPÁNICA

    Por último, Gustavo Bueno defendió la pertenencia de España a la Comunidad Hispánica, único sitio desde donde cobra pleno sentido tanto nuestra realidad actual como nuestro destino y nuestro futuro. Y no sólo para nosotros, pues la encrucijada a la que se enfrentan hoy los países iberoamericanos es la de convertirse en el reverso de la América anglosajona, como una inmensa reserva de mano de obra barata para el dólar, o bien, como propone Gustavo Bueno, «avanzar en la liberación de EE UU, desde la independencia política y cultural de los pueblos hispano-americanos, desarrollando la cultura y la lengua común, y defendiendo los intereses que ellos puedan tener en vivir dentro de una comunidad hispánica frente al imperialismo yanqui».

    La constitución de una Confederación hispánica o iberoamericana, con un Mercado Común del orden de 500 millones de habitantes, es, para el profesor Bueno, la única alternativa que los pueblos americanos, así como España y Portugal, tienen abierta para liberarse del Imperio angloamericano. «Es necesario, concluyó, darnos cuenta de dónde estamos y las posibilidades de actuar desde esta plataforma sobre todo el género humano». Ahondó en esta tesis desarrollando sus ideas acerca de las características del imperio español como un «imperio generador» frente a los «imperios depredadores» como los anglosajones. “

  • Éste manifiesto,sacado de la revista del filósofo Gustavo Bueno,es genial http://www.nodulo.org/ec/2008/n082p04.htm .”La Alianza Socialista Iberoamericana nace en la Ciudad de México, pero lo hace concibiéndose a una escala continental, de tal suerte que para el cumplimiento de sus propósitos, además de organizarse de inmediato fundamentalmente como una suerte de centro de difusión de pensamiento político e ideológico estratégico (según las coordenadas expuestas), buscará también hacerlo, en la medida de sus posibilidades y según las circunstancias políticas particulares, reproduciendo organizaciones políticas de la alianza en cada país de referencia: Alianza Socialista Iberoamericana de Colombia, Alianza Socialista Iberoamericana de España, Alianza Socialista Iberoamericana de Venezuela, Alianza Socialista Iberoamericana de Argentina, &c.”…..¡¡agrupémonos todos en la ducha,perdón,lucha,final!!

  • La batalla por Iberoamérica,la conozco de primera mano: en 2007,en la época Zapatero,publiqué un blog de las escuelas de historia de España de UCE,llamado “2 de Mayo” y se me ocurrió ponerlo en “Aporrea.org”,lugar de encuentro masivo de latinos revolucionarios.Pues bien,me escribe uno del CNI en privado,diciéndome cosas como “no debería usted escribir aquí…”,me lo pasé por el forro(ya antes los del CNI escribían en el extinto foro de UCE,Izquierda Unida,el foro de UPyd,etc,están 24/7 por todos los foros,periódicos y páginas de internet)..escribiendo con los bolivarianos “ze ponen nerviozoz” y tuvo que intervenir la administradora Bennedetti,sobre todo con el texto de Gustavo Bueno de la plataforma hispánica y “los padres de la pátria hispaan”.A partir de ahí,como no tienen argumentos,tienen que ir por lo bajo,haciéndome gangstalking: insultos por la calle por mi nombre,entradas en casa en Barcelona,Madrid y mi pueblo,movidas con la policía,incluso con la municipal,micrófonos direccionales,vigilancia de correo…..de Estado Totalitario,vamos,como en la peli de V de Vendetta(si lo sé me voy a vivir al metro)….una salvajada,y es que la CIA se pone muy nervioza con la unidad del mundo hispano,somosuna superpotencia

  • adolfo lópez bueno dice:

    Al seguir las noticias de la sección “hispanos”me doy cuenta de que latinoamérica está despertando completamente,desde México a Argentina.Es como bine dice vuestra página web “ciudad del mundo hispano que se precie no tiene su propio museo de la Inquisición para demostrar lo cierto de esta afirmación? ¿En cuántas mentes en apariencia lúcidas no resuena el lamento de “ojalá que fuéramos anglosajones”?

    Después de casi dos siglos de división y explotación inglesa, de guerras, anexión, intervención, invasión, “panamización” y “pinochetización” yanqui contra las naciones iberoamericanas, un inverosímil ejercicio de subversión de la memoria y enajenación de las conciencias trabaja afanosamente porque los pueblos hispánicos renieguen de su historia compartida, de su universo cultural común, de sus lazos de sangre, familia y estirpe, en una palabra de su propio ser, para convertirse en espectros en busca de un destino de explotación, saqueo y exterminio que bien conocen los pueblos indígenas de Norteamérica.

    De este hecho se desprenden dos consecuencias:

    Primera, que la identidad y la unidad de los pueblos hispánicos se halla reconocido por las grandes potencias imperialistas como una fuerza a la que es necesario controlar y anular.

    Segunda, que ya es hora de que los pueblos hispánicos reconstruyan y expongan a la luz del día y ante el mundo entero su propia historia, leída a partir de los hechos objetivos y basada en los datos de la realidad. Una lectura propia y veraz de nuestra historia, no la versión de la historia que interesa a la General Motors. Una visión objetiva, material y desde las clases y la lucha de clases de lo que somos y de cómo hemos llegado a serlo. Y que, con ello, descubra y saque a la luz todas las enormes potencialidades que podemos llegar a ser. “

Deja una respuesta