El error de Merkel: la batalla de los mercados financieros

“Los especuladores no son adversarios de la lí­nea fiscalmente dura de Alemania, como dice la Sra. Merkel, sino sus amigos. Fue especialmente extraño que su gobierno también prohibiera las “ventas al descubierto” de las acciones de los bancos más grandes de Alemania, que están muy expuestos a la deuda soberana del sur de Europa. Eso sólo puede hacer que los inversores sospechen más de unas instituciones aparentemente sólidas.”

La Sra. Merkel dice que ella está tratando de rescatar el euro, ero su retórica excesiva estimula la huída de los inversores hacia otras divisas. Ella dice que está tratando de salvar a Europa, pero su errática acción alimenta la impresión de una clase política continental que puede estar perdiendo su nervio y sus maneras. (THE WASHINGTON POST) THE WALL STREET JOURNAL.- Asia ha seguido un ritmo frenético durante la recuperación económica y la región, donde la expansión es impulsada por las exportaciones, no muestra señales de que se haya visto perjudicada por la crisis de deuda en Europa. Una muestra del entusiasmo de los inversionistas sobre la recuperación de la principal economía de la región, la china, se conoció el viernes pasado, cuando el gigante asiático reportó que los ingresos de capital aumentaron a 95.900 millones de dólares en el primer trimestre del año. Los mercados de capital internacionales están mirando de forma favorable las posibilidades de crecimiento económico de China EEUU. The Washington Post El error de Merkel: la batalla de los mercados financieros Entendemos que el plan de rescate de Grecia y otros malhechores fiscales del sur de Europa es impopular en Alemania, cuyos contribuyentes asumen gran parte del costo. También entendemos que Angela Merkel, la canciller alemana, tenía que aplacar a la opinión pública para conseguir la aprobación del plan de rescate en el parlamento de Alemania. Sin embargo, la prohibición repentina y unilateral de su gobierno esta semana sobre el tema de las "posiciones cortas al descubierto" de los credit default swaps [CDS o seguros ante el riesgo de impago de un crédito] no era la manera de hacerlo. Ha sido tan claro políticamente y, en términos políticos, tan irracional que plantea dudas sobre el liderazgo de Berlín en la crisis del euro. Cualesquiera que sean a corto plazo los beneficios políticos internos, están compensados sin embargo por el daño causado, y que puede llegar a causar, en los mercados financieros de todo el mundo. Las “ventas al descubierto” sobre los credit default swaps permiten a los especuladores apostar por el valor futuro de instrumentos financieros que no les pertenecen. Merkel acusa a tales apuestas de los problemas de la deuda soberana europea. Ella ve una "batalla de los políticos frente a los mercados" que está "decidida a ganar." Atrapada por esta mentalidad, la Sra. Merkel ignora el hecho de que el propio organismo regulador financiero de Berlín anunció el 31 de marzo que "los datos de mercado… no apoyan la conclusión de que la especulación esté teniendo lugar en una escala masiva". Y parece no entender que las posiciones cortas al descubierto sobre los “credit default swaps” pueden proporcionar un sistema de alerta temprana; cuya ausencia puede permitir que entidades libertinas, tales como el gobierno de Grecia, amplíen su derroche. A este respecto, los especuladores no son adversarios de la línea fiscalmente dura de Alemania, como dice la Sra. Merkel, sino sus amigos. Fue especialmente extraño que su gobierno también prohibiera las “ventas al descubierto a corto” de las acciones de los bancos más grandes de Alemania, que están muy expuestos a la deuda soberana del sur de Europa. Eso sólo puede hacer que los inversores sospechen más de unas instituciones aparentemente sólidas. La Sra. Merkel debería recordar que los "mercados" están en su mayoría compuestos por gestores de dinero haciendo todo lo posible para proteger los fondos de pensiones y otros ahorros de la gente común. Ella dice que ella está tratando de rescatar el euro, pero su retórica excesiva estimula la huída de los inversores hacia otras divisas. Ella dice que está tratando de salvar a Europa, pero su errática acción alimenta la