El Supremo vota que el cliente pague el impuesto de las hipotecas por 15 votos frente a 13

Tras 15 horas de debate durante dos días y por solo dos votos de diferencia -15 magistrados a favor de que pague el cliente frente a 13- se consuma el golpe judicial de la gran banca.

La sentencia fractura al alto Tribunal. Mientras las cotizaciones de BBVA y Santander en Wall Street subían en torno a un 1%, tras conocerse el veredicto.

La sentencia anula doctrina que habían avalado tres sentencias: que son los bancos, y no los clientes, quienes deben pagar el impuesto de las hipotecas. La sentencia evita además el eventual pago retroactivo de este impuesto, que habría provocado un coste millonario para los bancos. Un millón y medio de hipotecados dejará de recuperar el importe del impuesto. La decisión adoptada hoy por el Tribunal Supremo deja de momento sin posibilidad de recuperar el importe abonado por este concepto a 1,5 millones de hipotecados. Las entidades evitan un coste que rondaba al año los 640 millones de euros, según cálculos de la agencia crediticia Moody’s. Un coste que habría tenido un “impacto limitado” en sus beneficios teniendo en cuenta que, las seis principales entidades entre enero y septiembre sumaban más de 13.200 millones de euros de beneficio.

El “escándalo de las hipotecas” ha revelado lo que debe permanecer oculto. El mismo Estado que ha impuesto el saqueo de salarios y pensiones o los recortes en sanidad y educación sale inmediatamente a defender los beneficios de la gran banca, aunque eso suponga retorcer la justicia. No son “vestigios del franquismo”, es la expresión más clara de quien manda en España y al servicio de quién está este Estado.

Amparados en una legislación de 1995, los bancos han endosado a los clientes el pago de los impuestos por registrar las hipotecas ante notario. Quien sale beneficiado de este acto es el banco, pero su poder le permitía le fuera el cliente quien corriera con ese gasto.

Esta práctica abusiva ha provocado una oleada de reclamaciones que han llegado al Tribunal Supremo. Y el jueves 18 de octubre la sección especializada en tributos de la Sala de lo Contencioso-Administrativo revisó la doctrina oficial, estableciendo que fuera el banco, y no el cliente quien pagara el impuesto.

Esta decisión no es ajena al avance de las movilizaciones contra las draconianas condiciones que impone la gran banca. Que se ganan a muchos jueces, incluso en altas instancias como las salas del Supremo.

Al hacerse pública la sentencia, la maquinaria de la gran banca se puso en marcha para tumbarla.

Un comentario sobre “El Supremo vota que el cliente pague el impuesto de las hipotecas por 15 votos frente a 13”

  • ¡¡Ésto es el 2 de Mayo chavales!! la gente ya está hasta las narices.Ya se sabe : monopolios industriales+banca+gobierno=capitalismo monopolista de Estado.El Estado defendiendo los intereses de la banca y los monopolios.¿Que quieres capitalismo?pues toma morenoooooo

Deja una respuesta