El nuevo orden mundial: un mapa

“Donde una vez la diplomacia definió las fronteras, ahora la historia, la raza, la etnia, la religión y la cultura están dividiendo a la humanidad en nuevas agrupaciones dinámicas. Los conceptos generales -las ideologí­as verdes, socialistas o capitalistas de libre mercado- pueden animar a las elites cosmopolitas, pero, por lo general, no motivan a mayorí­a de la gente. En cambio, la “tribu” se valora mucho más que cualquier ideologí­a universal. Aunque las conexiones tribales son tan antiguas como la historia, la agitación polí­tica y la globalización han ampliado su impacto.”

Un mundo de nuevos contornos comenzó a surgir con el fin de la Guerra Fría. Los maas que designaban bloques separados alineados con los Estados Unidos o la Unión Soviética, fueron de repente irrelevantes. Más recientemente, la noción de un Tercer Mundo unido ha sido suplantada por el ascenso de China y la India. Y nuevos conceptos como los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) se ven socavados por el hecho de que estos países tienen historias y culturas muy diferentes. Las fronteras de este nuevo mundo seguirán siendo veleidosas, con propensión a cambiar con el tiempo. (NEWSWEEK) EEUU. Newsweek

El nuevo orden mundial: un mapa Joel Krotkin Durante siglos hemos utilizado los mapas para delimitar las fronteras que han sido definidas por la política. Pero tal vez sea hora de dejar de lado muchas de nuestras nociones acerca de cómo la humanidad se organiza. En todo el mundo el resurgimiento de los lazos tribales está creando alianzas globales más complejas. Donde una vez la diplomacia definió las fronteras, ahora la historia, la raza, la etnia, la religión y la cultura están dividiendo a la humanidad en nuevas agrupaciones dinámicas. Los conceptos generales –las ideologías verdes, socialistas o capitalistas de libre mercado– pueden animar a las elites cosmopolitas, pero, por lo general, no motivan a mayoría de la gente. En cambio, la “tribu” se valora mucho más que cualquier ideología universal. Como el gran historiador árabe Ibn Jaldún observó: “sólo las tribus unidas por un sentimiento de grupo pueden sobrevivir en un desierto.” Aunque las conexiones tribales son tan antiguas como la historia, la agitación política y la globalización han ampliado su impacto. Un mundo de nuevos contornos comenzó a surgir con el fin de la Guerra Fría. Los mapas que designaban bloques separados alineados con los Estados Unidos o la Unión Soviética, fueron de repente irrelevantes. Más recientemente, la noción de un Tercer Mundo unido ha sido suplantada por el ascenso de China y la India. Y nuevos conceptos como los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) se ven socavados por el hecho de que estos países tienen historias y culturas muy diferentes. Las fronteras de este nuevo mundo seguirán siendo veleidosas, con propensión a cambiar con el tiempo. Algunos lugares no encajan fácilmente en categorías tan amplias –como ese lugar peculiar llamado Francia– por lo que los hemos definido como “Autónomos”. Y están también los sucesores de las grandes ciudades-estado del Renacimiento – lugares como Londres y Singapur. Lo que los une a todos son los vínculos definidos por la afinidad, no la geografía.

1. La Nueva Hansa Dinamarca, Finlandia, Alemania, Países Bajos, Noruega, Suecia En el siglo XIII, una alianza de pueblos del norte de Europa llamada la Liga Hanseática creó lo que el historiador Ferdinand Braudel llamó una “civilización común creada por el comercio.” La lista ampliada de hoy de los Estados Hanseáticos comparten raíces culturales germánicas, y han encontrado su nicho en la venta de bienes de alto valor a las naciones desarrolladas, así como a los crecientes mercados de Rusia, China y la India. Ampliamente admirados por sus generosos sistemas de bienestar, la mayoría de estos países han liberalizado sus economías en los últimos años. Ellos representan seis de los ocho mejores países en el Índice de Prosperidad Legatum y cuentan con algunas de las tasas más altas de ahorro (25 por ciento o más), así como impresionantes niveles de empleo, educación e innovación tecnológica.

