¿En qué consiste la democracia real?

“Ahora que casi todos los regí­menes polí­ticos se dicen democráticos, es el grado de participación efectiva del pueblo en la toma de decisiones públicas el que marca el lugar que ocupan en el amplio abanico de posibilidades antes mencionado. Y esta participación no cae del cielo, sino que depende de la existencia de unas instituciones que la propicien y de una ciudadaní­a activa e implicada”

Las rotestas critican la deriva de la actual democracia, gobernada por una “clase política” que es instrumento y parte de la oligarquía imperante. Denuncian ese núcleo económico duro de empresarios buscadores de concesiones, contratas, privatizaciones… o “pelotazos” diversos y de políticos conseguidores, que facilitan el continuo asalto de lo público. “Mucho chorizo y poco pan”, sintetiza una de las pancartas. Las actuales protestas tienen la virtud de romper la mansa apatía que ha venido otorgando impunidad a nuestros insignes “chorizos” e invitan a cambiar el sistema que los mantiene. (PÚBLICO) EL ECONOMISTA.- Niño Becerra se muestra muy crítico con el modelo de negocio del sistema financiero. "Nada justificaba la última subida de tipos salvo una cosa: dar un regalo a las entidades financieras. Al decrecer el volumen de negocio, que los bancos ganen más con aquel negocio que ya está hecho" explica el economista. Sin embargo, asegura que éste es un camino corto porque "a medida que las cuotas crediticias se encarezcan, la gente aún podrá consumir menos, la ‘impagosidad’ crecerá, ylas entidades financieras verán cómo lo que ingresan por un lado se va por otro" EL MUNDO.- Los grandes empresarios están con Mariano Rajoy, pero quieren que antes el presidente termine el trabajo sucio». Así describen en el entorno del propio Zapatero el sentir del poder económico en España tras la debacle socialista del 22 de mayo. Los grandes empresarios saben que las medidas impopulares son menos contestadas socialmente si las emprende un Gobierno socialista que uno del Partido Popular, y por eso asumen que incluso un presidente tan agónico como Zapatero agote la legislatura si, realmente, completa la reforma laboral y el ajuste necesario. Pero desde el pasado viernes se ha agudizado un temor entre los grandes empresarios y entre los analistas de los mercados: que la nueva bicefalia del PSOE frene ese trabajo sucio. ABC.- Aunque aún nada es oficial, todos los rumores señalaban ayer que el segundo rescate de Grecia, imprescindible para que pueda acceder al siguiente plazo —12.000 millones— del rescate acordado en mayo de 2010, será una nueva vuelta de tuerca no solo en los planes de ajuste, sino también en el de la soberanía económica. De hecho, se baraja la posibilidad de que la troika formada por el BCE, el FMI y la Comisión Europea creen un equipo especial que se encargue no sólo de la privatización de los activos del país, sino también de la recaudación de impuestos. Opinión. Público ¿Qué es la democracia real? José Manuel Laredo Una corriente de aire fresco acaba de renovar el claustrofóbico ambiente electoral exigiendo “democracia real ya”. Lo cual induce a reflexionar sobre esa democracia real o verdadera enarbolada en las protestas, frente a la falsa o degradada actualmente existente. La democracia, al albergar dos términos contradictorios, pueblo y poder, arrastra una indefinición tan amplia que le permite oscilar entre el despotismo y la acracia según el poder se divorcie o se fusione más o menos con el pueblo. Ahora que casi todos los regímenes políticos se dicen democráticos, es el grado de participación efectiva del pueblo en la toma de decisiones públicas el que marca el lugar que ocupan en el amplio abanico de posibilidades antes mencionado. Y esta participación no cae del cielo, sino que depende de la existencia de unas instituciones que la propicien y de una ciudadanía activa e implicada. Ambas han fallado en nuestro país, lastrado por una transición política que supo reacomodar “sin traumas”, bajo la nueva cobertura democrática, las élites del poder que siguen haciendo los grandes negocios y tomando las grandes decisiones de espaldas a la mayoría. Como también supo afianzar con éxito la reinstauración monárquica impuesta por Franco, desplazando los conciliábulos del poder desde El Pardo a la Zarzuela. Las recientes protestas denuncian este statu quo que daba por bueno la política oficial y abren horizontes de reflexión y de cambio ignorados por el bipartidismo reinante. Las protestas critican la deriva de la actual democracia, gobernada por una “clase política” que es instrumento y parte de la oligarquía imperante. Denuncian ese núcleo económico duro de empresarios buscadores de concesiones, contratas, privatizaciones… o “pelotazos” diversos y de políticos conseguidores, que facilitan el continuo asalto de lo público. Ambos, ensimismados en sus peleas de poder, muestran encefalograma plano en ideas y propuestas solidarias e ilusionantes para la mayoría. “Mucho chorizo y poco pan”, sintetiza una de las pancartas. Las actuales protestas tienen la virtud de romper la mansa apatía que ha venido otorgando impunidad a nuestros insignes “chorizos” e invitan a cambiar el sistema que los mantiene. PÚBLICO. 