Los cuatro pilares de la sabiduría de Arzallus

EL Racismo

« ¿Y cómo? ¿Todas las familias de Euskadi no son vascas? -No; hay muchas que viven en Euskadi, pero que no son vascas, porque no son de la raza de Euskadi». Sabino Arana

«Si algún español te pide limosna, levanta los hombros y contéstale, aunque no sepas euskera:

“Nik estakit erderaz” (Yo no entiendo el español). Si algún español recién llegado a Bizcaia te pregunta dónde está tal pueblo o tal calle, contéstale: “Nik estakit erderaz”. Si algún español que estuviera, por ejemplo, ahogándose en la ría, te pidiese socorro, contéstale: “Nik estakit erderaz”».

«Es necesario que se convenzan los bizkainos españolistas todos que las políticas españolistas son exóticas en Bizkaia: que no hay más que una política bizkaina, que es la nacionalista, contenida en su historia y sus leyes».

«Los extranjeros podrían establecerse en Bizkaia… pero no podrán naturalizarse en la misma. Respecto a los españoles, las Juntas generales acordarían si habían de ser expulsados, no autorizándoles en los primeros años de independencia la entrada en territorio bizkaino, a fin de borrar más fácilmente toda huella que en el carácter, en las costumbres y en el idioma hubiera dejado su dominación.

La ciudadanía bizkaina pertenecería por derecho natural y tradicional a las familias originarias de Bizkaia, y en general a las de raza euskeriana, y con las restricciones jurídicas y territoriales que señalarán, a las familias mestizas o euskerianas-extranjeras».

(Sabino Arana, La pureza de la raza)

«Los inmigrantes que no quieran tener la nacionalidad vasca serían tratados como, por ejemplo, los alemanes en Mallorca. Podrían participar en elecciones municipales e incluso ser alcaldes, pero no podrían votar para el parlamento vasco».

(Xavier Arzallus)

«Sólo quienes ostenten la nacionalidad vasca tienen derecho a participar como electores o elegibles en los procesos electorales, así como a votar en las consultas populares que se celebren. No obstante, los ciudadanos y las ciudadanas de Euskadi que sean nacionales de cualquiera de los Estados que integran la UE, así como los españoles y las españolas que no ostenten también la nacionalidad vasca, podrán participar en las elecciones municipales y en las consultas populares de ámbito local».

(Fragmento del proyecto de ley base del artículo 4 del Plan Ibarretxe)

«Se llegaría a un referéndum con la sociedad dividida al 50%. Para decantar a la sociedad vasca a favor de la independencia, ETA apela a la desobediencia civil y a la Udalbiltza. La Asamblea de Municipios vascos decidiría qué ciudadanos y qué territorios tendrían el derecho a participar en el referéndum de independencia».

(Línea defendida en el documento de ETA “Estrategias 2000-2001).

Deja una respuesta