El gasto militar se dispara un 11% por las exigencias de Washington

Cumpliendo lo ordenado por la superpotencia norteamericana, que exige a todos los miembros de la OTAN elevar sus gastos militares hasta alcanzar el mínimo del 2% del PIB, el presupuesto de Defensa en los Presuùestos Generales del Estado de 2018 se dispara en un 11%, siendo el segundo gasto que más crece. Rajoy y Cospedal se esfuerzan así en cumplir las directivas de Trump y del Pentágono.

Los gastos militares en España -contando el presupuesto del Ministerio de Defensa (8.453 millones de euros en los PGE 2018) junto al coste de las misiones militares en el extranjero (que se elevarán a 1.100 este año si se cumple lo previsto)- suman ya 9.553 millones al año. Este año las partidas destinadas a Defensa han sido elevadas un 11% respecto al ejercicio anterior. Aunque todavía suponen un 0,92% del PIB, y están muy lejos de cumplir la marcial exigencia de EEUU a todos los miembros de la OTAN: elevad el gasto al 2% o habrá consecuencias.

Ya el año pasado los presupuestos de Defensa subieron un 32% al incorporar los Programas Especiales de Armamento (PEAS), la factura de la compra de grandes sistemas de armas, como las fragatas F-100 o los tanques Leopard, que va a parar principalmente a la cuenta de beneficios de los grandes monopolios norteamericanos contratistas del Pentágono. En 2017 la partida de los PEAS fue de 1.817 millones. Los PGE de 2018 presupuestan 2.164 millones a este concepto, un 19% más.

Limitada por un lado por las imposiciones del control de gasto y déficit público de Bruselas y el Pacto de Estabilidad, y por otro lado por las insistentes órdenes de Washington, el ministerio de Defensa de Cospedal se esfuerza en aumentar año tras año los gastos militares.

El gobierno español se ha comprometido por carta ante la Alianza Atlántica a incrementar en más de un 80% su actual gasto militar en los próximos siete años hasta los 18.000 millones de euros anuales, llegando al 1,53% del PIB en 2024, y a cambio negociar con una participación más activa en las misiones en el extranjero, incluyendo el envío de tropas a las zonas más calientes y conflictivas del mundo. La ministra de Defensa elevará hasta a 292 los soldados españoles en Mali (hoy 140); está dispuesta a aumentar el contingente en Líbano a 750 militares y participar por vez primera en la misión naval que vigila el contrabando de armas con un buque y 50 tripulantes; España también aumentará en 2018 su contingente en Irak con 30 militares, hasta 480, y con 65 en Afganistán, hasta 95.

Pero no está nada claro que el Pentágono quiera aceptar el cambio. EEUU ha reiterado una y otra vez que la exigencia del 2% no admite objecciones ni excepciones para ningún miembro de la OTAN. “Adoptamos un compromiso sobre dinero, equipamiento y contribución a misiones militares. No es o una cosa o la otra, no se puede elegir. Hay que cumplir en todos los campos”, zanjó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg en la última cumbre de la Alianza.

Traducido para España: los gigantescos incrementos en gasto militar -sacados de recortar otras partidas presupuestarias, como por ejemplo las sociales- y el encuadramiento de España en los planes bélicos del Washington, no han hecho más que empezar. Así lo ordena el Pentágono.

3 comentarios sobre “El gasto militar se dispara un 11% por las exigencias de Washington”

  • santo charlie tomás moro dice:

    Como bien decía un articulista de Infolibre:”Rajoy nos toma por imbéciles,dice que no hay dinero para pensiones y se lo gasta en armamento” y como me dice mi madre:”¿para qué sirve un militar?”(por no hablar de la policía) ,”pues para nada madre,para matar y matar gente”,auténticos parásitos sociales.A ver si hacéis la revolución obrero-campesina y de burguesía patriota y ponemos a los obreros en armas de ejército y policía,que como en la Rusia del 17,estaba la gente más segura en la calle con los obreros armados patrullando San Petarsburgo,que con la policía burguesa

Deja una respuesta