Israel: masacre del Retorno, retorno de las matanzas

El ejército israelí (Tsahal) ha vuelto a perpetrar una impune matanza de palestinos ante los ojos de la comunidad internacional. En respuesta a la movilización de la Gran Marcha del Retorno, convocada por Hamás y respaldada por Fatah, las tropas israelíes no dudaron en abrir fuego real contra la multitud cuando ésta se acercó a los pasos fronterizos.

La Gran Marcha del Retorno había sido convocada por Hamás, que gobierna en la Franja de Gaza, pero contaba con el respaldo de la Autoridad Nacional Palestina de Mahmoud Abbas. Se trata de una movilización en la que han participado unos 40.000 habitantes de la Franja de Gaza -familias enteras, con mujeres, ancianos y niños incluídos- con el objetivo de llamar la atención de la comunidad internacional, en unos momentos en los que la administración Trump ha decidido apoyar completamente los planes israelíes, con el reconocimiento norteamericano de Jerusalén como capital.

La multitud de gazatíes fue llegando en varias columnas a los los principales puntos de convocatoria: los pasos fronterizos de Rafah y Kan Younis en el sur, El Bureij y este de Gaza capital en el centro, y Yabalia en la zona norte. Los manifestantes, ondeando banderas palestinas y cantando eslóganes nacionalistas, se fueron acercando a la valla de seguridad que separa Gaza de Israel y superaron la límite de seguridad de 700 metros de distancia que habían programado los organizadores. Algunos manifestantes comenzaron a arrojar objetos en dirección a las fuerzas israelíes.

“La masacre ha sido tan abyecta -además de televisada en directo- que ha levantado a la comunidad internacional, aunque la diplomacia norteamericana protege al criminal gobierno de Netanyahu”Entonces el ejército israelí, que podría haber utilizado su abundante arsenal antidisturbios, incluyendo drones armados con gases lacrimógenos, para disolver la manifestación, no dudó en abrir fuego con munición letal directamente contra la muchedumbre. Las tropas israelíes siguieron disparando incluso cuando los manifestantes palestinos ya se estaban dispersando, tal y como se puede ver en un video que se ha hecho viral en internet, donde se muestra cómo un joven palestino (Abdelfatá Abd al Nabi, de 18 años) es abatido por la espalda, mientras huye, por un francotirador. La mayor parte de los 18 fallecidos fueron asesinados de esta manera.

La masacre ha sido tan abyecta -además de televisada en directo- que ha levantado a la comunidad internacional, aunque como siempre la diplomacia norteamericana protege al criminal gobierno de Netanyahu. A pesar de que la ONU y la UE han pedido un informe indeendiente respecto a la matanza, el ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman -del partido de extrema derecha sionista que gobierna junto a Netanyahu- ha dado carpetazo diciendo que sus soldados “hicieron lo que tenían que hacer”. “Creo que todas nuestras tropas merecen un reconocimiento, y no habrá investigación”.

Deja una respuesta