STOP DESAHUCIOS

“Están comprando nuestros hospitales y nuestras casas; se están quedando el paí­s.”

El Parlamento Vasco ha aprobado, con el apoyo de EH Bildu, PSE y UPyD, la Ley Vasca de Vivienda, que contempla medidas como el derecho subjetivo a un alquiler barato, un canon para pisos desocupados y la expropiación temporal de viviendas vací­as propiedad de los bancos. Frente a los votos contrarios de PP y PNV, se ha presentado como una iniciativa dentro de la nueva polí­tica que se pretende llevar tras el terremoto electoral del pasado 24-M. Pero, ¿es realmente un paso adelante en la situación dramática en la que están inmersas miles de familias por causa de las hipotecas y los desahucios?

¿Qué piensas de la Ley Vasca de Vivienda?Esta Ley defiende la “cesión temporal del uso” de los pisos, ya en propiedad de la Banca y eso significa darle un tercer o un cuarto rescate a la Banca, por si ha tenido poca inyección de dinero público. Además, el término “expropiación de uso” no es correcto; muy probablemente tumbarán la Ley en el Tribunal Constitucional. Considero que es un mero maquillaje para justificar, desde el ámbito político, que hacen algo al respecto.

Esta Ley no contempla soluciones para la gente que tiene problemas con el pago de su vivienda, ni para las personas en riesgo de desahucio o que ya han sido desahuciadas. Tan sólo plantea la cesión del uso de las viviendas, en manos de la Banca, para “un ratito”. El banco cede parque inmobiliario y es la Administración Pública la que lo mantiene.

“Hablamos con la portavoz de la asociación vasca con más trayectoria en la lucha contra los desahucios”

Es como cuando le dejas la casa del pueblo a un familiar para que te la cuide y, a cambio, paga los gastos y la disfruta; pero la casa sigue siendo tuya. Por tanto, la Banca no pierde nada; todo lo contrario, es decir, mantiene todo su Patrimonio y hace lo mismo con la clase política, a cambio de que ésta le mantenga los pisos con dinero público. En esta Ley, no se menciona nada sobre el control a la Banca, ni tampoco se habla de cambiar otras Leyes que afectan a la vulneración del derecho a la vivienda.

Además, podríamos encontrarnos con gestiones y privatizaciones como el IVIMA en Madrid, una gestión privada de un fondo buitre, donde una gestora alquila los pisos, que es otro rescate a la Banca.

Parece ser que la Ley Vasca va por tramos. El primer año, va dirigida para las familias que tengan unos ingresos máximos de 15.000 euros y compuestas por tres miembros. Pero ese planteamiento, dirigido solamente hacia unos sectores de población, ya se hace desde el Real Decreto Ley 1/2013, en materia de atención al hipotecado, desde el gobierno español dirigido por el PP. Por tanto, ¿qué pasa con las familias con unos ingresos de 15.100 euros, o las que constan de 2 miembros? Y el segundo año, para los que ganan 9.000 euros. ¿Y para los que ganan 10.000 euros no? Y el tercer año, otro tramo… Y los que quedan fuera ¿para qué año? Es un agravio comparativo, cuando menos. No puede ser; si se plantea una solución, desde este tipo de propuestas, la solución tiene que ser para todos… Eso sí, entiendo que la única solución real pasa por controlar a la Banca y que ésta devuelvan lo expoliado a la ciudadanía y, cómo no, cárcel para los responsables. Los Partidos Políticos no pueden seguir financiados por la Banca y actuar en connivencia con ella.

¿Y el derecho a tener una vivienda con un alquiler barato?En cuanto al “derecho subjetivo a la vivienda”, la Ley Vasca dice que podrás ir a los Tribunales de Justicia para reclamar una “vivienda digna”. Pero, para que la vivienda sea digna, ¿me la tiene que quitar el banco? ¿Acaso la vivienda que tengo no es digna? Si ahora los Tribunales no hacen justicia y en la mayoría de los casos dan la razón a los bancos, ¿tengo que esperar a que me la quiten y se la quede el banco para que la hagan? ¿Por qué hay que hablar del “derecho subjetivo a la vivienda” cuando en nuestra Constitución (Ley Suprema) ya figura el derecho a la vivienda? Me debería amparar la Constitución, igual que se aplica a rajatabla el artículo 135 de la reforma exprés.

“No hay tal expropiación de los pisos a la Banca, hay cesión del uso para un ratito”

La Ley Vasca, o la catalana, o la andaluza, que se vende como panacea, en realidad, sirve para que la gran Banca aparente que cede algo y que los políticos actúan ante la emergencia habitacional. Lo que importa, verdaderamente, es de quién es el suelo, de quién es el patrimonio y de quién es el parque inmobiliario. De hecho, con esta Ley, a la Banca no se le toca el patrimonio.

¿Qué habría que hacer pues? Expropiar a la banca los pisos o exigir la devolución del “rescate”. Por justicia social, los pisos, en todo caso, habría que devolvérselos a los ciudadanos.

