Washington nos exige más recortes

El FMI vuelve a la carga

Ha sido el propio FMI quien se ha encargado de pulverizar la propaganda sobre “el crecimiento y la recuperación económica” con que Rajoy pretende narcotizar nuestras conciencias. En su evaluación anual, el FMI alerta sobre el bajo crecimiento potencial de la economí­a española, advirtiendo del peligro de un estancamiento crónico.

¿Y cuáles son las “recetas” que ofrece el FMI? Lo han adivinado. Para el FMI “si se quiere mantener un crecimiento fuerte”… es necesaria “otra vuelta de tuerca en la reforma laboral”.

Gracias a la reforma laborales impuestas a golpe de mandatos del FMI y la UE hemos sufrido un salvaje atraco a nuestras rentas y salarios. Según la Agencia Tributaria, en 2014 se registró el salario medio más bajo de los últimos 22 años. Fue un 14% menor que en 1993, a pesar de que el PIB se ha más que duplicado. Es el resultado de que uno de cada tres trabajadores cobre menos que el salario mínimo -645 euros mensuales-, y la mitad -7,8 millones- ingrese menos de 1.000 euros al mes. “Washington y Berlín no tienen suficiente. Quieren intensificar todavía más el saqueo de nuestros salarios”

Gracias a los recortes, el poder de compra de los pensionistas, es decir su salario real, será una media de 142 euros menor en 2016. Y en 2050 nuestra pensión real será un tercio más baja de la que teníamos derecho antes de las sucesivas reformas.

Pero para Washington y Berlín todavía no es suficiente. Por eso el FMI advirtió hace dos meses de que “no hay que dar ni un paso atrás en las reformas, sino volver a la carga”. Exigiendo al nuevo gobierno que surja de las generales una nueva vuelta de tuerca en la reforma laboral que permita rebajar más los salarios, una mayor subida del IVA o la implantación de más copagos sanitarios y educativos. Y Berlín ya ha impuesto un calendario de reducción del déficit que obligará a recortes de gasto público por valor de 30.000 millones entre 2016 y 2017, que saldrán principalmente de las “transferencias sociales”, es decir quitando dinero a sanidad, educación o ayudas sociales.

El saqueo contra los salarios y rentas del 90% no viene determinado por “las políticas de austeridad” sino por las necesidades de EEUU o Alemania. Para recuperar las pérdidas en el acceso a las plusvalías y la riqueza mundial que está sufriendo en el resto del planeta, producto del avance de la lucha de los pueblos, se revuelven agresivamente contra los países dominados, exigiéndonos nuevos tributos.

El objetivo principal del proyecto de Washington y Berlín para España es dar un nuevo salto en el saqueo económico, tanto en el atraco contra el 90% de la población como en el expolio de las principales fuentes de riqueza nacionales.

Quieren intensificar todavía más el saqueo sobre nuestros salarios. La imposición del TTIP o el TISA busca abrir la puerta a la privatización de servicios públicos básicos como educación o sanidad, de hecho el capital norteamericano está ya copando posiciones en la sanidad privada española. Y no han renunciado a apoderarse de las pensiones públicas. El programado vaciamiento del fondo de reserva busca crear las condiciones de “insostenibilidad” de las cuentas que justifiquen sus ataques.

Quieren adormecer nuestras conciencias afirmando que “la época de los grandes recortes ya ha pasado”, y que ya hemos entrado en el periodo de la “recuperación económica”. Pero cuando el FMI dice que hay que “volver a la carga” con “las reformas” los pueblos sabemos lo que realmente pretenden imponernos: más recortes para la mayoría con el objetivo de asegurar sus beneficios.

Deja una respuesta