Música

“Jijop” en la sangre

“Sevilla all stars” es el espectáculo estrella que ofrece el festival Territorios en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, en el Monasterio de la Cartuja. Un plantel de lujo y porte popular nacidos en el trají­n “jijopero” de Sevilla, una de las principales fuentes de la ya tradición española en este estilo que va más allá de los lí­mites musicales.

Siete estrellas, siete romesas que no acaban de empezar, pero que expresan las formas más esenciadas del hastío de barrio y la expresión explosiva: SFDK, Tote King, Juaninacka, Shotta, Dogma Crew, Jesuly y El Límite.La iniciativa, como en este caso no podía ser de otra manera, está coordinada por Zatu, del grupo SFDK, y lo que es seguro es que la capital andaluza cuenta con el privilegio de ser – por desgracia – una de las capitales que pueden mover un espectáculo con la médula del hip hop castizo y que tenga repercusión y envergadura de reclamo mediático. La calidad llama.Y así se dan combinaciones exclusivas para conservar en frasco de coleccionista: un tema donde los siete grupos participantes tocarán juntos. En la sucesión de actuaciones se intercalará un tema interpretado por el grupo saliente y el entrante; leña para la magia musical y cebo para las “musas”, que es la obsesión de todo un buen guerrillero de la rima; cazarlas y poder conservarlas. Así lo explicaba “Gitano Antón” de “La Excepción” en una entrevista para el De Verdad digital, que todavía se puede visitar consultando el archivo – y que se recomienda encarecidamente – “En el disco es una putada, porque muchas de las voces tuvimos que volver a grabarlas porque estaban muy saturadas, y al escucharlas fue una putada porque había unas musas increíbles. En directo las pillas cada dos por tres ¿sabes?”Todo el “tinglao” estará montado intentando evocar el ambiente de una de las plazas sevillanas en las que se desarrolló el hip hop andaluz. Otra constante, el local de ensayo ha sido la calle.Entre ellos se da una combinación que no es tan abundante en otras corrientes musicales, una profunda unidad y cariño compartido entre los diferentes grupos y sus componentes. Algo que se extiende a la mayor parte de circuitos hiphoperos de España, y se interconecta.Seguramente por las características de su propio nacimiento y consolidación. Un estilo que ha tenido que desarrollarse a contracorriente, sin prácticamente apoyos y resistiéndose a ser monopolizado por un par de grandes discográficas. Y así lo demuestran los propios SFDK, que con su productora independiente apoyan el surgimiento de nuevos grupos, o la rebelión iniciada por La Excepción y a la que hemos dedicado ya unas cuantas líneas en esta casa.Felicidades a los siete, y ánimo para el conjunto, que van “tó p´arriba”

Deja una respuesta