Google se somete a la ley de China

A criterio de fuentes externas, la aprobación otorgada a Google, luego de que ésta expresara su disposición a acatar la ley china, podrí­a transformarse en dividendos futuros para la firma. Un analista manifestó que el trato otorgado por el Gobierno chino al tema de Google demuestra “la disposición china a seguir recibiendo en términos amistosos a las empresas más allá de las diferencias ideológicas.”

A criterio de la agencia Reuter´s, este final feliz ara la confrontación entre Google y el Gobierno chino equivale a la desaparición de los nubarrones que enturbiaban el cielo de las operaciones futuras de Google en China, sacando de paso la espina que se mantenía clavada en el costado de las relaciones chino-estadounidenses. La información indicó asimismo que en su pulseada previa con las autoridades, Google “sufrió pérdidas considerables”. En el segundo trimestre de este año, la participación de Google en el mercado chino se redujo de 29,5% a 27,3%. (DIARIO DEL PUEBLO) THE WALL STREET JOURNAL.- En la carrera global por activos mineros, China se ha convertido en el rival al que hay vencer: apenas unos pocos años después de sufrir sonoros fracasos en sus intentos por adjudicarse grandes adquisiciones extranjeras, compañías chinas de todos los tamaños están ahora negociando acuerdos más complejos y con mayor éxito. Empresas con sede en China o Hong Kong participaron en compras e inversiones mineras en el extranjero valoradas en US$13.000 millones el año pasado, 100 veces más que en 2005, según la firma de investigación de mercado Dealogic. China. Diario del Pueblo Google se somete a la ley de China Un funcionario del Ministerio de Industria e Informatización de China anunció el 20 de julio la anuencia de Google respecto a las exigencias de la ley china para permitirle seguir operando en el país. A juicio de un medio de prensa extranjero el gigante de Internet tuvo que bajar la cabeza y acogerse finalmente a lo establecido por China para estos casos. Zhang Feng, director general de la Dirección General de Desarrollo de las Telecomunicaciones, del Ministerio de Industria e Informatización de China, explicó en rueda de prensa que la empresa a través de la cual funciona Google, es decir, la Beijing Guxiang Information Technology Co., se comprometió el 29 de junio ante el Ministerio de Industria e Informatización a observar la ley china y a garantizar la exclusión de contenido prohibido por el artículo 57 del “Reglamento para las Telecomunicaciones de la República Popular China”. Zhang Feng puntualizó: “En virtud de lo establecido en el “Método de Administración de las Patentes de Negocios para las Telecomunicaciones”, se aprueba el escrutinio anual para dicha firma, tras varios ajustes y rectificaciones por parte de la empresa. En cuanto a su permanencia en Hong Kong, la misma queda sujeta al albedrío del operador de la empresa. A criterio de fuentes externas, la aprobación otorgada a Google, luego de que ésta expresara su disposición a acatar la ley china, podría transformarse en dividendos futuros para la firma. Un analista manifestó que el trato otorgado por el Gobierno chino al tema de Google demuestra “la disposición china a seguir recibiendo en términos amistosos a las empresas más allá de las diferencias ideológicas.” La agencia France Presse (AFP) destacó en una información titulada “La renovación de (la patente de) Google refleja su sumisión a la ley”, la expedita aprobación otorgada a Google por su aceptación de la censura en China. La AFP citó palabras de un portavoz de Google en Japón, en el sentido de que, a tenor de los actuales arreglos para la operación, las páginas web de Google China y Google Hong Kong no se someterán a la censura. A criterio de la agencia Reuter´s, este final feliz para la confrontación entre Google y el Gobierno chino equivale a la desaparición de los nubarrones que enturbiaban el cielo de las operaciones futuras de Google en China, sacando de paso la espina que se mantenía clavada en el costado de las relaciones chino-estadounidenses. La información indicó asimismo que en su pulseada previa con las autoridades, Google “sufrió pérdidas considerables”. En el segundo trimestre de este año, la participación de Google en el mercado chino se redujo de 29,5% a 27,3%. La Associated Press considera que , a juzgar por la situación actual, el mercado chino ya no es un gran pastel para Google, cuyas ganancias de este año a nivel mundial, apuntó, ascenderán a 28.000 millones de dólares, de los cuales los beneficios del mercado chino no excederán de 600 millones de dólares. Pero aún así, la gerencia de Google comprendió que abandonar China significa quedarse sin un espacio imprescindible para su expansión en el futuro. DIARIO DEL PUEBLO. 