1.000 muertos al hundirse un barco con inmigrantes en las costas de Italia

Hay muertes que pesan más que una montaña

Una embarcación con más de 1.000 inmigrantes procedentes de Libia se ha hundido en las costas italianas. Ya se contabilizan 700 desparecidos, y la cifra de muertos puede llegar al millar. Entre ellos 50 niños y 200 mujeres.

Es la mayor tragedia en el Mediterráneo. Resultado de una oleada sin precedentes. Hasta 10.000 personas han llegado a las costas de Italia en la última semana. Todas ellas proceden de Libia.

EEUU ha empujado a Libia hacia el caos. Tras la invasión de la OTAN, Libia se ha convertido en un “Estado fallido”, con dos gobiernos paralelos que son incapaces de imponer ley alguna. Y donde el yihadismo más extremo campa a sus anchas. “Hay que solidarizarse con las víctimas. Pero también hay que señalar a los responsables de la tragedia”

La miseria extrema ha provocado una huida masiva, dispuesta a pagar el precio de la muerte para encontrar una salvación negada en su país de origen.

Por su parte, Alemania, actuando como “virrey” norteamericano y “jefe” de la UE, blinda las fronteras europeas. Hasta provocar la airada reacción del primer ministro italiano, acusando de “insensibilidad” a Alemania.

Hay que solidarizarse con las víctimas. Pero también hay que señalar a los responsables de la tragedia.

Las “primaveras árabes” que prometía EEUU, como un paraíso democrático, se han convertido en un infierno que se cobran cada vez más muertos.

Y Merkel actúa como un insensible guardían que niega la entrada a quienes se juegan su vida.

Es necesario acabar con la intervención y el saqueo en una y otra orilla del Mediterráneo. Quienes descuartizan Libia o imponen draconianos recortes en España o Grecia son los mismos. Los pueblos de ambas orillas del Mediterráneo debemos unirnos y expulsar a quienes nos intervienen y saquean.

Esta es la única alternativa para que tragedias como la que acabamos de vivir no vuelvan a repetirse.

Deja una respuesta