Alarma social.

El destape del 2009: Crisis y endeudamiento.

Murcia estos años de bonanza, crece en económicamente con el sector de la construcción, y en estos días vemos el gran abismo que queda al descubierto al desinflarse la burbuja que se aoya en la construcción de casas, el trabajo y la concesión de hipotecas.El dato que hoy nos hace ver la situación es el aumento de morosidad que va en la misma línea de aumento que el paro y el endeudamiento al que se ven las empresas después de la ensoñación de bonanza, la narcotización que da a luz una situación crítica para la Región de Murcia.Durante este cuatrimestre, vemos como la lista de morosos asciende a 103 000 situando a la región en el cuarto lugar con respecto al aumento de morosidad. Pero el dato hay que verlo en su amplio significado y realidad. Murcia se encuentra la primera en la lista de regiones como la más hipotecada, el paro ha aumentado en este trimestre casi en un 100% y el porcentaje de impagados se situaba en el mes de diciembre en un 7,3% , es decir, un 1,6% más que la media española.Vemos de esta forma cómo el aumento del paro y la destrucción de capital va a la par con el endeudamiento adquirido y el crecimiento de los impagados que hacen que la situación en Murcia se vea de forma vertiginosa augurando un futuro bastante negro a menos que se ponga voluntad política, esfuerzo y un proyecto dirigido a activar la economía productiva. Dedicada durante años a centrar el crecimiento económico en la construcción, el plan anticrisis debe dirigirse a invertir capital en sectores productivos y no a mantener artificosamente al sector de la construcción, ya que no solo significa pan para hoy y hambre al finalizar las obras urbanas, sino que significan antagonizar aún más este abismo que a día de hoy, deja a botín en la cresta y al resto muy por debajo, hipotecados, endeudados y en paro.Por eso la solución no puede venir ni de la banca ni de la construcción. Las ayudas a las empresas no pueden estar en manos de Botín, porque es una gran mentira, este dinero de todos no lo utiliza la banca para ayudar a las familias, lo usa para que las cuentas de los beneficios que espera para este año le salgan y pueda seguir ganando. El plan anticrisis por otra parte no puede ir dedicado a un proyecto en el sector de la construcción que nos ha traído a la situación en la que nos encontramos, tanto pequeñas y medianas empresas como familias, obreros en paro y jóvenes que ayer compraban una casa con ilusión y hoy se ven en una situación de endeudamiento insostenible, en paro y con un futuro negro.

Deja una respuesta