Es el momento de la unidad

Ante la gravedad de los acontecimientos que vive el país y la gente, se ha impuesto un clima de opinión abrumadoramente mayoritario, que exige unidad y solidaridad para salir juntos de este trance.

Una voluntad de unidad que se plasma en miles de gestos, como el que todos los días a las 20:00 de la tarde, en los balcones de toda España -de norte a sur, de este a oeste, en las grandes ciudades o en los pequeños pueblos- une a millones de personas saliendo a dar un emotivo y prolongado aplauso a los profesionales de la sanidad pública. Pero ese gesto también es un aplauso al esfuerzo colectivo, un mensaje de ánimo a los vecinos en una situación que está reforzando los lazos de solidaridad entre nuestro pueblo.

Existe un amplio apoyo social a las medidas drásticas que supone haber decretado el estado de alarma, a pesar de las dificultades y los costes que ello va a generar.

Todo el arco parlamentario ha cerrado filas con el gobierno tras la aprobación del estado de alarma. El PP, por boca de Pablo Casado, ha debido anunciar, por encima de sus críticas al gobierno, el viernes el apoyo al decreto que el gobierno presentaría el sábado, incluso antes de conocer su contenido, y ya ha anticipado que votará a favor de prorrogarlo.

Ciudadanos, a través de Inés Arrimadas, ha anunciado un apoyo cerrado al gobierno, afirmando que “no es tiempo de reproches sino de unidad”, anticipando su voluntad de permitir la aprobación de unos presupuestos extraordinarios, e incluso Vox se ha visto obligado a anunciar, por primera y única vez, el apoyo a las medidas tomas por el gobierno.

La ampliación del estado de alarma más allá del plazo de 15 días ahora fijado requerirá la aprobación del parlamento. Se da por descontado que deberá ser así y con toda seguridad el gobierno contará con un apoyo unánime.

En un comunicado conjunto, los principales sindicatos -CCOO y UGT- y organizaciones empresariales -CEOE y Cepyme- se han colocado detrás del gobierno, consensuando tres grupos de medidas: facilidades para aprobar ERTEs, suspensión temporal de actividad, para evitar que se conviertan en despidos definitivos; medidas que proporcionen liquidez a las empresas; y prestaciones para apoyar a las familias afectadas y los trabajadores -que todos, aunque sus cotizaciones no le den para ello, puedan empezar a cobrar el paro desde el primer día que se paralice la actividad de su empresa-.

Las únicas fuerzas políticas y sociales que se han desmarcado del apoyo al gobierno tras aprobar el estado de alarma han sido el PNV y JxCat.

El portavoz del gobierno vasco, Josu Erkoreka, lo ha calificado de “un 155 encubierto”, mientras Quim Torra se refería a una “confiscación de las competencias y la autonomía catalana”, afirmando que “no estaremos detrás del gobierno español, sino al lado”.

No solo las pretensiones de los sectores más agresivos de la burguesía catalana se enfrentan a la voluntad mayoritaria de los catalanes -que en una encuesta de La Vanguardia apoyaban en un 93% la decisión del gobierno central de decretar el estado de alarma-. También las proclamas de la ultraderecha para privatizar la sanidad pública revelan hoy su auténtico carácter criminal.

4 comentarios sobre “Es el momento de la unidad”

  • Que si hay unidad.En mi barrio los latinos ponen musica para animar al vecindario y el otro dia le cantamos el cumpleanyos feliz a un vecino. Si ya solo falta que la burguesia monopolista renuncie a la apropiacion de mercancias y pasen a ser del Pueblo y esto es el socialismo

  • A mi,todo esto me recuerda a la guerra de Indepencia, todos unidos contra el onvasor. Daoiz y Velarde, militares, la policia, bandoleros como Curro Jimenez. ..vamos que desde hace 200 anyos no vivimos una cosa igual.Fuera el coronavirus! !!

  • Hala, todos juntitos. Lo que no ha hecho la revolucion lo hace el coronavirus. Desde aqui un besazo a mi amiga enfermera Rosita, que se esta jugando la vida en el Gregorio Maranyon de Madrid

  • Maite Gallego de la Cruz dice:

    La batalla no està en el virus ni en la Salud, que es una nimiedad, està en la imposición de un nuevo órden mundial dirigido por China y Rusia. EEUU en decadència total al igual que el neoliberalismo putrefacto europeo. Asistimos a cambios estructurales y gobiernos caeran por haber tapado el orígen del virus de laboratorio como error humano. Hay que cambiar de paràmetros y nuestro sistema de vida que ya no funciona, que la misma naturaleza con el cambio climàtico nos destruirà en parte. Existe un paralelismo con Chernobyl de 1986 que causó miles de muertos y todavía quedarà muchos siglis para que se limpie y que fue el detonant de que cayera la URSS. El sistema político español harà aguas por todos los lados, no me extraña que se unan todos, incluso VOX, lo màs vomitivo del sistema. Parece ser que las clases y lucha de clases se han esfumado de repente. Però, y las libertades de las personas?, también se han esfumado?.

Deja una respuesta