SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

Junqueras sitúa la deuda pública española como arma a favor de la independencia de Catalunya

El vicepresidente del Govern y conseller d`Economí­a, Oriol Junqueras, ha situado la cuestión de la deuda pública española en el centro del debate independentista. “La gestión de la carga de la deuda de España, que es actualmente de un billón de euros, es un desafí­o y el crecimiento económico continúa siendo financiado por los altos déficits públicos”, explica en una entrevista con el Financial Times.

El vicepresidente del Govern y conseller d’Economía, Oriol Junqueras, ha situado la cuestión de la deuda pública española en el centro del debate independentista. “La gestión de la carga de la deuda de España, que es actualmente de un billón de euros, es un desafío y el crecimiento económico continúa siendo financiado por los altos déficits públicos“, explica en una entrevista con el Financial Times.

”Estamos convencidos de que este proceso no es ni unilateral ni bilateral -dijo Junqueras- porque esto no es sólo entre la república catalana y España, o entre la República catalana, la UE y España. Hay también muchos elementos que tienen un carácter privado”, señaló.

El viceoresidente de la Generalitat sostiene que un acuerdo para dividir la deuda entre una Catalunya independiente y España sería mejor para los acreedores del país que dejar la deuda únicamente en manos del gobierno “no confiable” de Madrid.

”¿Los mercados financieros prefieren tener un solo interlocutor que hasta ahora ha demostrado que no es muy eficiente ni digno de confianza? ¿O es mejor tener otro interlocutor, con la determinación obvia de ser a la vez eficiente y digno de confianza? Creo que es mejor tener un interlocutor que tiene esa voluntad“, apuntó.

En su entrevista, Oriol Junqueras transmite el deseo del Govern catalán de “internacionalizar” el proceso. ”¿Quién puede presionar a Madrid? Las instituciones supranacionales pueden. Los fondos que tienen en sus manos la deuda española… Hay muchos actores que tienen una opinión relevante en esto“, analizó.

A pesar de reconocer que España sigue anclada en su no a la autodeterminación de Catalunya, Junqueras recurrió a la historia para resaltar otras pérdidas territoriales del país: “Tampoco querían la independencia de Argentina, ni de Chile, ni México, ni de los Países Bajos, ni de Cuba. Esto demuestra que estos procesos no dependen de la voluntad de una de las dos partes“.

Junqueras justificó que el Govern esté trabajando para la creación de una oficina de impuestos y un nuevo “banco público” que actuará como “un interlocutor con el Banco Central Europeo”. “Nuestro objetivo es estar lo más preparados posible, y a partir de ahí vamos a hacer uso de todas las oportunidades que se presenten”, dijo.

Junqueras aseguró que la Generalitat seguirá la hoja de ruta trazada, incluso aunque se encuentre con otras resoluciones desfavorables del Tribunal Constitucional español. “Tenemos que cumplir con nuestro mandato democrático”, apuntó. “No puede ser que el marco jurídico prohíba el ejercicio de nuestros derechos democráticos”, añadió

El vicepresidente catalán reconoció las dificultades económicas que atraviesa la Generalitat, pero insistió en que las finanzas catalanas estaban en problemas únicamente porque Madrid le dio la espalda Catalunya y no le cedió una parte justa de los ingresos fiscales recaudados en Catalunya.

”Vamos a gestionar los recursos que el gobierno español nos da de la mejor manera posible. Y si no podemos hacer más, vamos a explicar que esto se debe a que el gobierno español decide arbitrariamente no darnos los recursos que necesitamos para financiar las políticas sociales básicas“, afirmó.

Deja una respuesta