impresión de una clase política continental que puede estar perdiendo su nervio y sus maneras. THE WASHINGTON POST. 22-5-2010 EEUU. The Wall Street Journal La expansión asiática sigue atrayendo a los inversores Andrew Batson Asia ha seguido un ritmo frenético durante la recuperación económica y la región, donde la expansión es impulsada por las exportaciones, no muestra señales de que se haya visto perjudicada por la crisis de deuda en Europa. Una muestra del entusiasmo de los inversionistas sobre la recuperación de la principal economía de la región, la china, se conoció el viernes pasado, cuando el gigante asiático reportó que los ingresos de capital aumentaron a US$95.900 millones en el primer trimestre del año. "Los mercados de capital internacional están mirando de forma favorable las posibilidades de crecimiento económico de China", dijo a un grupo de reporteros un funcionario de la Dirección Estatal de Divisa Extranjera de China. La nueva cifra de la agencia indica que el dinero que ingresó fue mucho más de lo que se había reportado previamente. El Producto Interno Bruto de China creció 11,9% en el primer trimestre, comparado con el mismo lapso del año anterior. Este fue un ritmo más rápido de lo que esperaban los economistas. Singapur reportó recientemente que en el primer trimestre experimentó su expansión más dinámica desde que mantiene registros oficiales, y que el robusto desempeño de su sector de electrónicos es una buena señal para otras economías como la de Tailandia, Corea del Sur y Taiwán. Uno de los factores que está favoreciendo la recuperación de Asia es que los niveles de deuda soberana en buena parte de la región (con excepción de Japón e India) son relativamente bajos. Sin embargo, si las preocupaciones de deuda se concentran menos en Europa y se vuelven más globales, Asia podría sentir algún tipo de impacto. Otro factor es el gasto de los consumidores: Asia está recibiendo ayuda de los compradores de la región que se siente libres para gastar gracias a una baja tasa de desempleo y a un alza de los salarios. Aún más importante, estas economías basadas en el comercio están prosperando gracias a la demanda extranjera, especialmente de América del Norte y de la misma China. Algunas de las economías de la región, como India, Singapur y Malasia están apretando las riendas de la política monetaria para enfriar el crecimiento y frenar la formación de burbujas de activos. En China, la entrada de altas sumas de capital es una preocupación del gobierno, que está adelantando esfuerzos para que no añadan peso a las crecientes presiones inflacionarias. Temerosos de un auge que se salga de control, Beijing está reduciendo la intensidad de sus programas de estímulo, restringiendo los préstamos bancarios y adoptando medidas para enfriar un mercado inmobiliario que se está calentando demasiado. "Dichos flujos de capital han ejercido una inmensa presión sobre el banco central", dijo el funcionario de la agencia de divisas. "Sin embargo, el Banco Popular de China tiene varias herramientas de política monetaria para reducir las presiones", agregó. Debido a los controles de China sobre el tipo de cambio y los movimientos de capital, las divisas que ingresan al país por medio del comercio internacional y la inversión terminan retenidas por el banco central en la forma de reservas. En abril el banco central afirmó que el valor nominal de sus reservas en moneda extranjera aumentó sólo US$47.930 millones en el primer trimestre, a US$2,447 billones (millones de millones). Pero los datos más recientes de la Dirección Estatal de Divisas Extranjeras muestran que la cifra estaba subestimada en alrededor de la mitad. Los datos más recientes significan que una mayor parte del dinero que ingresa a China lo hace a través de canales que no son el comercio internacional, que en el pasado fue el mayor motor de la acumulación de reservas de China. Hay muchos incentivos para que los inversionistas coloquen dinero en China: su economía crece con rapidez, y hay expectativas cada vez más extendidas de que pronto el gobierno dejará que el yuan aumente frente al dólar. Las inversiones especulativas probablemente también tienen un rol. THE WALL STREET JOURNAL. 21-5-2010

Deja una respuesta