Fernando Lezcano - CCOO

El motivo de los motivos para el referéndum

Fernando Lezcano es secretario de Comunicación y portavoz de CCOO

Permanentemente escuchamos decir que el sistema público de pensiones es insostenible, y así se pretende justificar los recortes. ¿Cuáles son las razones contra esta mentira?

Principalmente que sostener o no sostener el sistema público de pensiones es una cuestión de voluntad política. Las empresas que gestionan las autopistas han recibido una fuerte ayuda porque se consideraba que no se les podía dejar caer. Y si el gobierno de turno, este o el que fuese, considera que las pensiones son una cuestión estratégica porque garantizan la cohesión social, y si en un momento determinado no se pueden financiar porque la destrucción de empleo está siendo la que es, podrían tomar la determinación de inyectarle recursos provenientes de otras fuentes.

No se puede augurar la falta de sostenibilidad del sistema si existe voluntad política de que funcione, porque además de la fuente de ingresos que viene de las cuotas empresariales y laborales, se podría arbitrar otras medidas que garantizasen su financiación.

Pero además lo sustentan todo sobre la base de mentiras, ¿no?

Cuando se dice que son insostenibles se utiliza un problema, que no deja de tener peso aunque en España no opera todavía, pero con una notable carga político-ideológica y que encierra una determinada opción. Quienes pueden dudar de forma sincera de la viabilidad del sistema lo dicen porque son conocedores de que nuestro sistema se nutre de las cotizaciones de los trabajadores y de las empresas, y si esa fuente de ingresos se resiente porque el empleo es menor o lo es la base de la cotización, por la caída de los salarios, evidentemente hay ahí una zona de riesgo. “Los recursos públicos solo pueden venir de una mejor redistribución de la riqueza”

Pero cuando se suele argumentar que el sistema hace aguas es el anticipo de una reforma que vuelva a tocar el sistema público de pensiones, y en realidad, no es la primera vez, porque estamos acostumbrados a que sea así. Cada vez que se ha venido a plantear que determinado informe vaticina la inviabilidad del sistema, ha sido una medida ideológica para crear las condiciones en el imaginario colectivo para que cuando se diga que hay que recortar la gente diga que “cómo no se va a recortar” porque es inviable. Esto es muy viejo y no nos pilla por sorpresa.

Pero, ¿no se elude que la creación de empleo y de un tejido productivo fuerte es el problema principal y base para el fortalecimiento del sistema público de Pensiones?

Claro, ese es el fondo. Cuando tenemos un sistema construido, no en base a una aportación presupuestaria del gobierno de turno en virtud de una determinada línea de recaudación, sino que son las cotizaciones empresariales y sociales, es obvio que depende del empleo, y aquí estamos en una lógica de destrucción de empleo que es un desincentivo para crear puestos de trabajo. Si el futuro de las pensiones está ligado al empleo, hagamos algo por promoverlo… pues no, en vez de promover la creación de empleo se opta por recortar. Ese es sin duda el problema de fondo.

A quienes han teorizado la inviabilidad del sistema les ha dado igual el ciclo. Porque hemos pasado por etapas de creación de empleo, de reforzamiento de la Seguridad Social, y aun así han estado planteando la inviabilidad, porque esconden otra cosa que es la posibilidad de abrir líneas de negocio con los seguros privados.

¿No se oculta también que ha aumentado enormemente la productividad de los trabajadores españoles?, es decir, cada trabajador produce más riqueza y por lo tanto, más beneficios, y por lo tanto podrán mantenerse las pensiones aunque haya más pensionistas por trabajador.

Ten en cuenta que una de las reivindicaciones más rancias del sector empresarial es reducir las cuotas sociales. De todas maneras la productividad se ha incrementado por la destrucción de empleo. Es la ecuación entre la cantidad de producción y la cantidad de trabajadores. El planteamiento es que todo esto es ajeno a la viabilidad o no de las pensiones, porque da igual que haya mayores beneficios empresariales fruto del incremento de la productividad, porque en lugar de aportar más lo que se quiere es aportar menos. En cada una de las reformas de las pensiones, los empresarios siempre sacan la reducción de las cuotas. No puede ser que se haga por mejorar el sistema de pensiones y se pretenda reducir la aportación sentenciando la falta de viabilidad del sistema.

¿Es evidente que hay una relación directa entre los recortes y el sistema privado de pensiones?, que es uno de los negocios más importantes del planeta, y se ha incrementado enormemente en los últimos años

Hombre, sucesivos gobiernos han estado regulando los fondos privados de pensiones, y hoy en día está relativamente extendido tanto en su versión individual como colectiva. Lo único que pasa es que consideran que es absolutamente insuficiente para el volumen de negocio que podrían hacer. Es una regulación que no ha surtido el efecto que esperaban y por tanto solo pueden pensar que de verdad habrá línea de negocio si la gente tiene un miedo cierto a perder su pensión.

Hablamos de un enorme bocado para los fondos privados de pensiones en beneficios, 110 mil millones que se obtienen pase lo que pase…

Lo que pasa es que en este país con eso no se juega, y con los privados puede ser que te despiertes y te hayas quedado sin nada. El razonamiento es que si la gente tiene la tranquilidad de que va a cobrar una pensión pública decente no tiene ningún estímulo para hacerse un plan privado de pensiones. De lo que se trata es que la gente tenga inquietud sobre si va a cobrar o no una pensión, o si va a ser digna. Cuanto peor lo vea la gente más motivada estará a hacerse un plan privado.“Estamos en una lógica de movilización sostenida y no vamos a parar”

¿Sois partidarios de aumentar impuestos a bancos, multinacionales y monopolios para incrementar la cuantía de la pensión?

Lo planteamos en general para enfrentar la situación de crisis. Se necesitan recursos públicos y estos solo pueden venir de una mejor redistribución de la riqueza. Pero llegado el caso no está escrito de qué impuestos no se podría financiar la Seguridad Social.

Somos defensores del modelo actual, en el que la gente cotiza a lo largo de su vida, espoleando la creación de empleo que es la solución. Pero llegado el caso, a través de una redistribución de la riqueza, se podrían obtener fondos para sostener el sistema público de pensiones.

¿Estáis de acuerdo con que es necesario blindar las pensiones desde la Constitución?, es decir, si se reformó para asegurar el pago de la deuda por encima de cualquier cosa, ¿por qué no hacerlo para que no se privaticen las pensiones o para asegurar el poder adquisitivo de los pensionistas?

El día que se reforme la Constitución esa sería una buena medida.

Dentro del referéndum que proponéis contra los recortes del gobierno, ¿no crees que las pensiones son el tema principal?

Piensa que si teníamos motivos respecto a lo que venía siendo el incumplimiento del programa del PP para convocar un referéndum, este es el motivo de los motivos, porque es de lo que más se ha llenado la boca y lo que más fuerza la convocatoria de un referéndum.

¿Vais a persistir en las movilizaciones para defender las pensiones?, ¿hay que aprender de la fuerza ganada con la determinación de los movimientos contra los desahucios?

Estamos en una lógica de movilización sostenida y no vamos a parar hasta que haya una rectificación en este tema.

Deja una respuesta