El paralelogramo de la economí­a mundial

Actualmente la economí­a mundial es: “el Demonio engendra el Uno, el Uno engendra el Dos, el Dos engendra el Tres, el Tres engendra todas las cosas”. En primer lugar fue “el demonio de la indulgencia” de Wall Street que generó una crisis financiera mundial. En segundo lugar, la crisis financiera generó inflación y estanflación, al igual que el “Uno engendra el Dos”. En tercer lugar, el déficit fiscal ha sido como el “Dos engendra el Tres”, las contradicciones entre las recaudaciones y los gastos provocaron una crisis de deuda de tres grandes economí­as. En cuarto lugar, el precio de las materias primas son como el “Tres engendra todas las cosas”

Una ley imortante de la geometría es “la flexibilidad del paralelogramo”. Flexibilidad también es inestabilidad. Este paralelogramo enfrenta dos fuerzas de tensión. Una son los desastres naturales. La otra es la inestabilidad política y social. Estas dos fuerzas de tensión provocan que el paralelogramo de la economía mundial sea aún más inestable. Estados Unidos, como iniciador de esta crisis financiera mundial, tiene una responsabilidad ineludible. Debe controlar el gasto público efectivamente, en lugar de adoptar una actitud irresponsable, y hacerle pagar el precio a los demás países del mundo y a toda la economía mundial, argumentando una lucha entre dos partidos políticos y lanzando a la economía mundial nuevamente en un abismo. (DIARIO DEL PUEBLO) THE WALL STREET JOURNAL.- Los ejecutivos de Wall Street creen que el Tesoro reestructurará la forma en que paga sus cuentas, de modo que todos los tenedores de bonos, incluyendo gobiernos como el de China, tengan prioridad. Eso evitaría que el país incumpla el pago de sus obligaciones, algo que hasta Grecia ha podido manejar. Terry Belton, director global de estrategia de renta fija en J.P. Morgan Chase & Co., dijo que cree que hay "virtualmente cero posibilidades" de que haya un incumplimiento del pago de sus bonos, incluso si el tope de la deuda no es incrementado antes del 2 de agosto. "El Tesoro dispone de otras herramientas que son bastante perjudiciales pero que son mejores que dejar de pagar sus intereses", dijo. Pagar a los tenedores de bonos antes que a los beneficiarios del Seguro Social, por ejemplo, probablemente generaría protestas a nivel político y podría llevar a demandas judiciales y turbulencias en los mercados, además de una potencial rebaja de la deuda de EE.UU. por parte de las agencias calificadoras de riesgo. China. Diario del Pueblo El “paralelogramo” de la economía mundial Tang Shuangning Laotsé dijo: “el Tao engendra el Uno, el Uno engendra el Dos, el Dos engendra el Tres, el Tres engendra todas las cosas”. Actualmente la economía mundial es: “el Demonio engendra el Uno, el Uno engendra el Dos, el Dos engendra el Tres, el Tres engendra todas las cosas”. En primer lugar fue “el demonio de la indulgencia” de Wall Street que generó una crisis financiera mundial. Al no explicarse a su debido tiempo, como consecuencia la crisis todavía no se ha apaciguado. En segundo lugar, la crisis financiera generó inflación y estanflación, al igual que el “Uno engendra el Dos”. En las economías emergentes se produjo una clara tendencia inflacionaria. En mayo el índice de precios al consumidor (IPC) en Brasil, India y Rusia se elevó al 6,5%, 8,7% y 9,6%, respectivamente. Por su parte el IPC de China subió un 6,4% en junio, el mayor en los últimos tres años. En India en junio llegó hasta el 9,44%, mientras que en Vietnam la tasa de inflación en junio voló hasta el 20,82%, con respecto al mismo mes del año pasado. En las economías desarrolladas se está mostrando una tendencia de estancamiento con inflación. El CPI en Estados Unidos no para de subir, en mayo llegó al 3,6%, mientras que el índice de inflación en la Eurozona fue del 2,7% en junio, y ha superado por séptimo mes consecutivo el límite de 2% fijado por el Banco Central Europeo. En EE.UU. el PIB presentó un crecimiento intertrimestral del 1,9%, 1,2 puntos porcentuales menores que el último trimestre del año pasado. En tercer lugar, el déficit fiscal ha sido como el “Dos engendra el Tres”, las contradicciones entre las recaudaciones y los gastos provocaron una crisis de deuda de tres grandes economías. Luego de dos años consecutivos