SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

España ordena auditorí­a y nuevas reservas de capital para restaurar la confianza

España ordenó a sus bancos el viernesprovisionar otros 30 mil millones de eursos para cubrir las pérdidas potenciales en bienes raíces y ordenó una auditoría independiente de sus deudas, en un esfuerzo para restaurar la confianza en un sector que está en el corazón de la crisis financiera del país .Después que el mercado inmobiliario en España se derrumbara en 2008, los bancos han tenido que cargar con préstamos incobrables y propiedades hipotecadas que se estiman en alrededor de 184 mil millones de euros a finales de 2011. Eso ha pesado sobre la economía.El gran temor, sin embargo, es que si los bancos comienzan a fallar el gobierno se verá abrumado por el costo. Salvsar al Gobierno español podría ser demasiado caro para los fondos de rescate de Europa, amenazando la existencia del bloque del euro.En el anuncio del viernes, el ministro de Economía Luis de Guindos también dio a conocer las medidas sobre los bancos para que coloquen sus activos improductivos de bienes raíces en entidades separadas, que luego se encargarían de su venta a precios de mercado.Los bancos tendrán que provisonar de nuevo más dinero a fin de año para cubrir los préstamos que aún no están considerados problemáticos, pero podrían deteriorarse si la recesión es más profunda de lo esperado.Con la reforma bancaria dada a conocer en febrero, el gobierno conservador había ordenado a los bancos a provisionar 54 mil millones, la gran mayoría de los activos tóxicos. El gobierno socialista anterior también lo intentó en dos ocasiones y no pudo limpiar el sector bancario, en primer lugar mediante el fomento de las fusiones y luego por el aumento de las exigencias de capital básico.Los mercados no parecen impresionado por el último esfuerzo. El rendimiento del bono del gobierno de referencia a 10 años -una medida de la cautela de los inversores hacia las finanzas de un país- se situó en un incómodamente alto 6% (…)Guindos dijo que los nuevos aprovisionamientos se ordenaron debido a que hay temores en los mercados internacionales que la realización de los préstamos podrían caer a medida que la economía se debilita y aumentan las dudas acerca de qué tan grandes son los pasivos de los bancos españoles .La previsión de España es que la economía se contraerá un 1,7 por ciento este año. La Unión Europea dijo el viernes que prevé una contracción del 1,8 por ciento.El ministro dijo que los bancos que no puedan cumplir los nuevos requisitos podrán solicitar dinero de un fondo de rescate del gobierno. Estos préstamos se concederán a una tasa de interés de casi el 10 por ciento. De modo que el coste para el contribuyente será cero, mantuvo de Guindos . Se espera un desembolso máximo de 15 mil millones de euros.Contra las expectativas de muchos, el viernes el gobierno no anunció ningun préstamo o ayuda para Bankia, SA, la entidad crediticia con problemas nacionalizada esta semana. Bankia tiene la friolera de 32 mil millones en activos inmobiliarios que se consideran problemáticos.Tampoco De Guindos ha ordenado más provisiones para los activos inmobiliarios que ya se han desplomado. Esto puede ser debido a que el gobierno quiera esperar a los resultados de las auditorías sobre las cargas de deuda bancaria.De Guindos señaló que a medida que España se enfrenta a uno de los momentos más duros de su historia moderna, con la economía en recesión y el desempleo en casi un 25 por ciento, la confianza en el sector bancario es capital.”Es imperativo que las autoridades tomen medidas continuas para garantizar la solvencia y la total ausencia de dudas sobre la rentabilidad y la solvencia de nuestros bancos, y eso es lo que el gobierno ha hecho hoy”, dijo el ministro.Los nuevos requisitos de aprovisionamiento son difíciles. En el marco de la última reforma bancaria, los bancos tenian que provisionar los préstamos de bienes raíces a un ritmo del 7 por ciento de los importes de los activos. Esto ahora sube al 30 por ciento.Por término medio, incluidos los activos sanos y los poco fiables, los bancos tendrán que hacer provisones que equivalen al 45 por ciento de su valor en libros.”Esa cobertura es muy, muy fuerte”, dice Juan José Toribio, profesor de Economía en el IESE Business School. “Es difícil pensar que se pueda ir mucho más allá.” También dice que la idea de ofrecer dinero a los bancos para cumplir con las reglas de aprovisionamiento es buena.Aún así, dijo que España nuevamente ha pedido más a los bancos con la esperanza de que los mercados serán saciados.”Este es otro intento de ensayo y error, que espero que sea suficiente”, dijo.¿Pero que pasará si la cuarta limpieza bancaria de España falla y los diferenciales de los bonos se mantienen altos?”Habrá una quinta”, declara entre risas. “No hay otra solución. No hay otra alternativa “.

Deja una respuesta