í‰bola

Entrevista a Fernando Aguiló Martí­nez, representante de la Orden de San Juan de Dios en el Hospital Mabesseneh de Sierra Leona

En estas condiciones de base trabajan estos misioneros. La Orden Hospitalaria San Juan de Dios cuenta con dos hospitales en la zona afectada, uno en Lunsar y otro en Monrovia (Liberia) donde trabajaba Miguel Pajares. En el cuidado de Manuel aquí­ en España fue cuando se desató la cadena de despropósitos que llevó a la infección de la auxiliar de clí­nica que le atendí­a y la polémica sobre los protocolos. Hemos entrevistado a Fernando Aguiló Martí­nez, Hermano Mayor de la Orden de San Juan de Dios en Barcelona y representante de la Orden en el Hospital de Mabesseneh.

Entrevista a

Fernando Aguiló Martínez, representante de la Orden de San Juan de Dios en el Hospital Mabesseneh de Sierra Leona

En Sierra Leona ya han fallecido unas 880 personas ysufrió una escalada de casos tras el cierre de tres días decretado por el Gobierno el pasado septiembre. Una de esas muertes fue la del médico y misionero español Manuel García Viejo, destinado en el Hospital de Mabesseneh, en Lunsar, Sierra Leona. “Un gran médico y cargaba sobre sus espaldas buena parte del trabajo que se llevaba a cabo en el hospital de Mabesseneh” (hermana Elisa Padilla, superiora de la congregación de las Misioneras Clarisas en Sierra Leona); “fue esa cercanía con la miseria, con la gente y con el pobre la que le contagió el virus” (José Luis Garayoa, misionero navarro que desempeña su labor en Kamabai, un rincón recóndito de Sierra Leona). Dejó tras de sí un país superado por el brote de Ébola. Durante los últimos años, el país ha vivido, como todo África Occidental, un ascenso económico, pero su endeble sistema sanitario no soportó la embestida. Apenas 200 doctores para tratar a una población de siete millones de habitantes. Algunos de ellos han muerto a causa del ébola y otros muchos han huido despavoridos.

En estas condiciones de base trabajan estos misioneros. La Orden Hospitalaria San Juan de Dios cuenta con dos hospitales en la zona afectada, uno en Lunsar y otro en Monrovia (Liberia) donde trabajaba Miguel Pajares. En el cuidado de Manuel aquí en España fue cuando se desató la cadena de despropósitos que llevó a la infección de la auxiliar de clínica que le atendía y la polémica sobre los protocolos. Hemos entrevistado a Fernando Aguiló Martínez, Hermano Mayor de la Orden de San Juan de Dios en Barcelona y representante de la Orden en el Hospital de Mabesseneh.

Ustedes tienen amplia experiencia en afrontar el ébola con muy pocos medios, ¿Qué valoración hacen de lo que está ocurriendo en España?

Personalmente no tengo experiencia en afrontar el ébola en mis 20 años de estancia en Sierra Leona no tuvimos ningún brote de esta epidemia que sí era conocida en algunas regiones ubicadas en la Republica Democrática del Congo. En Sierra Leona hay otra enfermedad vírica hemorrágica que es la Fiebre Lassa en el sur este del país, el centro de referencia era y es el hospital de Kenema. Dicha zona está bastante alejada de Lunsar y en mi estancia en el país sólo vi un caso, un enfermero nuestro que procedía de esta zona.

Mi valoración de lo que está sucediendo en España es de decepción. Hay un exceso de información mal coordinada en busca más de efecto sensacionalista en vez de informar dando más relieve a los informes médicos profesionales del tema y dar tiempo que se analicen lo que haya podido fallar o suceder sin tanta presión tan mediática. Se ha politizado el tema en exceso.

¿Cual es la situación en Sierra Leona ahora mismo y qué ha cambiado después de la alerta internacional de la OMS del pasado mes de agosto? ¿Podemos seguir hablando de un brote desbocado?

