cultura

El portorriqueño Eduardo Lalo considera la defensa de la cultura como principio de soberaní­a.

Organizado por el  Instituto Cervantes, la Real Academia Española (RAE), la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) y el Gobierno de Puerto Rico, el congreso se desarrolló bajo el lema «Lengua española y creatividad».

Los congresos, pensados para crear e impulsar nuevas perspectivas en torno a la lengua española, constituyen foros universales de reflexión sobre la situación, problemas y retos del español. Además, pretenden avivar la conciencia de corresponsabilidad de los Gobiernos, las instituciones y los ciudadanos en la promoción y la unidad de la lengua. Reúnen a escritores, académicos, expertos y profesionales de todo el mundo.

El presidente del comité organizador del CILE y el cónsul de España en Puerto Rico han hecho hincapié en la importancia de que este gran acontecimiento del español se celebre aquí, en Puerto Rico. El español, ha señalado Tomás SánchezPantoja, es «la lengua de todo el mundo hispánico y, especialmente, de quienes, como ustedes, han conseguido mantenerla a pesar de la distancia y los conflictos».

Estas palabras se redimensionan dada la difícil situación económica y política del país dividido entre los partidarios de la dependencia de Puerto Rico de EEUU y los defensores de la independencia del país y que ven en las raíces españolas una importante seña de identidad.

“El español es una barricada que reivindican con orgullo”

Puerto Rico es jurídicamente un Estado Libre Asociado de EEUU, pero tiene el español como lengua oficial y como uno de los signos más poderosos de identidad. Los puertorriqueños además de sufrir la bancarrota económica del país tampoco pueden votar ni presentarse a congresistas, senadores ,tampoco pueden aprobar libremente leyes ya que el Congreso puede vetar cualquier ley de Puerto Rico.

Esta división se expresó en el propio desarrollo del congreso. Las declaraciones de Felipe VI que comenzó su discurso inaugural compartiendo su “gran alegría por viajar nuevamente a los Estados Unidos de América “ provocaron un profundo malestar en el novelista portorriqueño Eduardo Lalo, una de las voces literarias más prestigiosas de la isla. El autor de Los países invisibles y Simone escribió un duro artículo de réplica a Felipe VI y su discurso en el congreso arrancó el aplauso de media sala en pie. “Puerto Rico no es parte de Estados Unidos, sino un territorio invadido por esa nación en la Guerra Hispanoamericana de 1898″, después de la cesión por parte de España “como botín de guerra, sin defender ni considerar en lo más mínimo, la suerte de sus habitantes”, afirma el escritor puertorriqueño. En su opinión, “si Puerto Rico, luego de casi 118 años de agresiones y presiones estadounidenses, ha preservado la lengua española y su cultura caribeña y latinoamericana, y las ha desarrollado tanto o más que otros países de América, ha sido por la voluntad, la resistencia y la energía creativa que poseemos”. “Somos supervivientes. Filipinas perdió la lengua hace 50 años, nosotros no” . “La relación de los puertorriqueños con el país del norte resulta compleja. En las calles se respira una auténtica manera de ser latina y el español es una barricada que reivindican con orgullo”.

Lalo, “ignorar olímpicamente el grave problema político de Puerto Rico, del que también son responsables tanto España como Estados Unidos, es cuanto menos un acto de inconsciencia o ignorancia”.

Deja una respuesta