Dicen que, en realidad, a los bancos no les interesa acumular pisos…Mentira. Con un agujero reconocido de medio billón de euros (el peligro de estallido financiero sigue estando ahí), la Gran Banca concentra más de millón y medio de pisos expoliados a los trabajadores. No es cierto que a los bancos no les interesan los pisos. Si fuera así, reestructurarían las deudas, con un “traje a medida” para cada persona hipotecada. Los pisos son activos financieros, no pasivos.

Con ellos, compran deuda, se inyectan dinero y prestan dinero a las Autonomías y al Estado. Por ejemplo, el BCE presta a la Banca dinero al 0,5-1% de interés y los bancos prestan al Estado al 6%, además de comprar deuda pública. Ése es un gran negocio asegurado, sin riesgo ninguno y, por eso, en este momento, no prestan dinero a los ciudadanos ni a las empresas. Debería haber control del Banco de España y de la CNMV.

También, debería ser efectiva la separación de poderes. ¿Cómo puede ser que en los Juzgados no se apliquen las sentencias europeas ni los Tratados Internacionales que hablan, por ejemplo, de cláusulas abusivas y estafa? Pretenden hacernos creer que tener un piso en propiedad es vivir por encima de nuestras posibilidades.

¿Es la dación en pago y el alquiler social la solución?Hablar sólo de dación en pago y de alquiler social es claudicar ante la Banca. Puede resultar un instrumento de contención social y puro beneficio para los bancos. Total connivencia con ellos. La dación en pago es perder todo lo que has pagado y entregar tu casa a cambio de que te dejen sin deuda hipotecaria. Seguramente, seremos la única plataforma, en todo el Estado, que no hemos firmado una sola dación en pago. Eso sí, no hemos hecho ni un solo escrache, ni una sola ocupación y, en cambio, toda nuestra gente no sólo sigue durmiendo en su casa de manera legal sino que siguen teniendo su patrimonio.

Aunque debo reconocer que conozco baste bien las Administraciones Públicas, yo no soy experta jurista, ni tenemos un equipo de “expertos” y, aún así, hemos podido parar 130 casos, entre subastas y desahucios, hasta la fecha. ¿Cómo es posible que no se pueda hacer lo mismo en toda España? ¿Cómo puede ser la claudicación una reivindicación de las izquierdas?

“Toda nuestra gente sigue durmiendo en su casa de manera legal y siguen teniendo su patrimonio”

Éste es el planteamiento político que hacemos. Estamos en contra de que la propiedad privada sea sólo de la Gran Banca y de los especuladores. No vamos a permitir que los bancos se queden en propiedad con el parque inmobiliario del país y se descapitalice, exclusivamente, el patrimonio de la ciudadanía. España lleva siendo descapitalizada desde la Transición, a manos de los grandes capitales y, ahora, vienen a por la propiedad de la clase trabajadora. Hay otras posibilidades más allá de la dación en pago. Se tienen que conocer para poder elegir otras alternativas de lucha contra los bancos.

Pero, ¿estáis en contra del alquiler social?No estamos en contra; todo lo contrario. Cuestionamos lo que llaman y definen algunos como “alquiler social” cuando firman con un banco, después de entregar la casa, un alquiler. A eso, nosotros lo llamamos “alquiler antisocial”.

Consideramos que es un lavado de cara a la imagen de los bancos y a la política en connivencia con ellos. Resulta que la mayor parte de esos pisos, propiedad de los bancos, son expoliados a la ciudadanía y a la clase trabajadora, gracias a una ley de 1909 totalmente injusta, denunciada por la ONU y la UE. Una Gran Banca que no tiene control del Banco de España, ni de la CNMV y a la que se le ha inyectado una cantidad indecente de dinero público (más de 400.000 millones de euros) de rescate del que sólo ha devuelto alrededor del 4% hasta la fecha, es decir, han socializado su deuda (¿pérdidas?).

Resulta que se apropia de nuestro parque inmobiliario y tenemos que lavarle la cara. Les cogemos un ratito ¡el uso! Entonces, ¿por qué se le llama expropiación? El término expropiación se refiere a patrimonio y no a uso. Nosotros entendemos que la vivienda social es la vivienda pública, de parque público de vivienda, con gestión pública y no con privatizaciones. No debemos definir al alquiler de los pisos que nos han expoliado los bancos, con una Ley injusta, ahora en manos privadas, como “alquiler social”. También, está ocurriendo que se está cediendo, este parque inmobiliario, a los fondos buitres para que lo gestionen. (Véase el ejemplo de Madrid con el IVIMA). Esto es lo que denominamos “alquiler antisocial”. ¿Cómo se puede vender este tipo de propuestas como de izquierdas?

En nuestro caso, la gente que venía con desahucios donde era imposible procesalmente parar la subasta o la orden de embargo, están en su casa y pagan cero euros. Nunca hemos firmado un contrato de alquiler con un banco; pero algunos llevan más de tres años en su casa. Eso sí, es una respuesta ante los bancos y sus atropellos y se podría comparar con un “alquiler social”. Así, el banco, si se ha adjudicado la propiedad, tiene que pagar el mantenimiento de la vivienda. Mantenemos vivo el proceso judicial y las familias pueden seguir viviendo en sus casas.