2. Las Zonas Fronterizas Bélgica, República Checa, Estonia, Hungría, Islandia, Irlanda, Letonia, Lituania, Polonia, Rumania, Eslovaquia, Reino Unido Estos países están tratando de encontrar su lugar en el nuevo mundo tribal. Muchos de ellos, como Rumania y Bélgica, son una mezcolanza cultural. Y pueden ser volátiles. Irlanda ha pasado de ser un “tigre celta” a un caso financiero perdido. En el pasado, estos Estados fueron invadidos con frecuencia por los ejércitos de poderosos vecinos, en el futuro podrían tener que luchar por su autonomía frente a competidores que desean convertirlos en su zona de influencia.

3. Las Repúblicas de las aceitunas Bulgaria, Croacia, Grecia, Italia, Kosovo, Macedonia, Montenegro, Portugal, Eslovenia, España Con raíces en la antigüedad griega y romana, estas tierras de aceitunas y vino van con retraso detrás de sus homólogos nórdicos en prácticamente todas las categorías: las tasas de pobreza son casi dos veces más altas, la población ocupada es de un 10 a un 20 por ciento inferior. Casi todas las repúblicas de las aceitunas –lideradas por Grecia, España y Portugal– tienen una deuda pública enorme en comparación con la mayoría de los países Hanseáticos. También están entre los países con los más bajos índices de natalidad: Italia compite con Japón en ser el país con la población más envejecida del mundo.

4. Las Ciudades-Estados Londres Es un centro financiero y de medios de comunicación, pero Londres puede ser mejor entendido como una ciudad de clase mundial en un país de segunda categoría. París Representa casi el 25 por ciento del PIB de Francia y es el hogar de muchas de sus empresas globales. No es tan importante como Londres, pero siempre habrá un mercado para la más hermosa de las ciudades. Singapur En un mundo con un creciente peso de Asia, su ubicación entre los océanos Pacífico e Índico puede ser de los mejores en el planeta. Con uno de los puertos más grandes del mundo, y altos niveles de ingresos y educación, es una historia de gran éxito urbano. Tel Aviv Aunque para gran parte de los nacionalistas-religiosos de Israel es una frontera fuertemente custodiada, Tel Aviv es una ciudad secular, con una economía floreciente. Es responsable de la mayoría de las exportaciones de alta tecnología de Israel, su ingreso per cápita se estima en un 50% superior de la media nacional y cuatro de cada nueve multimillonarios de Israel viven en la ciudad o sus alrededores.

5. Alianza de América del Norte Canadá, Estados Unidos Estos dos países están unidos por la cadera en términos de economía, demografía y cultura, con cada uno siendo fácilmente el mayor socio comercial del otro. Muchos expertos ven esta vasta región en las garras de una decadencia inexorable. Están equivocados, al menos por ahora. América del Norte cuenta con muchas ciudades de clase mundial, encabezadas por Nueva York, la mayor economía de alta tecnología del mundo, la mayor producción agrícola, y con cuatro veces más agua dulce per cápita que Europa o Asia.

6. Los Liberalistas Chile, Colombia, Costa Rica, México, Perú Estos países son los portadores estándar de la democracia y el capitalismo en América Latina. Siguen sufriendo de bajos ingresos familiares y altos índices de pobreza, aunque están tratando de unirse a las filas de las economías de rápido crecimiento, como China. Pero la idea de romper con Estados Unidos, la tradicional fuerza económica dominante en la región, parece poco probable para algunos de ellos, en especial México, con sus estrechos vínculos geográficos y étnicos. Sin embargo, el futuro de estas economías es incierto; ¿se van a orientar más a la intervención del estado o al ejercicio del liberalismo económico?

7. Las Repúblicas Bolivarianas Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua, Venezuela Dirigido por Hugo Chávez de Venezuela, gran parte de América Latina se balancea hacia la dictadura siguiendo el patrón del peronismo, con su antipatía histórica hacia los Estados Unidos y el capitalismo. Los Estados influenciados por Chávez son en gran medida pobres, el porcentaje de personas que viven en la pobreza es de más del 60 por ciento en Bolivia. Con su mentalidad anti-gringo, la riqueza mineral, y las reservas de energía, los hacen tentadores blancos para la emergencia de poderes como China y Rusia.

