El incendio de Gran Canaria avanza sin control

El fuego ha calcinado más de 6.000 hectáreas y las llamas han llegado a superar los 50 metros de altura.

Unas 9.000 personas han sido evacuadas ya de poblaciones de la cumbre y el norte de Gran Canaria a consecuencia del incendio declarado este sábado en un barranco del municipio de Valleseco. El fuego está devastando la reserva natural de Tamadaba y, según ha informado en la madrugada el jefe de Emergencias del Cabildo, Federico Grillo, es incontrolable y está “fuera de cualquier capacidad de extinción” con llamas que han superado los 50 metros de altura. 

El avance del fuego ha obligado a evacuar nuevas poblaciones, entre ellas el casco urbano de Valleseco (ayuntamiento con 3.784 habitantes), el barrio de El Carrizal de Tejeda, en la cumbre; y los barrios de El Valle y El Risco, en Agaete, cerca de la cabeza del incendio, en el noroeste de la isla. Las últimas poblaciones desalojadas han sido Saucillo, en Gáldar, y Piletas y Troya, en Agaete.

El fuego ha afectado a más de 150 especies vegetales terrestres que son endémicas de este territorio insular ocasionado “una catástrofe ambiental sin precedentes en la isla” 

Deja una respuesta