El interés chino en Yahoo suscita inquietudes

“Los comentarios sobre una transacción rápidamente plantearon interrogantes entre abogados y analistas sobre la privacidad de los usuarios y otras inquietudes. Alibaba ha argumentado que la compañí­a es de propiedad privada sin participación gubernamental y ya tiene una amplia presencia en EE.UU. a través de su plataforma de comercio electrónico Alibaba.com. Asimismo, empresas estadounidenses usan la plataforma Taobao.com, de Alibaba, para llegar a compradores chinos. Los servidores de Yahoo están en EE.UU., y Beijing no tendrí­a autoridad directa sobre ellos.”

Aun así, analistas y abogados indicaron que cualquier otencial acuerdo sería examinado de cerca por reguladores de EEUU debido a la delicadeza de los datos personales en Internet. Señalaron que la adquisición por Alibaba de la compañía estadounidense de Internet probablemente no genere cuestiones antimonopolio, dado el tamaño y la abundante competencia en el sector de Internet en EE.UU. "Un interrogante potencialmente grande sería si el acuerdo propuesto fuera visto como algo que tiene implicancias de seguridad nacional" en EEUU, aseveró Neil Torpey, presidente de la oficina de Hong Kong de la firma estadounidense de derecho corporativo Paul Hastings LLP. (THE WALL STREET JOURNAL) REUTERS.- Brasil quiere construir las mejores empresas del mundo que hagan más que extraer recursos naturales. Gracias a la protección de industrias embrionarias se crearon grandes compañías en Corea del Sur y Japón. Pero a menos que Brasil pueda preservar su riqueza energética y mineral inflando su moneda, los aspirantes a multinacionales podrían verse en dificultades. La producción de acero y la construcción naval en la década de los setenta propiciada por el Gobierno coreano se vio como un desastre. Pero anotaron dos grandes éxitos con Posco, el tercer mayor productor de acero, y Hyundai Heavy Industries, una de las navieras más importantes del mundo. Esto sugiere que los esfuerzos de Brasil para fomentar una poderosa industria naviera no están automáticamente condenados al fracaso. EEUU. The Wall Street Journal El interés chino en Yahoo suscita inquietudes Owen Fletcher El interés de Alibaba Group Holding Ltd. en comprar Yahoo Inc. ofrece la más reciente prueba sobre si compañías chinas con ambiciones globales pueden acatar los controles sociales de Beijing sin suscitar preocupación por la libertad de expresión y otros asuntos en Estados Unidos. El presidente ejecutivo de Alibaba, Jack Ma, dijo a una audiencia en EE.UU. el viernes que la compañía china de comercio electrónico estaba interesada en comprar Yahoo y que firmas de inversiones de capital privado y otras se habían comunicado con ella acerca de un posible acuerdo. No estaba claro si Alibaba ha adoptado medidas formales para hacer una oferta, y un portavoz se negó a ofrecer más detalles. Los comentarios sobre una transacción rápidamente plantearon interrogantes entre abogados y analistas sobre la privacidad de los usuarios y otras inquietudes. Alibaba ha argumentado que la compañía es de propiedad privada sin participación gubernamental y ya tiene una amplia presencia en EE.UU. a través de su plataforma de comercio electrónico Alibaba.com Ltd. Asimismo, empresas estadounidenses usan la plataforma Taobao.com, de Alibaba Group, para llegar a compradores chinos. Los servidores de Yahoo están en EE.UU., y Beijing no tendría autoridad directa sobre ellos. Aun así, analistas y abogados indicaron que cualquier potencial acuerdo sería examinado de cerca por reguladores de EE.UU. debido a la delicadeza de los datos personales en Internet. Señalaron que la adquisición por Alibaba de la compañía estadounidense de Internet probablemente no genere cuestiones antimonopolio, dado el tamaño y la abundante competencia en el sector de Internet en EE.UU. "Un interrogante potencialmente grande sería si el acuerdo propuesto fuera visto como algo que tiene implicaciones de seguridad nacional" en EE.UU., aseveró Neil Torpey, presidente de la oficina de Hong Kong de la firma estadounidense de derecho corporativo Paul Hastings LLP. "Si bien no es obvio que el negocio de Yahoo es crucial para los intereses nacionales de EE.UU., algunas partes pueden no querer que un sitio web tan usado con sede en EE.UU. sea adquirido por un tercero no estadounidense, y otros podrían plantear el asunto (ante el