El PSOE evita el sorpasso pero pierde 100.000 votos y 5 escaños

Entre dos aguas

El PSOE apostó todas sus cartas el 26-J a evitar el sorpasso por parte de Unidos-Podemos, para conservar su estratégico papel de segunda fuerza polí­tica y cabeza de la izquierda.

El match ball ha sido salvado, con casi 400.000 votos socialistas más que a Unidos-Podemos. Pero los resultados del 26-J agudizan también la crisis del PSOE, el que ha sido durante décadas la pata izquierda del bipartidismo.

Una vez más el PSOE ha cosechado los peores resultados electorales de su historia. Perdiendo más de 100.000 votos y 5 escaños menos respecto al 20-D. Con derrotas demasiado dolorosas, como la sufrida en Andalucía, donde ha quedado por detrás del PP. “Forzar al PSOE a abstenerse y permitir una investidura de Rajoy supondría agudizar la crisis de la pata izquierda del bipartidismo”

El PSOE afronta una contradicción irresoluble, que se traduce en su retroceso electoral.

La decisión de Pedro Sánchez de encabezar una mayoría alternativa al PP, cerrando un acuerdo con Ciudadanos y proponiendo a Podemos su incorporación, le ha reportado réditos electorales al PSOE.

Pero la postura de un sector importante de la dirección del PSOE, desde la presidenta andaluza Susana Díaz a Jordi Sevilla, presentado por Pedro Sánchez como futurible ministro de Economía, vetando cualquier pacto con Podemos y abriendo la puerta a facilitar un gobierno del PP le ha pasado factura en las urnas.

La mayor parte de los 100.000 votos perdidos por el PSOE en toda España vienen de Andalucía (80.000 votos menos), donde se ha impuesto el PP en unas generales. Y ha sido Susana Díaz la abanderada dentro del PSOE del veto a cualquier acuerdo con Podemos.

Forzar al PSOE, como algunos reclaman, a abstenerse y permitir una investidura de Rajoy sería cavar unos metros más la fosa en que se hunden las expectativas de voto socialistas.

Deja una respuesta