31-5-2011 Opinión. El Economista La subida de tipos, un regalo a la banca El catedrático de Estructura Económica, Santiago Niño Becerra, vuelve a la carga sobre la situación económica y las subidas de tipos de interés. El experto nos avisa de que la crisis no se ha debido al periodo de tipos bajos que hemos tenido, sino que esos tipos bajos fueron uno de los motores de crecimiento que nos han conducido directamente a esa crisis. "Ya lo hemos dicho aquí: agotado el modelo, se le inyectó nitro" asegura el economista en su artículo de La Carta de la bolsa, donde recuerda de nuevo que la base del crecimiento económico se fundó sobre la concesión de créditos para todos, sobre el aumento de la capacidad de endeudamiento "hasta el infinito" y sobre las bajadas de tipos de interés. En esos momentos, el sistema financiero lo tenía todo bastante fácil y "su negocio pasó a estar en el bulto, en el volumen, en el más, más más", señala el experto. Sin embargo, una vez más nos repite que esa capacidad de endeudamiento está agotada y por ello, "no queda nitro en el depósito y la actividad está cayendo porque la gente ya no tiene crédito, el desempleo crece y la gente no puede pagar lo que debe", agrega el gurú. No había razón para subir los tipos Así que llegados a este punto, Niño Becerra se muestra muy crítico con el modelo de negocio del sistema financiero. "Nada justificaba la última subida de tipos salvo una cosa: dar un regalo a las entidades financieras. Al decrecer el volumen de negocio, que los bancos ganen más con aquel negocio que ya está hecho" explica el economista. Sin embargo, asegura que éste es un camino corto que sólo va a ayudar a ganar tiempo para saber qué dirección tomar porque "a medida que las cuotas crediticias se encarezcan, la gente aún podrá consumir menos, la ‘impagosidad’ crecerá, y las entidades financieras verán cómo lo que ingresan por un lado se va por otro", sentencia el catedrático. EL ECONOMISTA. 31-5-2011 Opinión. El Mundo La bicefalia inquieta al mercado Carlos Segovia «Los grandes empresarios están con Mariano Rajoy, pero quieren que antes el presidente termine el trabajo sucio». Así describen en el entorno del propio Zapatero el sentir del poder económico en España tras la debacle socialista del 22 de mayo. Los grandes empresarios saben que las medidas impopulares son menos contestadas socialmente si las emprende un Gobierno socialista que uno del Partido Popular, y por eso asumen que incluso un presidente tan agónico como Zapatero agote la legislatura si, realmente, completa la reforma laboral y el ajuste necesario. Pero desde el pasado viernes se ha agudizado un temor entre los grandes empresarios y entre los analistas de los mercados: que la nueva bicefalia del PSOE frene ese trabajo sucio. Desde el sábado hay ya un candidato socialista a las elecciones como Rubalcaba con personalidad y peso suficiente como para neutralizar al jefe del Gobierno. Si éste toma alguna medida que el candidato considere contraproducente para la campaña electoral, la impedirá. De momento, ayer mismo se produjo un distanciamiento entre patronal y sindicatos que puede forzar al Gobierno a tener que legislar sin consenso sobre reforma laboral y nuevos contratos de fomento del empleo juvenil. «Va a ser difícil que Alfredo deje tomar medidas que, aunque necesarias, puedan ser percibidas como antisociales. Lo más probable es que el Gobierno haga lo mínimo e intente ganar tiempo», se lamentaba ayer un miembro de la elite empresarial del país. De momento, la aclamación del ministro del Interior como candidato del PSOE fue recibida ayer por los mercados con una subida de la prima de riesgo. Es decir, que los inversores internacionales exigían más interés a España para prestarle dinero que el pasado viernes. La cota superó los 240 puntos básicos con respecto al bono alemán, lo que Rajoy y el grueso de los VIP del país consideran «cotas peligrosas» para la financiación de España. El propio Emilio Botín pidió a Zapatero, en la última reunión de éste con la élite económica del país, que rebajara esa prima a 100 puntos básicos. La subida del diferencial con el bono alemán obedece principalmente a las dudas crecientes sobre las economías griega e irlandesa y su posible contagio a España, pero también ha influido el miedo a un parón en las reformas del país. En su rueda de prensa de ayer, Rubalcaba no ofreció señales claras sobre su visión económica. En el Comité Federal del sábado, la mayoría de las intervenciones reclamaba un giro a la izquierda. Eso podría atraer a los votantes, pero incendiaría aún más a los mercados. Rubalcaba aparentó hacer un guiño a los partidarios de ese giro al asegurar que los más débiles no pueden cargar con el coste de la crisis. Pero también aseguró que la