21-7-2010 EEUU. The Wall Street Journal Las mineras de China salen de compras Phred Dvorak En la carrera global por activos mineros, China se ha convertido en el rival al que hay vencer: apenas unos pocos años después de sufrir sonoros fracasos en sus intentos por adjudicarse grandes adquisiciones extranjeras, compañías chinas de todos los tamaños están ahora negociando acuerdos más complejos y con mayor éxito. Empresas con sede en China o Hong Kong participaron en compras e inversiones mineras en el extranjero valoradas en US$13.000 millones el año pasado, 100 veces más que en 2005, según la firma de investigación de mercado Dealogic. Las compañías del país asiático han mostrado un ritmo similar en 2010. La semana pasada, Shandong Iron & Steel Group Co. anunció una inversión de US$1.500 millones en un proyecto de mineral de hierro de African Minerals Ltd. en Sierra Leona, el más reciente de los 76 acuerdos mineros internacionales anunciados hasta el momento por compradores chinos, valorados en US$8.300 millones, según Dealogic. El insaciable apetito de China por metales y minerales será el principal motor que incremente su inversión total en el extranjero a más de US$100.000 millones en 2014, predice Derek Scissors, un investigador del centro de estudios de la Fundación Heritage, que ha creado una base de datos para monitorear este tipo de acuerdos. El éxito de China en adquirir fabricantes de mineral de hierro, níquel, molibdeno y otros minerales se ha producido en un momento en el que el resto del mundo sigue sufriendo la crisis financiera global. En 2009, China representó una tercera parte del valor de todas las fusiones y adquisiciones mineras internacionales, un sólido aumento frente al 7,4% de 2007 y menos del 1% en 2004, según Dealogic. En los acuerdos más recientes ha aparecido una nueva clase de pretendiente. Hace años, los compradores chinos de activos petroleros y mineros solían ser grandes empresas estatales con tenían una reputación algo dudosa, partidarias de hacer compras directas, y que acabaron sufriendo una serie de rechazos públicos, como el fallido intento de China Minmetals Corp. de comprar la minera canadiense Noranda Inc. en 2005. Ahora, sin embargo, los inversionistas van desde compañías manufactureras privadas a empresarios de Hong Kong al fondo soberano China Investment Corp. Los expertos en adquisiciones chinas afirman que estos inversionistas actúan con más inteligencia y son más flexibles que hace unos años, experimentando con empresas conjuntas y participaciones minoritarias. Cambio de nombre Entre los nuevos compradores hay compañías como CST Mining Group Ltd., de Hong-Kong. Conocida hasta hace un año como China Sci-Tech Holdings Ltd., era una compañía de 15 empleados que cotizaba en bolsa y que invertía principalmente en bienes raíces. Hace unos meses, China Sci-Tech compró dos productoras de carbón por US$380 millones —una canadiense, otra australiana—, contrató a un puñado de experimentados ejecutivos occidentales para dirigirlas, recaudó US$600 millones a través de una oferta privada de acciones y cambió su nombre a CST Mining Group Ltd. El año pasado, los inversionistas mineros chinos cerraron casi tres de cada cuatro acuerdos que persiguieron, según estimaciones de Amy Cheng, líder del equipo especializado en minería de BOC International, el brazo de banca de inversión del estatal Bank of China Ltd. El gobierno chino no ha anunciado públicamente su interés por respaldar estas adquisiciones, pero el gran número de operaciones de los últimos años —muchas por empresas estatales— sugiere que son una prioridad. China ya consume una tercera parte del cobre del mundo y 40% de los metales básicos, y produce la mitad del acero mundial. Si bien la demanda de materias primas ha caído, por el menor crecimiento económico chino este año, los expertos creen que se mantendrá fuerte en el largo plazo. La oleada de compras de China podría a la larga incrementar la oferta global de muchos minerales y metales, según Tim Goldsmith, director global de minería de PricewaterhouseCoopers en Australia. Si la demanda de China sigue siendo sólida, y otros países como India también crecen a buen ritmo, la oferta añadida podría ayudar a moderar las alzas de los precios de los bienes básicos, señala Goldsmith. "Los chinos están dispuestos a ser más creativos en sus inversiones y a subir a niveles más altos de riesgo", afirma Howard Balloch, fundador de la firma boutique de banca de inversión The Balloch Group, con sede en Beijing. THE WALL STREET JOURNAL. 21-7-2010

Deja una respuesta