Els Joglars, Bodas de Oro

Juglares del siglo XXI

Ácratas y libres, su humor cáustico, irreverente ha escandalizado a derecha e izquierda. Ni el consejo de guerra del franquismo, ni Jordi Pujol, ni Maragall han conseguido domesticar un teatro trasgresor, siempre a contracorriente, contrapunto del poder. Els Joglars vuelve a los escenarios en su 50 aniversario. Se estrena “2036 Omena-G” en la que una importante entidad bancaria patrocina a los que un dí­a fueron cómicos famosos de una insigne compañí­a que viven en un geriátrico. “Preferimos morir con las botas puestas, como Moliere” declara Boadella. Un espectáculo lleno de sarcasmo, emoción, risas y crueldad.

Els Joglars lleva 50 años incordiando a diestra y siniestra. Al rincipio a diestra con “La Torna”, “Teledium”, el consejo de guerra, los atentados fascistas… pero después a siniestra, a la izquierda. No os perdonan que seáis políticamente incorrectos ¿cuáles son los principales aciertos y errores en este tiempo? El acierto más importante es la libertad, eso ha tenido consecuencias, pero siempre hemos seguido adelante. ¿Errores? Muchos, pero seguramente los errores son más formales, artísticos que éticos, no es vanidad, me siento orgulloso. A veces hay un exceso en las obras de la compañía de teatro literario. Pierdes la originalidad. En esta obra recupero la importancia de la imagen, sin necesidad de la palabra. Els Joglars comenzó precisamente trabajando la expresión corporal a la que fue incorporando distintos lenguajes. Y personalmente, hoy no habría hecho la Torna igual, no soy masoquista, le di a los militares todos los argumentos para que me cazasen, habría sido más prudente, habría contado lo mismo pero sin la desfachatez con la que lo hice entonces. Celebráis vuestro aniversario pero además Els Joglars es una de las compañías más longevas de Europa. ¿Cómo se consigue eso? ¿No es también un acierto el haber sabido unir la vanguardia con un teatro tremendamente popular? Sí, hay cierto movimiento teatral de vanguardia que no trabaja para el público, sino para la propia terapia personal, para exorcizar sus demonios al margen del público, piense lo que piense. Els Joglars entendió que comunicarse con el público era esencial. La audiencia nos dio libertad económica, no dependíamos de las instituciones, pudimos experimentar, investigar, pero siempre buscábamos como llegar más fácilmente al espectador. El relato artístico es hacer sencilla una idea compleja. La Quinta Sinfonía de Beethoven es muy compleja, pero es muy fácil escucharlo. Yo creo que esto es el arte. ¿Por eso eligieron la figura del Juglar para la compañía? Elegimos una figura que era tradicional. La tradición es esencial, entre Aristófanes y nosotros las diferencias son mínimas. La tradición es esencial pero no para mantenerla como unos carcamales sino para renovarla.Usted es un bufón que ha desnudado siempre a la corte, Els Joglars siempre ha criticado las distintas formas de poder y opresión. ¿A quién le gustaría volver a vestir de Ubu? Ubu es una figura que le pegaba formidablemente a Pujol. Hay que buscar otras figuras como por ejemplo….Tartufo. El propio presidente del gobierno es un Tartufo. “ Bienvenido Mr Chance “de Peter Sellers es una película extraordinaria en la que un débil mental que era jardinero acaba relacionándose con los altos mandos de los EEUU y acaba de presidente en la Casa Blanca porque siempre repite la misma frase, y la gente encuentra que es genial; el propio presidente de la Generalitat es un Mr Chance perfecto. La obra la han ensayado en “la cúpula” ¿Qué es la cúpula? ¿Qué importancia tiene que sea redonda? Es esencial, es un lugar cálido, no hay paredes opresivas, está rodeado de un paisaje precioso. Todo lo que ha ocurrido allí ha sido una bendición, ha sido vivir una utopía. Ustedes son una compañía, funcionan como una cooperativa ¿Un actor se puede formar completamente al margen de una compañía? No, la compañía es una escuela de actores magnífica. Antes existían los meritorios, entrabas en la compañía con una recomendación, e ibas haciendo méritos. El meritorio, aprendía el teatro desde dentro. La compañía es la mejor formación, aprendes no sólo tu oficio sino las reacciones del público. Eres un equipo, el teatro es un arte colectivo y aprendes a construir una obra. Una escuela no puede hacer este aprendizaje. Hoy las compañías lamentablemente han desaparecido. A propósito de la construcción de la obra; Els Joglars construye las obras con un sentido esencialmente antitrágico ¿por qué? No se puede contar una tragedia sin sentido del humor, la conciencia aporta dolor, sabes que vas a morir, pero para superarlo debes tomar distancia, ser escéptico. Cuando la tragedia no tiene un punto de humor cae en el melodrama. Todos sabemos que la vida tiene un principio trágico pero hay que darle la vuelta a la situación. Los mejores chistes se han contado en los entierros.¿Qué es el método emergente? Es partir de una sinopsis muy sencilla, no con una obra, con todas las acotaciones, y a través del juego ir construyendo, escribiendo la obra. No es la recreación de un texto, que es lo que acostumbra a ser el teatro, sino la creación de algo nuevo. Dirige ahora usted un teatro público, desde esta perspectiva ¿cómo valora la situación del teatro ahora? ¿Está afectando la crisis? Afecta mucho, muchos ayuntamientos han dejado de contratar obras, otros y eso es más grave han dejado de pagar, deben muchísimo dinero. La crisis está afectando sobre todo a los grandes espectáculos, muchos se encuentran en serias dificultades. Hay que hacer reformas no podemos poner parches. La escena española es más rigurosa que hace 20 años, pero es muy blanda, no es trasgresora, no se implica. La implicación es siempre abstracta o sobre otros países, falta apuntar directamente a los que sostienen el poder del país que no siempre es el Rey o el Presidente del Gobierno, el poder es muy engañoso. El teatro siempre ha sido un contrapunto de los tiranos, el teatro sirve para apuntar al tirano. En la obra os patrocina una entidad bancaria… Una entidad bancaria poderosísima, que ha cogido una dimensión importantísima. Todos los bancos son importantes pero este banco sustituye en cierta medida al Estado, no voy a revelar el nombre, tienes que ir a ver el estreno.

Deja una respuesta