solución no pasa por «gastar más», con lo que pareció asumir el compromiso de Zapatero con Angela Merkel de cumplir a rajatabla la reducción del déficit. Merkel preguntó ya, por cierto, el pasado abril a Rajoy (ver EL MUNDO del pasado 17 de ese mes) por el calendario de primarias del PSOE, por si se iba a producir una bicefalia que paralizara el Gobierno español. Ella también lo teme. El candidato socialista quiso subrayar también que la reforma del sistema financiero «aún no ha concluido». Sabe que el nuevo mapa de cajas de ahorros será fundamental para medir el futuro poder de PP y PSOE y que las elecciones autonómicas del 22 debilitan a los socialistas en cada vez más entidades. En el bastión andaluz, Unicaja tiene sede en una Málaga cada vez más del PP, y los cambios en Asturias y Castilla-La Mancha enturbian una fusión, la de CajAstur y CCM, que dependía hasta la fecha de comunidades socialistas. Pero en lo que más incidió Rubalcaba es en que hay que dar confianza porque los españoles «lo ven todo negro». Lo que no dijo es que, para los que invierten, la bicefalia ennegrece más el panorama. EL MUNDO. 31-5-2011 Opinión. El Periódico ¿Y si salta algún Borrell? Carlos Carnicero Primera consideración: no hay nada más lejos de una ciencia exacta que la política. Las ecuaciones y la geometría precisa son una utopía inalcanzable. Ni siquiera es cierto que la distancia más corta entre dos puntos sea la línea recta. Segunda: las reparaciones apañadas solo traen averías mayores: no hay situación por mala que sea que no empeore hasta la culminación de la catástrofe que obligue a volver a poner la primera piedra. Tercera: cuando la maquinaria y el chasis están para el desguace, hay que cambiar el partido, porque la reparación es imposible. Los políticos tienen unos comportamientos automáticos establecidos sobre la necesidad de supervivencia, pero la ansiedad les impide usar los instrumentos con talento. Las frases elegidas para reprimir las críticas son fundamentalmente: «Era la opción menos arriesgada» y «no nos ha quedado otro remedio». Siguen actuando con mentalidad de caudillos sin tener en cuenta que los partidos son un ejército donde la infantería opina. Felipe González fue precursor en armar los detonadores para cebar las bombas: impuso a Joaquín Almunia como secretario general y se fue para evitar que Alfonso Guerra controlara el partido. Y apareció quien no era esperado: cuando Almunia montó las primarias para calmar su complejo de legitimidad, saltó a la arena Josep Borrell y le ganó la partida. Bicefalia imposible, catástrofe electoral y ubicación en la oposición. Ahora, Zapatero se cree el José Mourinho del PSOE y está perdiendo en todas las ligas. Y, ¿quién dice que no saltará un nuevo Borrell? Es difícil encontrar 22.000 firmas en 15 días, pero el caldo de cultivo del descontento no tiene límites precisos. La geometría de este PSOE no es que sea variable, es que está dispuesta a retar todas las reglas que pudieran parecer exactas, porque a la indignación que anida en el partido hay que unir un enorme ERE interno que no garantiza el control en ningún rincón de la geografía. EL PERIÓDICO. 31-5-2011 Economía. ABC Bruselas asumirá la recaudación de impuestos en Grecia Maribel Núñez Aunque aún nada es oficial, todos los rumores señalaban ayer que el segundo rescate de Grecia, imprescindible para que pueda acceder al siguiente plazo —12.000 millones— del rescate acordado en mayo de 2010, será una nueva vuelta de tuerca no solo en los planes de ajuste, sino también en el de la soberanía económica. De hecho, se baraja la posibilidad de que la troika formada por el BCE, el FMI y la Comisión Europea creen un equipo especial que se encargue no sólo de la privatización de los activos del país, sino también de la recaudación de impuestos, uno de los muchos puntos débiles de la maltrecha economía helena. Lorenzo Bini Smagui, miembro del consejo de gobernadores del BCE, aseguró ayer que, en todo caso, el plan no está aún decidido, y además tiene que contar con el acuerdo del Gobierno y el resto de partidos griegos, los mismos que fracasaron en las negociaciones en busca de consenso de la semana pasada. El principal partido de la oposición sigue exigiendo una rebaja de impuestos para dar su apoyo a las reformas. En todo caso, Lorenzo Bini rechazó cualquier reestructuración de la deuda, aún en su formato más suave mediante el aplazamiento de los pagos o la reducción de los mismos, ya que «supondría un enorme desastre económico, social e incluso humanitario». Más «optimista» se mostró ayer el presidente del Eurogrupo, quien tras entrevistarse con Sarkozy, afirmó que se encontrará una solución al problema griego antes de finales de junio. La posibilidad que se baraja es hacer participar al sector privado en la nueva operación de rescate de Grecia, lo que supondría que los bancos privados tenedores de bonos helenos tendrían que extender sus vencimientos de manera «voluntaria». ABC. 31-5-2011

Deja una respuesta