SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

El éxito de China llegó para quedarse

A pesar de sus repetidas equivocaciones, los agoreros que se la pasan propalando la teoría del “colapso de China” la han estado usando para ganarse un sitio en el mercado. Un reciente artículo de Gordon G. Chang en Foreign Policy, una revista bimestral de EEUU, es un ejemplo de ello.A pesar de que no hay nada verdaderamente “revolucionario” en los argumentos y pronósticos de Chang, algunos políticos, los medios de comunicación y académicos occidentales, le conceden una importancia extraordinaria a sus juicios. En su libro, El próximo colapso de China, Chang pronosticó que China podría “colapsar” en 2006. Cuando vio que China no sólo sigue ahí, sino que además también se está desarrollando a un ritmo acelerado, modificó su “profecía” un poco, dando al país unos cuantos años más de vida – hasta el año 2011.Ya estamos en 2012, y acabo de salir de China (Beijing, para ser precisos) después de pasar unos días maravillosos allí. El país parece lejos de colapsar. De hecho, se encuentra a miles de kilómetros de distancia de la mayoría de las capitales occidentales, con sus multitudes enfurecidas, insatisfechas y frustradas por los problemas sociales.

Deja una respuesta