Reacciones a la manifestación en Madrid contra la masacre en Gaza.

¿Gendarme de quién?

La manifestación convocada ayer domingo en Madrid bajo el lema “Paremos el genocidio palestino” fue un éxito. Primero por los números, 250.000 manifestantes, más de lo esperado. Segundo por haber sentado las bases para poder retomar el espí­ritu del NO a la Guerra. No en vano a la manifestación acudieron los actores que en 2003 se movilizaron valientemente contra la guerra de Irak. Debemos felicitarnos por esta marcha.

A la manifestación acudieron las masas, miles y miles de ersonas que sienten cada día una punzada en el corazón al ver las desgarradoras imágenes de sufrimiento del pueblo palestino. Asistió una gran representación de la mayoría social progresista española, de gente que aspira a un planeta en paz y libre de las agresiones de las potencias mundiales a los pueblos del mundo. Gente honesta, de mirada limpia, que hoy se manifiestan contra la masacre en Gaza como ayer lo hicieron contra la guerra de Irak… y contra el terrorismo de ETA, contra la matanza de Atocha o contra el secuestro y asesinato de Miguel Angel Blanco. Gente a la que la conciencia le empuja a arrojarse a la calle contra muchas injusticias, contra diferentes ignominias.Pero eso no es lo que piensan todos los medios. Los de la derecha más reaccionaria y proyanqui se han apresurado a decir que se manifestó “la farándula de Zapatero” y que “nadie los ha visto denunciando a Hamás”. Es mentira, a la inmensa mayoría de las miles y miles y miles de personas que ayer asistieron a esa manifestación se las podrá encontrar en todas las marchas y manifiestos contra toda clase de terrorismo, pero para esos medios (siguiendo las orientaciones de la Casa Blanca) sólo importa si tal o cual personaje público –como si fueran representantes de la opinión de miles- ha aparecido detrás de una pancarta y no detrás de otra.Pero no es sólo la derecha. Hoy encontramos en los periódicos “progresistas” abundantemente detallados los incidentes –residuales y puntuales- que hubieron en la manifestación. Cuando se quiere radicalizar un movimiento social justo… es para ponerle fecha de caducidad, es para que autoconsuma en su propia salsa, es para que no sume a las amplias masas, sino que las espante.Pero sobretodo en la prensa de hoy nos encontramos una ausencia clamorosa, un vacío escandaloso. Se detallan las consignas pacifistas -“Ojo por ojo, todos ciegos (Gandhi)"- o las más ultraizquierdistas -"es resistencia, no terrorismo"; "Estado sionista, estado terrorista"-… pero no se nombra otro tipo de pancartas y gritos que también se corearon: los que apuntan a EEUU como la sombra que maneja al ejército de Israel contra la indefensa población de Gaza. Esas consignas deben silenciarse, deben ocultarse… estamos ante un conflicto palestinos-israelíes, donde el Estado de Israel actúa según sus propios motivos “electorales” o “de seguridad”. ¿Pero Israel no era gendarme… de alguien?

Deja una respuesta