8. Los Autónomos Brasil La mayor economía de América del Sur, Brasil está atravesada entre los bolivarianos y las repúblicas liberales de la región. Sus recursos, incluyendo petróleo en alta mar, y la destreza industrial hacen que sea una superpotencia de segundo nivel (después de América del Norte, la Gran India y el Reino del Medio). Pero enormes problemas sociales, en particular la delincuencia y la pobreza, pueden pudrir la situación. Brasil recientemente se alejó de sus estrechos vínculos con EEUU y buscó nuevos aliados, especialmente China e Irán. Francia Francia sigue siendo un país avanzado, culto, que trata de resistir a la cultura anglo-americana y la importancia cada vez menor de la UE. Ya no es un gran poder, es más poderoso que las Repúblicas de la aceituna, pero no tan fuerte como los Estados Hanseáticos. La gran India India tiene una de las economías de más rápido crecimiento en el mundo, pero el ingreso de sus hogares sigue siendo aproximadamente un tercio menor que el de China. Por lo menos una cuarta parte de sus 1.000 millones de personas viven en la pobreza, y sus megaciudades en crecimiento, sobre todo Bombay y Calcuta, son el hogar de algunos de los barrios marginales más grandes del mundo. Pero también está avanzando, sobre todo en la fabricación de automóviles y la producción de software. Japón Con sus recursos financieros y su inteligencia en la ingeniería, Japón sigue siendo una potencia mundial. Pero ha sido sustituido por China como economía número dos del mundo. En parte debido a su resistencia a la inmigración, en 2050 más del 35 por ciento de la población podría ser mayor de 60 años. Al mismo tiempo, su ventaja tecnológica está siendo erosionado por Corea del Sur, China, India y EEUU. Corea del Sur Corea del Sur se ha convertido en una verdadera potencia tecnológica. Hace cuarenta años el ingreso per cápita era más o menos comparable al de Ghana, hoy es 15 veces más grande, y el ingreso familiar promedio de Corea es aproximadamente el mismo que Japón. Se ha recuperado brillantemente de la recesión mundial, pero tiene que tener cuidado para evitar ser aspirado por los motores de la expansión china. Suiza Básicamente se trata de una ciudad-estado vinculada al mundo no por vías marítimas, sino por transferencias electrónicas y aviones. Goza de prosperidad, abundancia de suministros de agua, y un excelente clima para los negocios.

9. El Imperio Ruso Armenia, Bielorruisa, Moldavia, Federación de Rusia, Ucrania Rusia tiene enormes recursos naturales, una considerable capacidad científica-tecnológica, y un poderoso ejército. A medida que crece China, Rusia está tratando de imponerse en Ucrania, Georgia y Asia Central. Al igual que la antigua versión zarista, el imperio ruso nuevo se basa en los fuertes lazos de identidad de la Rusia eslava, un grupo étnico que representa aproximadamente cuatro quintas partes de sus 140 millones de personas. Es un país mediocre en términos de ingresos de los hogares, la mitad aproximadamente de Italia y también se enfrenta a una población que envejece rápidamente.

10. El Oriente Salvaje Afganistán, Azerbaiyán, Kazajstán, Kirguizistán, Pakistán, Tayikistán Esta parte del mundo seguirá siendo un centro de discordia entre las regiones poderosas, entre ellas China, India, Turquía, Rusia y América del Norte.

11. Iranistán Bahrein, la Franja de Gaza, Irán, Irak, Líbano, Siria Con grandes reservas de petróleo, niveles relativamente altos de educación, y una economía del tamaño de Turquía, Irán debería ser una superpotencia emergente. Pero su mayor influencia se ha frenado por su ideología extremista, que la enfrenta no sólo con los países occidentales, sino también con la Gran Arabia. Una economía mal manejada ha convertido la región en un importador neto de bienes de consumo, equipos de alta tecnología, alimentos, e incluso de petróleo refinado.

