Oscars 2016

El renacer del cine mexicano

Alejandro G. Iñárritu ha vuelto a ganar, tras hacerlo con “Birdman” el Oscar al mejor director por “The Revenant”, la cinta más nominada de la 88 edición de los Premios de la Academia, aunque finalmente el premio a la mejor pelí­cula haya recaí­do en “Spotlight”. Iñárritu es el tercer realizador en la historia en lograrlo dos años consecutivos.

Alfonso Cuarón hizo historia en 2014 con “Gravity” al convertirse en el primer cineasta latino en conseguir el oscar al mejor director, Alejandro González Iñárritu repitió al año siguiente con “Birdman” y, “El Negro” podría sumar gracias a “El renacido” el tercer Óscar seguido para México en la categoría de mejor director codeandose con la realeza de Hollywood, ya que John Ford y Joseph L. Mankiewicz son los únicos que se hicieron con la estatuilla en esa categoría en años consecutivos. Ford lo logró por “Las uvas de la ira” (1940) y “¡Qué verde era mi valle!” (1941), en tanto que Mankiewicz lo consiguió por “Carta a tres esposas” (1949) y “Eva al desnudo” (1950).

Entre las candidaturas al filme, destacar la nominación al director de fotografía mexicano Emmanuel Lubezki, que podría reportarle el tercer Oscar de su carrera, todos ellos seguidos, tras los logrados por “Gravity” y “Birdman”, y al especialista en sonido mexicano Martín Hernández, encargado de la edición de sonido. “Los cineastas mexicanos están haciendo renacer Hollywood”

Su ópera prima Amores Perros (2000), una inmersión sobrecogedora en las entrañas vivas y palpitantes de ese monstruo de límites inconcebibles que es la Ciudad de México, marco una nueva etapa en el cine mexicano, 21 gramos (2003), Babel (2006) y Biutiful (2010), fueron reconocidas por la crítica a nivel mundial y estuvieron presentes en las ceremonias de entrega de los Oscar. Hasta entonces, el realizador se alzaba como un referente del cine mexicano que había que tener en cuenta. Fue con su quinta entrega, Birdman (2014) que su carrera definitivamente se consagró en Hollywood. A pesar de la polémica de esta edición por la ausencia de actores negros en las nominaciones el hecho es que los cineastas mexicanos están haciendo renacer Hollywood. Alfonso Cuarón, Iñárritu y Guillermo del Toro ,entre las figuras más prominentes de la cinematografía azteca, conforman un singular trío que ha cruzado el Río Grande para conquistar a partes iguales crítica, público y la plana mayor del cine norteamericano.

Guillermo del ToroProductor, director y guionista, Guillermo del Toro ha participado en una amplia variedad de películas. Desde adaptaciones de cómics como la saga Hellboy (2004-2007); películas de terror como El orfanato (2007) y Los ojos de Julia (2010); y hasta ficción histórica como El espinazo del diablo (2001) y El laberinto del fauno (2006). Del Toro pasó 10 años trabajando en diseño y maquillaje, y formó su propia compañía, Necropia, antes de poder dirigir su primer filme La invención de cronos en 1992. La ópera prima del prolífico director es una de las películas mexicanas más importantes a la fecha, al igual que su cinta El laberinto del fauno que se adjudicó tres Oscar en 2006. Junto a Cuarón y González Iñárritu formó la productora Cha cha cha films, que cuenta con financiamiento de Universal para sus cinco primeras películas. La primera de ellas fue Rudo y Cursi (2008), protagonizada por Gael García y Diego Luna.

Alfonso CuarónSu carrera comenzó cuando, junto a su hermano Carlos, escribió su primer largometraje Sólo con tu pareja (1991), película que tuvo éxito y llamó la atención de productores de Hollywood. Firmó un contrato con Warner Brothers en 1995 para dirigir La princesita, producción con la que ganó reconocimiento internacional. En 2001 dirigió Y tu mamá también, que se convirtió en una de las películas mexicanas más notorias en el extranjero. Warner Bros le ofreció en 2004 dirigir Harry Potter y el prisionero de Azkaban, luego de que la misma J.K. Rowling sugiriera al mexicano como director por su desempeño en La princesita, que era la adaptación de uno de los libros favoritos de la autora británica. Tras su incursión en el mundo de Harry Potter, se encargó de la producción de El laberinto del fauno, que ganó tres premios Oscar en 2006. En 2010 empezó a desarrollar la película de ciencia ficción Gravedad, que escribió junto a su hijo Jonás Cuarón y se estrenó en 2013. La cinta acumuló nominaciones en 10 categorías de los premios Oscar, alzándose como ganadora en siete, entre ellas, Mejor Director, convirtiendo a Cuarón en el primer latinoamericano en ganar este galardón.

Emmanuel Lubezki Si alguien reluce a la par de Iñárritu es Emmanuel “Chivo” Lubezki. El director de fotografía de El renacido nació en Ciudad de México, estudió historia y cinematografía en la UNAM, comenzó a destacarse como director de fotografía en Como agua para chocolate (1992), con la que obtuvo el Premio Ariel de México en esa categoría y se convirtió entonces en el profesional más joven en recibir este galardón. Desde entonces se desempeñó en exitosas producciones como La princesita (1995), ¿Conoces a Joe Black? (1998) y Y tu mamá también (2001). Lubezki ha trabajado con directores como Tim Burton, Michael Mann, los hermanos Coen y Alfonso Cuarón. En los últimos años se ha coronado ganador de dos premios Oscar consecutivos a Mejor Fotografía: Gravedad en 2014 y Birdman en 2015. Ahora ya se alza como favorito para recibir otro galardón por El renacido, producción por la que acaba de ganarse el Bafta por Mejor Fotografía. Su rol en la cinta ha sido alabado por la crítica especializada, sobre todo por la dificultad de rodar una película enteramente con luz natural y por haber captado la majestuosidad de la naturaleza en estado puro.

Rodrigo PrietoEs uno de los directores de fotografía mexicanos más reconocidos. Rodrigo Prieto ha trabajado con directores como Spike Lee en La hora 25 (2002) y con Curtis Hanson en 8 mile (2002), sobre la vida del rapero Eminem. Se desempeñó como el director de fotografía en Frida (2002), cinta sobra la pintora mexicana. En 2003, trabajó junto a Oliver Stone en dos documentales: Comandante (2003), sobre Fidel Castro, y Persona Non Grata(2003), sobre Yasir Arafat. Prieto ha trabajado con Alejandro González Iñárritu en Amores Perros (2000), 21 gramos (2003), Babel (2006) y Biutiful(2010). En 2008 se dedicó a la fotografía de Los abrazos rotos de Pedro Almodóvar. Su trabajo es reconocido por utilizar técnicas poco convencionales, como la sobreexposición que genera el efecto de estar en un sueño. En el 2006 hizo la fotografía de Secreto en la montaña y en el 2013 la de El lobo de Wall Street, de Martin Scorsese.

Deja una respuesta