de alto déficit, este año la relación déficit-PIB de EE.UU. se elevará hasta el 10,8%, el promedio del mismo índice en los países de la Eurozona alcanzará el 6,3% y en Japón llegará al 10%. El déficit fiscal provocará una crisis de la deuda. La deuda del gobierno de EE.UU. ha llegado al límite de 14,29 billones de dólares y, a través de la “apropiación indebida” de los fondos de pensiones federales y otras medidas extraordinarias se logró aplazar el vencimiento hasta el 2 de agosto. La crisis de la deuda europea, luego de afectar a Grecia, Irlanda y Portugal, ha comenzado a extenderse hacia España e Italia y amenaza a toda Europa. En 2010 el índice de endeudamiento promedio en la Eurozona superó el 85%, mientras que en países como Grecia, Irlanda, Portugal y otros, ascendió a más del 100%. La naturaleza de la crisis financiera europea se debe: primero, a una contradicción entre una cultura de consumo excesivo y los recursos financieros del estado; y segundo, a una contradicción entre las diferencias en la política fiscal de la Eurozona y la unidad de la política monetaria. Para Ángela Merkel y Nicolás Sarkozy, Europa deberá hacer frente a un problema de tener que decidir entre la UE o el voto. La Eurozona se enfrenta a un peligro de desintegración. La deuda del gobierno japonés también es alto, este año llegará a 1.002 billones de yenes, la peor crisis desde que comenzaron los registros en 1875. En cuarto lugar, el precio de las materias primas son como el “Tres engendra todas las cosas”. Los precios de tres tipos de materias primas como los metales, la energía, y los productos agrícolas pertenecen al tipo de productos que aumentan sus precios y arrastan la subida de precios de todos los otros productos. Comparado con el punto más bajo de la crisis, el precio del aluminio ha aumentado un 162,2%, el cobre un 267,9%, el plomo un 354,6%, el níquel subió el 336,1%, el estaño el 234,2%, el zinc el 267,3%, el acero laminado el 336,3%, el oro el 131,2% y la plata aumentó un 498,6%. Con respecto a diciembre de 2008, el aumento de precios de los productos agrícolas ha sido: maíz un 68,1%, algodón un 124,3%, soja un 38,5%, azúcar un 123,5%, trigo un 20%, avena un 53,8%, etc. Una ley importante de la geometría es “la flexibilidad del paralelogramo”. Flexibilidad también es inestabilidad. La inflación, la estanflación, la crisis de deuda y la crisis de suministro de productos básicos han constituido el “paralelogramo” de la economía mundial. Este paralelogramo enfrenta dos fuerzas de tensión. Una son los desastres naturales que se producen con frecuencia, como terremotos, tsunamis, volcanes, inundaciones, sequías, huracanes, deslizamientos de lodo, etc. La otra es la inestabilidad política y social, como las guerras en África del Norte y Medio Oriente, las huelgas en Europa, las explosiones en el sur de Asia, el ataque terrorista en Noruega, etc. Estas dos fuerzas de tensión provocan que el paralelogramo de la economía mundial sea aún más inestable. Para enfrentar el “paralelogramo” de la economía mundial, los políticos de los grandes países deben adoptar una mirada global, responsabilizarse y tomar medidas efectivas para solucionar este problema. Estados Unidos, como iniciador de esta crisis financiera mundial, motor de la economía mundial y país emisor de la principal moneda de reserva internacional, tiene una responsabilidad ineludible en la recuperación y desarrollo de la economía mundial. Debe controlar el gasto público efectivamente, aumentar la recaudación y manejar apropiadamente la crisis de deuda actual, para crear nuevas condiciones de estabilidad, coordinación y desarrollo sostenible, en lugar de adoptar una actitud irresponsable, y hacerle pagar el precio a los demás países del mundo y a toda la economía mundial, argumentando una lucha entre dos partidos políticos y lanzando a la economía mundial nuevamente en un abismo. Por favor, Estados Unidos, piensa una vez, piensa otra vez más y todavía una vez más. DIARIO DEL PUEBLO. 