í‰xito de Merkel en la cumbre de la UE

“La disputa con los irlandeses fue la razón principal de que la cumbre se prolongara por mucho tiempo. El recientemente electo primer ministro, que sólo ha estado en el cargo durante tres dí­as, tuvo que experimentar una prueba de fuego en su primera reunión en la cumbre de la UE. Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, le demostraron quién tiene la última palabra en Bruselas.”

El gruo acordó el "pacto para el euro" de Merkel sin ningún tipo de problemas significativos. Eso no fue realmente muy sorprendente, ya que los planes de Merkel ya habían sido considerablemente diluidos tras las airadas protestas de los países socios. En su forma actual, el pacto no es más que una vaga promesa. Podría ser, como se prevé, la piedra angular de un gobierno económico europeo – o no. (DER SPIEGEL) THE NEW YORK TIMES.- Desde que el Sr. Erdogan llegó al poder en 2003, él y su partido han cambiado la sociedad turca para mejor. Han demostrado que un partido arraigado en el Islam puede reforzar la democracia mediante la ampliación de la libertad religiosa. Y han reafirmado el control civil sobre un ejército politizado. Ahora deben establecer estas investigaciones de la conspiración sobre una base jurídica más sólida, o pondrán en riesgo estos logros y la democracia en su país. Alemania. Der Spiegel Éxito de Merkel en la cumbre Carsten Volkery La canciller alemana, Angela Merkel, logró salirse con la suya en una maratoniana cumbre de la zona euro en Bruselas. Los líderes europeos han acordado ampliar el fondo de rescate temporal del euro y han sentado las bases para una solución a largo plazo a los problemas de la moneda común. Pero el "pacto para el euro" de Merkel se ha diluido tanto que puede que ya no sea eficaz. El viernes por la tarde, Angela Merkel, ya sabía que la cumbre duraría más de lo habitual. "Podríamos vernos otra vez hoy ", bromeó la canciller alemana con los periodistas, mientras llegaba a la "reunión informal" de los 17 líderes de los países de la zona del euro. Merkel no volvió a aparecer hasta ocho horas más tarde. Para entonces ya era sábado. En ese momento, sin embargo, la canciller fue capaz de anunciar un acuerdo sobre la reforma de la moneda común de Europa. Los líderes de la UE reunidos dieron su bendición al "pacto para el euro" que Merkel había pedido, que tiene por objeto armonizar las políticas económicas en la zona euro. También acordaron ampliar el fondo de rescate temporal del euro para que pueda ampliar su capacidad de crédito actual de 250.000 millones de euros a 440.000 para los países afectados por la crisis. Y hubo también acuerdo en las bases del fondo permanente para la estabilidad del euro que entrará en vigor en 2013: será exactamente igual de grande que el fondo actual y, al igual que éste, se financiará mediante una combinación de garantías de crédito y de capital en efectivo. El gobierno alemán acordó también un cierto grado de flexibilidad en la forma en que el fondo operará. En el futuro, tanto a los fondos existentes como a los futuros se les permitirá comprar directamente bonos gubernamentales de los países con problemas. Sin embargo, a los fondos les queda prohibida la compra de bonos a terceros en los mercados secundarios, incluyendo el Banco Central Europeo. Nueva Arquitectura Con el acuerdo, los puntos principales de la nueva arquitectura de la estabilidad del euro que se acordará en la próxima cumbre de la Unión Europea del 24 al 25 de marzo han quedado fijados. De aquí a entonces, los ministros de Finanzas de la UE se espera que se reúnan para negociar los detalles finales. Merkel, sin embargo, dijo que la mayor parte del trabajo difícil ya se había completado. El acuerdo fue más de lo que muchos esperaban al entrar en la noche. Entre las primeras medidas del acuerdo, los países de la eurozona también acordaron mejorar las condiciones del préstamo en favor de Grecia, tal como había sido solicitado por Atenas. Portugal también fue elogiada por sus medidas de austeridad. El único líder que abandonó la reunión con las manos vacías parecía ser el primer ministro irlandés, Enda Kenny – y la mayoría en la reunión sugirió que era el propio Kenny quién era el culpable. La disputa con los irlandeses fue la razón principal de que la cumbre se prolongara por mucho tiempo. El recientemente electo primer ministro, que sólo ha estado en el cargo durante tres días, tuvo que experimentar una prueba de fuego en su primera reunión en la cumbre de la UE. Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, le demostraron quién tiene la última palabra en Bruselas. De hecho, Kenny experimentó la ira total del dúo franco-alemán a raíz de su demanda de concesiones sobre la tasa del impuesto de sociedades. Después de la reunión, Kenny describió su encuentro con Sarkozy, como si hubiera sido un "buen vigoroso y vibrante debate." Los participantes en la cumbre, por su parte, describieron a Sarkozy como presa de un "ataque de ira." "No estábamos muy contentos con lo que los irlandeses tenían que ofrecer", dijo Merkel después de la cumbre. Añadió que las tasas de interés en el dinero que Grecia pidió prestado en el marco del paquete de rescate de la UE se había reducido debido a que el país había mostrado algo de movimiento. Irlanda, dijo, no lo había hecho. Dijo que Kenny no quiso aceptar ninguna recomendación concreta para reconsiderar la tasa del impuesto de sociedades del país que, con un 12,5 por ciento, es la mitad que la mayoría de los estados miembros de la UE. Sin embargo, Merkel expresó su optimismo de que Kenny repiense la posición de su país entre hoy y la próxima cumbre de la UE en dos semanas. "Creo que Irlanda desea una reducción de 100 puntos básicos en la tasa de interés", dijo la canciller, en referencia a la tasa de interés asociada con el paquete de rescate que la UE adoptó en noviembre. Muchos irlandeses sienten que la tasa actual del 5,8 por ciento es demasiado alto. Aguada Por el contrario, el grupo acordó el "pacto para el euro" de Merkel sin ningún tipo de problemas significativos. Eso no fue realmente muy sorprendente, ya que los planes de Merkel ya habían sido considerablemente diluidos tras las airadas protestas de los países socios. En su forma actual, el pacto no es más que una vaga promesa. Podría ser, como se prevé, la piedra angular de un gobierno económico europeo – o no. Con el pacto, los 17 países de la zona euro acordaron armonizar más estrechamente sus políticas presupuestarias, tributarias y sociales en el futuro, con el fin de evitar nuevas crisis de deuda como las de Grecia e Irlanda. Quieren lograr "una nueva calidad en la coordinación de las políticas económicas en la zona euro", según el discurso de clausura de la cumbre. Que esto funcione, sin embargo, dependerá de la seriedad con que los gobiernos tomen su compromiso voluntario de hacer reformas. No pueden ser obligados a llevar a cabo reformas por los otros Estados de la zona euro, dado que el pacto no incluye ningún dispositivo para sancionar. La experiencia no invita exactamente al optimismo. Cuando Angela Merkel presentó su "pacto para la competitividad" a sus colegas de la UE por primera vez en febrero, hubo airadas protestas de otros miembros de la zona euro. Algunos se mostraron reacios a renunciar a sus aumentos de salarios ajustados a la inflación, mientras que otros países no quieren aumentar la edad de jubilación o introducir un "freno de la deuda" al estilo alemán. El pacto era típicamente alemán, dijeron, señalando que existen diferentes tradiciones de política social en Europa. Como resultado, las propuestas de Merkel se fueron diluyendo a lo largo de las consultas durante semana, hasta que el pacto ha llegado a ser tan evasivo que todos los líderes de la zona euro pueden estar de acuerdo con él. Lo que queda es un llamamiento general a la moderación salarial y un aumento de la edad de jubilación, el compromiso de rigor presupuestario y reforma del mercado de trabajo, y una armonización del impuesto de sociedades. Condición previa para el Acuerdo Los jefes de gobierno de la zona euro han decidido reunirse una vez al año para verificar el avance hacia sus objetivos