Comité de Inversiones Extranjeras en EE.UU., o CFIUS, por sus siglas en inglés) solamente para fines políticos", explicó. "Si el factor político se vuelve parte del cálculo, es muy difícil predecir cuál podría ser el resultado". El CFIUS es una entidad interagencial estadounidense que examina las potenciales implicancias para la seguridad nacional de adquisiciones internacionales. Los intentos de compañías chinas por expandirse en el exterior se han frustrado por el escepticismo respecto a lo que a veces se llama el Modelo de China, un término amplio para referirse a la combinación de valores de libre comercio y un fuerte papel del gobierno y del Partido Comunista. En un caso conocido, las sensibilidades políticas malograron el intento de Cnooc Ltd. en 2005 de comprar Unocal Corp., de EE.UU. Y en febrero de este año, Huawei Technologies Co. aceptó cancelar un acuerdo de US$2 millones para comprar activos de una pequeña compañía tecnológica de EE.UU., tras objeciones del CFIUS. Alibaba ya ha hecho pequeñas adquisiciones en el negocio de Internet en EE.UU., incluyendo la compra de dos compañías de comercio electrónico el año pasado. Alibaba necesitaría mantener una buena relación con Beijing para retener sus permisos para operar. Compañías globales de Internet que operan en China a veces han tenido que entregar información personal para seguir allí. Un tribunal chino en 2005 en parte usó pruebas entregadas por una filial de Yahoo en Hong Kong para condenar a un periodista a 10 años de prisión. Posteriormente, Yahoo pidió disculpas. En 2008, los investigadores descubrieron que una empresa conjunta china de Skype, empresa de telefonía por Internet, vigilaba llamadas y hacía un seguimiento de mensajes políticamente delicados. El socio de Skype era Tom Online, división de Tom Group Ltd., que cotiza en Hong Kong. El año pasado, Google Inc. trasladó sus servidores de China continental a Hong Kong tras indicar que la compañía ya no censuraría los resultados de búsquedas en el gigante asiático. THE WALL STREET JOURNAL. 3-10-2011 R. Unido. Breaking Views Petróleo y política industrial en Brasil Brasil quiere construir las mejores empresas del mundo que hagan más que extraer recursos naturales. Gracias a la protección de industrias embrionarias se crearon grandes compañías en Corea del Sur y Japón. Pero a menos que Brasil pueda preservar su riqueza energética y mineral inflando su moneda, los aspirantes a multinacionales podrían verse en dificultades. La producción de acero y la construcción naval en la década de los setenta propiciada por el Gobierno coreano se vio como un desastre. Pero anotaron dos grandes éxitos con Posco, el tercer mayor productor de acero, y Hyundai Heavy Industries, una de las navieras más importantes del mundo. Tokio alimentó a Toyota con muchos errores antes de despegar como fabricante de coches. Brasil Embraer, el tercer fabricante mundial de aviones comerciales, se convirtió en una empresa de clase mundial bajo propiedad del Gobierno antes de su privatización en 1994. Esto sugiere que los esfuerzos de Brasil para fomentar una poderosa industria naviera no están automáticamente condenados al fracaso. Pero la mayor economía latinoamericana se enfrenta a problemas. A pesar del resbalón del real en las últimas semanas, la bonanza petrolera ha erosionado la posición competitiva del país durante años. Ajustado a la inflación, el real se ha apreciado alrededor del 40% desde principios de 2007, según Capital Economics. Una moneda fuerte encarece las industrias nacientes protegidas. Y Brasilia no hace lo suficiente para mantener competitiva la economía. Una política fiscal un tanto derrochadora -con un déficit estructural de alrededor del 2,5% del PIB, según el FMI- tiende a equilibrarse con tipos de interés relativamente altos, que propician incrementos del real. Al mismo tiempo, carreteras y puertos inadecuados dificultan la vida a los no exportadores de petróleo y otros fabricantes. Así que mientras que el gasto de los consumidores es de hasta el 40% desde principios de 2007, la producción industrial solo ha crecido un 10%. Por tanto, el deseo de Brasil de desarrollar nuevas industrias puede suponer ventajas. Aunque sin mejores políticas que combatan los efectos negativos en sus abundantes recursos, será difícil para estas competir en el escenario mundial. BREAKING VIEWS. 3-10-201

Deja una respuesta