¿Cuál es vuestra forma de trabajar? Vamos a los Juzgados y a todas las instituciones competentes. Nosotros entendemos que, mientras un procedimiento está vivo, hay que luchar por él. Igual que en la medicina, nunca hay que darse por vencidos. Muchas veces, nos encontramos con abogados que lo dan todo por perdido, dejando a los ciudadanos indefensos. Los fiscales deberían ser garantes de los derechos de la gente más vulnerable y de las personas indefensas, como la infancia, los ancianos o las personas discapacitadas y de la ciudadanía, en general, para no dejar a nadie en la calle. La gente afectada participa en todo el proceso, porque se la prepara y se lleva adelante su caso, desde un diagnóstico, se marca una estrategia con su participación y capacidad de decisión directa y desde la cooperación y la ayuda mutua.

Frente a los grandes capitales nacionales y extranjeros, al FMI y Bruselas, ¿no haría falta un gran frente de unidad?Hay un intervencionismo internacional por el que están comprando nuestros hospitales y nuestras casas, se están quedando con el país. No debemos aceptar que socialicen su deuda y sólo nos cedan el uso de los pisos expoliados a la ciudadanía, víctima de este “Genocidio Financiero”. Hay que nacionalizar la Banca y socializar las ganancias, que detraigan de los Paraísos Fiscales,… ¿Cómo puede ser que desaparezca esto del discurso de las izquierdas? Antes de que la BBK, ahora Kutxabank S.A., se adjudique mi casa, yo me adjudico la BBK. Esa tiene que ser la lucha obrera. Ahora más que nunca, sigue siendo una lucha de clases.

En mi caso, me han ofrecido ir en listas electorales a las recientes elecciones municipales; pero preguntaba por el programa y se me decía que “eso se verá después”. Consideramos que tener un proyecto político y un programa claro es lo fundamental para poder confluir. Por supuesto que vemos muy necesario un gran frente de unidad y debe abrirse este proceso. Hasta ahora, no hemos encontrado una propuesta revolucionaria y valiente como la nuestra. ___________________________________________________________________

Propuestas de la PAH Sendia País Vasco

PAH-Sendia es la asociación vasca con más trayectoria en la lucha contra los desahucios. Trabajan el punto de vista de los que están trabajando día a día y codo con codo con los afectados, en los Tribunales, en mesas informativas en las calles, en asambleas,…La lucha contra los desahucios ha saltado a primer plano con los nuevos gobiernos municipales y autonómicos surgidos tras el 24-M. Alquileres sociales y dación en pago parece ser el grito de guerra forjado tras mucho activismo acumulado desde aquel 15 de Mayo de 2011, cuando la indignación inundó las calles y plazas.Pero no es el único camino. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca – Sendia mantiene otra postura sustentada por más de 130 subastas y desahucios paralizados. Se trata de una organización independiente, autofinanciada, gestada desde, por y para los afectados del problema de las hipotecas y de los desahucios.

Su propia portavoz lo es. Ha tenido su casa en subasta en dos ocasiones y de las dos se enteró por casualidad. También, la oficina de la asociación fue objeto de demanda por impago de alquiler, que funcionaba como piso de acogida y cuyo material y objetos personales nunca ha podido recuperar. Luchadora nata, desde los ochenta, en movimientos de defensa de la mujer, estudió magisterio y, más tarde, continuó su especialización en Políticas Públicas y Sociales. Es experta en gestión de Servicios Sociales, terapeuta y mediadora familiar. Se define como “malabarista social”. Consiguió, en una situación personal muy adversa, conservar la casa, manteniendo vivo el procedimiento judicial y seguir en la lucha contra los desahucios de otros.

El no claudicar, no entregar tu casa a la banca… en lo personal y en lo colectivo, esto es lo que propone: “Stop desahucios es lo que queremos todo el mundo, pero a partir de ahí la cuestión es qué hacemos políticamente para parar este genocidio financiero”. Esto es lo que proponen:1. Derogación de la Ley 1/2013 de 14 de mayo en materia de desahucios.2. Suspensión de todods los procedimientos judiciales que conllevan riesggo para la primera vivienda y paralización de los desahucios.3. Por la moratoria mínima de 5 años para las deudas hipotecarias y cualquier otra que afecte la primera vivienda.4. Declaración de la vivienda familiar y habitual como bien inembargable.5. Condonación total de la dreuda hipotecaria de las familias de todo el Estado, respecto a la primera vivienda.6. Regulación de los mercados y la banca por parte de los gobiernos.7. Cambio de la Ley de Ejecuciones Hipotecarias, Ley de Arrendamientos Urbanas y en las que afecten a la vivienda para garantizar el derecho a la misma.8. Dación en pago con carácter retroactivo obligatorria para los bancos y opcional para los afectados.9. Defensa del Derecho a la Vivienda, los Derechos Constitucionales y los Derechos Humanos.10. Por la Justicia gratuita para las personas afectadas por deudas de la vivienda.11. Por la objeción de conciencia de los empleados públicos. ¡Por la Justicia Social y los Derechos Civiles!

Deja una respuesta