Entrevista con Jordi Martí­nez i Rigol, cabeza de lista de Recortes Cero - Els Verds

“Es urgente poner en el centro de la vida polí­tica la necesidad de redistribuir la riqueza que acapara una í­nfima minorí­a”

La candidatura está encabezada por el activista Jordi Martí­nez Rigol, licenciado en medicina y periodista especializado en sanidad y salud.

Tras los primeros pasos en la presentación de la candidatura ¿Cuáles son los retos a los que aspiráis?

Si lo miro desde qué Catalunya pretendemos dejar a nuestros hijos, me planteo hacer todo lo posible para revertir que nos han convertido en un territorio de servicios precarizado, vendido a los mismos grandes capitales y fondos de inversión extranjeros que expolian al resto de España. En la sanidad catalana tenemos un ejemplo palmario. Catalunya tiene un gran potencial para crear riqueza, ponerla al servicio de elevar el nivel de vida de la mayoría y encabezar esa dinámica para el conjunto de España. En este camino saldrán muchos líderes, y aspiramos a que Recortes Cero-Els Verds sea vista como un referente para ese futuro. “Nos dicen que si vamos a contracorriente, pues será de la Catalunya oficial, no de la real”

Os presentáis por las cuatro provincias, pero ¿con qué fuerza contáis?

Hemos trabajado ya en las 25 localidades que en Catalunya tienen más de 50.000 habitantes para recoger los más de diez mil avales presentados y hacer una primera pegada de carteles y reparto de octavillas con un periódico especial. Contamos con candidatos de todas ellas y vamos a hacer un despliegue contando con las agrupaciones de base de Recortes Cero que ya tenemos activas, y grupos de colaboradores que se han sumado recientemente.

¿Cómo ves el desarrollo de la pre-campaña?

Por un lado confiado, por otro preocupado. Confiado porque el tsunami independentista está ayudando a visualizar que el pueblo catalán está huérfano de un referente por la redistribución de la riqueza y por la unidad, contra la deriva independentista. Y eso es Recortes Cero-Els Verds. Nos dicen que si vamos a contracorriente, pues será de la Catalunya oficial, no de la real.

Por otro lado preocupado porque con el “ñaca-ñaca” independentista desvían la atención sobre los agudísimos problemas sociales y laborales, y hastian todavía más a los sectores obreros y precarizados que son los que se abstienen. Nos hemos encontrado muchos casos durante la recogida de avales. Ese sí es un reto. Que entiendan que la abstención beneficia a los que ellos odian, a los Artur Mas y compañía. Hay que votar.

Pero lo suyo sería unir fuerzas con otros partidos, ¿no?

Por supuesto. Nosotros nos presentamos como coalición de casi una veintena de fuerzas políticas y sociales que es tan sólo el principio, el embrión de un Frente Amplio de Unidad con un programa claro por la redistribución de la riqueza, ampliación de la democracia y defensa de la soberanía nacional. Es urgente poner en el centro de la vida política la necesidad de redistribuir la riqueza que acapara una ínfima minoría para que ningún sueldo ni pensión baje de 1.000 euros al mes; y hacer cultura que lo revolucionario en Catalunya es la defensa de la libre unidad de todas las regiones y nacionalidades de España para librarnos de los que nos imponen el saqueo desde el otro lado de los Pirineos y del Atlántico. Cuando ocurra, habrá otro punto de referencia para muchos partidos, incluso nacionalistas, que hoy están cegados o resignados por la ofensiva de Artur Mas.

Deja una respuesta