12. La Gran Arabia Egipto, Jordania, Kuwait, Palestina, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Yemen Los recursos petrolíferos de esta región del petróleo la hacen un jugador político y financiero clave. Pero hay una enorme brecha entre los estados del Golfo Pérsico como Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos y los estados más empobrecidos. Abu Dhabi tiene una renta per cápita de aproximadamente 40.000 dólares, mientras que el Yemen sufre disponiendo de tan poco como un 5% de esa cifra. Unos poderosos vínculos culturales –la religión y la raza– empujan a esta área a unirse, pero hace que las relaciones con el resto del mundo sean problemáticas.

13. Los Nuevos Otomanos Turquía, Turkmenistán, Uzbekistán Turquía personifica la reversión de la corriente hacia la tribu, centrándose menos en Europa que en su frente oriental. A pesar de que los lazos con la UE siguen siendo la pieza clave económica, el país ha cambiado la política económica y exterior hacia sus antiguos dominios otomanos en Medio Oriente y los hermanos étnicos de Asia Central. El comercio con Rusia y China también está en aumento.

14. El Imperio de África del Sur Botswana, Lesotho, Namibia, Sudáfrica, Swazilandia, Zimbabwe La economía de Sudáfrica es, con mucho, la mayor y más diversificada de África. Cuenta con buenas infraestructuras, recursos minerales, tierras fértiles y una base industrial fuerte. El ingreso per cápita de 10.000 dólares hace que sea relativamente rico para los estándares africanos. Tiene fuertes lazos culturales con sus vecinos, Lesotho, Botswana y Namibia, que también son principalmente cristianos.

15. África al sur del Sahara Angola, Camerún, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Etiopía, Ghana, Kenia, Liberia, Malawi, Malí, Mozambique, Nigeria, Senegal, Sierra Leona, Sudán, Tanzania, Togo, Uganda, Zambia Mayormente colonias británicas o francesas en el pasado, estos países están divididos entre musulmanes y cristianos, hablan francés e inglés, y les falta cohesión cultural. Todos poseen una combinación de recursos naturales y tasas de pobreza del 70 u 80%, lo que asegura que los jugadores ricos en efectivo –como China, India y América del Norte– tratarán de explotar la región.

16. El Cinturón Magrebí Argelia, Libia, Mauritania, Marruecos, Túnez En esta región, que abarca la costa africana del Mediterráneo, hay destellos de progreso en los países relativamente ricos como Libia y Túnez. Sin embargo, se asientan en medio de grandes concentraciones de pobreza.

17. El Imperio del Medio China, Hong Kong, Taiwán China no podrá, como el FMI predijo recientemente, sobrepasar el PIB de EEUU en una década o así, pero es, sin duda, la superpotencia emergente del mundo. Su solidaridad étnica y el sentido de superioridad histórica siguen siendo notables. Los Han chinos suponen más del 90% de la población y constituyen el mayor grupo racial-cultural del mundo. Esta cohesión cultural de la nación, muchas empresas extranjeras lo están aprendiendo, hace aún más difícil penetrar en este gran mercado. La necesidad creciente de China por los recursos puede ser vista en su expansión económica en África, las Repúblicas Bolivarianas, y el Oriente Salvaje. Sus problemas, sin embargo, son innumerables: un régimen profundamente autoritario, un abismo creciente entre ricos y pobres, la degradación del medio ambiente. Su población está envejeciendo rápidamente, lo que se perfila como un problema importante en los próximos 30 años.

18. El Cinturón de Caucho Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Filipinas, Tailandia, Vietnam Estos países son ricos en minerales, agua dulce, caucho, y una variedad de productos alimenticios, pero sufren diversos grados de inestabilidad política. Todos están tratando de industrializar y diversificar sus economías. Aparte de Malasia, los ingresos de los hogares siguen siendo relativamente bajos, pero estos estados podrían convertirse en la siguiente región de alto crecimiento.

19. Los Países afortunados Australia, Nueva Zelanda Los ingresos familiares son similares a los de América del Norte, a pesar de que estas economías están mucho menos diversificadas. la inmigración y un patrimonio anglosajón común los ata culturalmente a América del Norte y el Reino Unido. Sin embargo, su ubicación y sus economías basadas en materias primas indican que tal vez es probable que sean socios comerciales privilegiados de China y la India en el futuro. NEWSWEEK. 26-9-2010

Deja una respuesta