Acuerdo sobre las pensiones en el Pacto de Toledo

El Pacto de Toledo recomienda revalorizar las pensiones con el “IPC real”

La comisión del Pacto de Toledo ha acordado por consenso de todos los grupos políticos recomendar que la revalorización anual de las pensiones se vuelva a vincular al “IPC real”.

Las movilizaciones de los pensionistas en el último año han logrado desbloquear las negociaciones en el Pacto de Toledo, estancadas durante meses, y que el IRP (el Índice de Revalorización de las Pensiones que aprobó unilateralmente el PP en 2013 y que imponía el límite del 0,25%) sea sustituido por el IPC para la subida anual.

Se trata de un acuerdo de mínimos consensuado por todas las fuerzas políticas que integran la Comisión. Desde PSOE, Unidos Podemos y Compromís, hasta Ciudadanos, PP, PNV y PdeCAT, con la excepción por ahora de ERC que lo considera insuficiente por falta de concreción.

Todos están de acuerdo en recomendar al gobierno que el IRP actual no cuenta con “consenso político y social” para mantenerlo; con que las pensiones deben mantener su poder adquisitivo; y que el “IPC real” debe ser el índice de referencia para la revalorización anual de las pensiones.

Sin embargo, la referencia al “IPC real” deja la puerta abierta a interpretaciones contradictorias.

Así en el PP o el PDeCAT consideran que en el acuerdo cabe todo. Según el portavoz del PP en el Pacto de Toledo, Gerardo Camps, la recomendación aprobada dice que se revalorizarán “en base al IPC, no conforme al IPC” y que es un indicador, pero no tiene por qué ser el único, en referencia a la posibilidad de que se introduzcan otros índices como los salarios, la evolución de la economía, el comportamiento de las cotizaciones de la Seguridad Social o la productividad. Índices que de introducirse harían peligrar el poder adquisitivo real de las pensiones.

Mientras que desde PSOE, Podemos y Compromís insisten en que el acuerdo no habla de ningún otro índice, y sí de una revalorización real según el IPC anual.

El acuerdo aprobado en la Comisión del Pacto de Toledo no es una medida de aplicación inmediata. Es una recomendación que forma parte de un conjunto de 22 recomendaciones que la Comisión enviará al gobierno para garantizar “la sostenibilidad y suficiencia” del sistema público de pensiones. Y que aún pueden tardar dos meses o más en poder ser debatidas y votadas en el pleno del Congreso.

A partir de ahora la vinculación de las pensiones al IPC depende del gobierno, que deberá negociar con los agentes sociales, sindicatos y patronal y con otras fuerzas políticas, y concretar cómo se aplica antes de enviar su propuesta al Congreso. Eso si el calendario político y electoral no sufre alteraciones como consecuencia de una situación política enrarecida por la campaña de acoso al gobierno de Pedro Sánchez.

El acuerdo en la Comisión del Pacto de Toledo para vincular la revalorización de las pensiones al IPC es una buena noticia, un paso más en la defensa de las pensiones, pero no resuelve el problema de fondo: que seguirán dependiendo de los avatares políticos, de quien gobierne en cada momento y de la correlación de fuerzas que haya en el Parlamento.

El PP ya cambió el IPC por el 0,25% en 2013, en contra del consenso que había en el Pacto de Toledo. ¿Por qué no podría volver a ocurrir con otro cambio de gobierno y la introducción de otros índices de revalorización?

Ahora más que nunca hay que redoblar la lucha para que el Sistema Público de Pensiones quede blindado en la Constitución y que las pensiones estén blindadas como un derecho fundamental en la Carta Magna, prohibiendo explícitamente su privatización y la pérdida de poder adquisitivo.

Es la única garantía democrática de que conquistas como la revalorización anual de las pensiones según la inflación no dependan de los cambios políticos ni del gobierno de turno.

2 comentarios sobre “El Pacto de Toledo recomienda revalorizar las pensiones con el “IPC real””

  • De cuando los números o las siglas esconden la verdad. El Pacto de Toledo se ha referido a un nuevo concepto IPC REAL por debajo del IPC. Es esto un paso adelante a su blindaje en la constitución?. O es más bien la única estafa permitida por las movilizaciones populares?. En mi opinión la MERP no puede defender su liquidación estratégica.

  • Este acuerdo me parece una de las mayores tomaduras de pelo de la historia política reciente en este país. “En base al IPC” implica entre ootras cosas que el gobierno de turno pueda “revalorizre” las pensiones en el porcentaje de IPC que le pareaca conveniente. Es decir, ante un IPC, o “en base a un IPC” del 3% puede subirlas un 0,5%, es decir, la sexta parte del IPC. La subida se habrá producido “en base a un IPC”. Y esto sin entrar en el resto del articulado. En fin, yo entiendo que no hay fuerza para más, pero tanto el texto del acuerdo como lo que se está publicando en prensa y resto de medios me parece una singular estafa a la ciudadanía con la aquiescencia de casi todos los partidos que apoyan al gobierno actual. Y todo esto sin contar con la enorme patada al diccionario que se propina con la frasecita de marras y sin contar tampoco con que el “IPC real” llevará indefectiblemente a perder poder adquisitivo durante todo el año hasta que se produzca la revisión posterior, pero esto es otro asunto y tal vez sea inevitable.

Deja una respuesta