SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

Hombres sin dignidad

http://odifreddi.blogautore.repubblica.it/2013/09/28/uomini-senza-dignita/

El conflicto subversivo que Silvio Berlusconi ha emprendido contra el Estado de Derecho, y que él mismo ha denominado correctamente como un “golpe de Estado”, deja en claro una característica común del cabecilla y los miembros de su banda, es decir, la completa falta de dignidad de todos los protagonistas de la historia.Sin dignidad un Silvio Berlusconi que se enfrenta a una sentencia definitiva y escapó gracias a la lluvia de sus abogados pagados, y la letanía de las sentencias, apelaciones, más apelaciones , recusaciones, destrucción de pruebas y compra de jueces, y en vez de agradecer a la suerte por no haber sido condenado a siglos de prisión por los delitos juzgados en diversos grados por la ley de prescripción, se niega a aceptar las reglas básicas de la democracia, y exige un salvoconducto como un caudillo de América del Sur.Berlusconi no tiene la dignidad de un Andreotti, que luchó su batalla de acuerdo con las reglas de la ley y los tribunales. No tiene la dignidad de Forlani, quien aceptó a sentencia y los servicios a la comunidad. Tampoco tiene la dignidad de Craxi, que huyendo al exilio, al menos admitió implícitamente su culpabilidad. En una palabra (…) Berlusconi acaba sin dignidad.Por supuesto, no tienen dignidad sus voceros , desde Schifani Brunette hasta Santanche, todos listos para repetir afirmaciones que hasta un niño reconocería como una tontería: “cámaras de gas”, “ejecuciones sumarias”, “persecución judicial” son sólo algunos de los insultos que el trío tragicómico del PDL ha tirado en la cara a los italianos, que esperamos que algún día correrán detrás de ellos en las calles, como en los días felices de Manos Limpias .No tienen dignidad los ministros del gobierno y parlamentarios del PDL, que haciendo caso omiso de la Constitución y el mandato electoral han obligado a su libre albedrío a abdicar en favor de la arbitrariedad del líder de la banda, recibiendo órdenes como mercenarios al servicio de un señor.Y, por supuesto, no tienen dignidad los millones de electores del PDL, para los que veinte años de mala gestión y subversiones no fueron suficientes para darse cuenta que han pasado de la condición de ciudadano a la de súbditos. Y están de acuerdo en que se les utilice como escudos humanos por parte del líder de la banda, que afirma que no puede ser juzgado y condenado por que le han votado y es su representante.Esperamos que la dignidad no ceda al chantaje de la banda subversiva del PDL, por lo menos los diputados del Partido Demócrata y el Presidente de la República. Pero, sobre todo, esperamos que se mantenga la dignidad de los ciudadanos de la parte sana del país. Y que estén dispuestos a salir a las calles como en los días de Manos Limpias, si es que hace falta, para salvar la dignidad del Estado de los ataques subversivos de los que lo socavan, e incluso podrían llegar a minarlo

Deja una respuesta