28-7-2011 EEUU. The Wall Street Journal El Tesoro de EE.UU. podría revelar un plan secreto para pagar sus cuentas Damian Paletta El Departamento del Tesoro, que es el ministerio de Hacienda de Estados Unidos, planea detallar lo que hará con los 100 millones de cheques que emite todos los meses si el Congreso no eleva el tope de la deuda pública. De esta manera, revelaría un plan que se ha mantenido en secreto, que tendría grandes consecuencias para la economía, la calificación de la deuda soberana y la posición política del país. El gobierno del presidente Obama espera que estas decisiones —a quién pagar y a quién no— puedan evitarse si se llega a un acuerdo para incrementar el límite de la deuda antes del 2 de agosto, pero el tiempo se está agotando. Los funcionarios de la Casa Blanca todavía no han decidido cuándo divulgar el plan y podrían cambiar de idea si hubiese un avance en las conversaciones. Pero si la inquietud del mercado empeora esta semana, el gobierno podría difundir su plan en los próximos días. Representantes del gobierno no quisieron brindar detalles. El Promedio Industrial Dow Jones perdió 1,6%, cerrando en 12.302 puntos, a medida que incrementa la ansiedad de los inversionistas por el impasse político en Washington. Cualquiera que sea el plan del Tesoro, la Reserva Federal de EE.UU. jugará un papel importante, si bien ya advirtió que no dispone de herramientas especiales para rescatar al gobierno. La Fed podría optar por tratar de calmar a los mercados financieros, garantizando que los bancos tengan suficiente efectivo para seguir funcionando. Los ejecutivos de Wall Street creen que el Tesoro reestructurará la forma en que paga sus cuentas, de modo que todos los tenedores de bonos, incluyendo gobiernos como el de China, tengan prioridad. Eso evitaría que el país incumpla el pago de sus obligaciones, algo que hasta Grecia ha podido manejar. Terry Belton, director global de estrategia de renta fija en J.P. Morgan Chase & Co., dijo que cree que hay "virtualmente cero posibilidades" de que haya un incumplimiento del pago de sus bonos, incluso si el tope de la deuda no es incrementado antes del 2 de agosto. "El Tesoro dispone de otras herramientas que son bastante perjudiciales pero que son mejores que dejar de pagar sus intereses", dijo. Pagar a los tenedores de bonos antes que a los beneficiarios del Seguro Social, por ejemplo, probablemente generaría protestas a nivel político y podría llevar a demandas judiciales y turbulencias en los mercados, además de una potencial rebaja de la deuda de EE.UU. por parte de las agencias calificadoras de riesgo. El gobierno está bajo la presión de los tenedores de bonos, ciudadanos de la tercera edad, parlamentarios y otros grupos para que especifique qué prioridad dará a cada pago. Detallar sus planes podría ayudar al Tesoro a contener la creciente incertidumbre en los mercados financieros sobre lo que podría pasar la próxima semana, pero también generar desconfianza política y desatar la crisis que pretende evitar. Los funcionarios del gobierno creen que perderán la capacidad de pedir más prestado si no se eleva el límite de la deuda. Aunque los ingresos por impuestos han sido más elevados que lo esperado en las últimas semanas, se prevé que el Tesoro contraiga radicalmente los pagos después del 2 de agosto para conservar efectivo el mayor tiempo posible. El centro de estudios Bipartisan Policy Center, en Washington, calcula que el Tesoro registrará un déficit de más de US$100.000 millones en agosto y probablemente no tenga el dinero suficiente para cubrir todas sus obligaciones. Autoridades de alto rango del gobierno se han reunido durante semanas para trazar planes para operar después de la fecha límite, pero no han revelado ninguna de sus estrategias. Los detalles sólo han circulado en un grupo cerrado de funcionarios, incluyendo al presidente Obama; el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, y un círculo de colaboradores de éste en el departamento. Dos importantes asesores son Mary Miller y Matthew Rutherford, ambos expertos en mercados de deuda. Rutherford ha sido un consejero cercano de Geithner desde que ambos trabajaron juntos en el banco central de Nueva York. Miller es una experta en el mercado financiero que pasó 26 años en el fondo T. Rowe Price Group Inc. Ex funcionarios del gobierno aseguran que no hay una respuesta simple para cómo el equipo de Geithner debería navegar esta situación y que dar prioridad a algunos pagos del gobierno sobre otros sería una pesadilla logística y técnica. THE WALL STREET JOURNAL. 28-7-2011

Deja una respuesta