comunes. Este auto-proclamado gobierno económico inicialmente incluirá sólo a los miembros de la zona euro, pero todos los países de la UE también están invitados a unirse. Merkel describió el pacto del euro como "la apertura de una nueva puerta." La canciller considera el pacto como una continuación del pacto de estabilidad actual, que alienta a los miembros de la eurozona a mantener la disciplina fiscal. Ella había hecho el pacto una condición previa para su aprobación del fondo de rescate del euro permanente. Este nuevo fondo quiere decir que, a partir de 2013, los países de la zona euro serán oficialmente responsables unos a otros, transformando así a la UE en una "unión de transferencia" en el que los países más ricos proporcionen apoyo financiero a los más débiles. Tanto el Pacto del euro como el fondo de rescate forman parte del paquete global, que debe ser aprobado en la cumbre de la UE en dos semanas. Merkel ya ha advertido de que todo el paquete debe ser aprobado – o no habrá nada. En ese momento, quedará claro si el primer ministro irlandés Kenny está dispuesto a seguir el juego, o si forzará a Merkel y Sarkozy a dar marcha atrás. Después de todo, sin un "sí" irlandés no habrá reforma de la zona euro. DER SPIEGEL. 12-3-2011 EEUU. The New York Times No volver atrás la democracia en Turquía Turquía ha proporcionado durante mucho tiempo un modelo esperanzador de la democracia para el mundo musulmán. Ahora, con tanta gente en la región exigiendo libertad, el gobierno de Turquía traicionaría sus valores y a sus ciudadanos, presionando a los periodistas para silenciar información crítica sobre el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, y su administración. La semana pasada, un destacado periodista de investigación, Nedim Sener, fue detenido. Ya había enfurecido a las autoridades antes al investigar el asesinato en 2007 de Hrant Dink, periodista turco-armenio que también habían entrado en conflicto con el gobierno. Más recientemente, el Sr. Sener ha cuestionado la actuación del gobierno en una presunta conspiración terrorista para derrocar al gobierno de Erdogan. Se encuentra recluido con la asombrosa acusación de que él es de alguna manera parte de esa conspiración. A sus abogados no se les permite ver cualquier evidencia que el gobierno pueda tener en su contra. Defensores de derechos humanos temen que podría ser detenido durante años. Acusaciones similares se han formulado en contra de otro destacado periodista, Ahmet Sik. Estas detenciones son las últimas consecuencias de las investigaciones, aparentemente fuera de control, por parte del gobierno de Erdogan sobre la conspiración. Una investigación paralela de un supuesto intento de golpe militar se ha traducido en el encarcelamiento de uno de cada 10 oficiales de alto rango. Ninguna investigación ha llegado aún a pruebas concluyentes de conspiraciones reales. Sin embargo, cientos de periodistas han sido objeto de investigaciones penales por sus informes sobre estas investigaciones, llevando a algunos periódicos a auto-censurarse. Turquía tiene una dolorosa historia de golpes militares, y si el gobierno tiene pruebas contundentes de una nueva conspiración debe investigar y enjuiciar a los implicados. Pero a los abogados de la defensa no se les puede negar el acceso a ninguna prueba en contra de sus clientes, y las detenciones a periodistas por escribir sobre ello deben parar. El partido del Sr. Erdogan debe utilizar su mayoría parlamentaria para reformar el código penal para que el periodismo de investigación normal ya no pueda ser perseguido como delito. Desde que el Sr. Erdogan llegó al poder en 2003, él y su partido han cambiado la sociedad turca para mejor. Han demostrado que un partido arraigado en el Islam puede reforzar la democracia mediante la ampliación de la libertad religiosa. Y han reafirmado el control civil sobre un ejército politizado. Ahora deben establecer estas investigaciones de la conspiración sobre una base jurídica más sólida, o pondrán en riesgo estos logros y la democracia en su país. THE NEW YORK TIMES. 11-3-2011

Deja una respuesta