India despenaliza la homosexualidad

El 7 de septiembre de 2018 es un día histórico, no solo para el colectivo LGTBI, sino para todos los que defienden la libertad. Es el día donde la India, segundo país mas poblado del planeta, despenaliza la homosexualidad.

Así lo han decidido por unanimidad los cinco magistrados del Tribunal Supremo de la India, revocando una sentencia de 2013 del propio Tribunal Supremo que protegía una ley británica promulgada en 1861. Es el artículo 337 del Código Penal, por el cual el “acceso carnal contra natura con un hombre, mujer o animal, será penado con prisión de por vida, o con prisión por término o que podrá extenderse a 10 años y una multa”.

Este artículo ya había sido declarado nula en 2009 por el Tribunal Superior de Nueva Delhi, al considerar que violaba derechos fundamentales. Lamentablemente, en 2013, el Tribunal Supremo de la India invalidó la decisión del Tribunal de Nueva Delhi y la homosexualidad volvió a ser perseguida como acto criminal.

Cinco años después, gracias a la lucha constante del colectivo LGTBI por sus derechos más básicos y al avance de una sociedad india que se niega a vivir con los restos retrógrados de la dominación imperial, el propio Tribunal Supremo ha revertido su propia decisión. Ya no hay vuelta atrás, ser homosexual ya no es un delito en la India.

“Tenemos que vencer los prejuicios, abrazar la inclusión y garantizar la igualdad de derechos”, fueron las palabras del presidente del tribunal, Dipak Misra, a la hora de leer la sentencia. “Cualquier discriminación que se base en la orientación sexual es una violación de los derechos fundamentales”.

Las calles de las principales ciudades de la India se han llenado de banderas arcoíris, en celebración por tan histórica victoria de la libertad y la dignidad humana. La homosexualidad todavía se persigue en 71 países, y 8 con la pena de muerte. Pero que la India, no solo el segundo país más poblado sino también una potencia emergente y de gran influencia en el mundo, haya abandonado esa triste lista, es un claro paso adelante del que tenemos que sentirnos todos muy orgullosos.

Deja una respuesta