La situación de Sierra Leona hace muchos meses que esta fuera de control. Las cifras cada vez son mayores tanto de afectados como de muertos. Desde el inicio del brote se veía lo que iba a pasar los que conocen mínimamente el país. Médicos Sin Fronteras, Cruz Roja Internacional ya habían dado varias alarmas en este sentido. Países como Guinea, Sierra Leona y Liberia con unas infraestructuras sanitarias deficientes, con pocos profesionales y carentes de medios materiales no están preparados para este brote ni para otros brotes epidémicos similares en general. Necesitaban ayudas hace meses tanto en material médicos pero sobretodo de profesionales cualificados.

La OMS tardó 5 meses en reconocer la virulencia sin precedentes de este brote, por su origen en una región fronteriza de 3 países y por su propagación urbana. ¿Cómo valora esta tardanza?

Valoro muy mal esta tardanza en actuar. Personalmente creo que si los problemas no afectan a los países occidentales, lo que pasa en África no interesan a nadie. Mientras el ébola no nos ha afectado ha sido ignorado tanto por todos países como de grandes Instituciones, sólo han dado la cara las ONG con medios limitados y no se las han oído sus llamadas de atención.

¿Que piensa sobre las medidas que se han puesto? ¿Faltan recursos humanos de personal sanitario, medios técnicos o de cualquier otro tipo?

Como he dicho anteriormente, faltan recursos humanos cualificados para dar soporte a estos países. Hay que mejorar las infraestructuras sanitarias y adecuarlas a las necesidades de la población para ello hay que formar bien al personal local y facilitarles los medios necesarios.

El ébola mata a los que contagia pero indirectamente está matando a mucha más gente. El pánico que ha provocado en la población hace que esta no vaya a los centros de salud por enfermedades propias del país y de la estación por ejemplo: la malaria, gastroenteritis, enfermedades respiratorias, urgencia quirúrgicas y obstétricas… ¿Quién las atiende…? ¿Cómo se tratan… si muchos de estos centros han tenido que cerrar porque han enfermado sus profesionales o no pueden garantizar una atención adecuada con un mínimo de garantías tanto a sus pacientes como a los propios profesionales. “Casi el 10 % de los infectados y el 10 % de las muertes son profesionales sanitarios”, es el colectivo de más alto riesgo a la hora de infectarse.

Pensemos que las cifras que se nos están facilitando son las registradas, lo que consta en los registros pero hay muchas más que desconocemos.

¿Serán los fármacos y vacunas experimentales la panacea para controlar el ébola? Realmente no sé lo que pueda ser la panacea, pero pensando que pueda quedar en la zona y aparecer en tanto en tanto como en República Democrática del Congo, la vacuna podría ser una gran ayuda cara al futuro. Lo que realmente hace falta ahora es tomar en serio la enfermedad y hacer estudios de investigación serios tanto en posibles fármacos como de la vacuna.

¿Cómo valora el despliegue militar de EEUU en Liberia? ¿Es lo que realmente hace falta?

La ayuda militar de los EEUU en Liberia creo que es buena y necesaria. Creo que además va acompañada de profesionales sanitarios y material y esto es vital para Liberia.

Creo que alguien de la OMS (siento no poder dar el nombre) habló de crear un ejército de batas blancas para poder disponer de ellos en casos de catástrofes o brotes epidémicos para socorrer a zonas afectadas en el futuro. Pienso que esto es necesario, pues vivimos en un mundo globalizado donde el tránsito entre países con los medios actuales es fácil. No podemos pensar que lo que afecta a una parte de mundo que no es la nuestra no nos va afectar, al menos si no somos tan solidarios como tendríamos que ser, por interés propio ayudemos a los más desfavorecidos.

NO NOS OLVIDEMOS DE AFRICA. AFRICA EXISTE Y LOS AFRICANOS TAMBIÉN.

Deja una respuesta