El déficit de liderazgo europeo

“Necesitan rápidamente disponer de una financiación y un paquete de reformas que sea a la vez lo suficientemente grande como para calmar a los nerviosos mercados de crédito en Portugal, España y otros, y que no asfixie el crecimiento futuro. Cuanto más nieguen y contemporicen los lí­deres europeos, mayor será el riesgo de que los inversores entren en pánico desatando una reacción en cadena de impagos y quiebras bancarias que podrí­an fracturar a los16 paí­ses de la zona euro.”

El eor reincidente ha sido la canciller alemana Angela Merkel, que se muestra a sí misma, una vez más, como cautiva de las encuestas de opinión más que el líder audaz de la mayor economía de Europa. La señora Merkel no está sola en el error. Jean-Claude Trichet, el presidente del Banco Central Europeo, ha sido errático e indeciso. Herman Van Rompuy, en la Presidencia del Consejo Europeo creado el año pasado para ofrecer un liderazgo fuerte, no ha proporcionado ningún liderazgo en absoluto. Sacudir las economías más débiles de la zona euro no es la solución. (THE NEW YORK TIMES) DER SPIEGEL.- El constructor alemán Hochtief ha recibido una ayuda por sorpresa en su lucha para frustrar la OPA del rival español ACS. La compra por Qatar de una participación del 9,1 por ciento va a hacer la oferta más cara para ACS. Pero los analistas dicen que la batalla está lejos de terminar – y que Hochtief debe andar con ojo para evitar infringir las leyes de adquisición. Hochtief, la mayor empresa constructora de Alemania, casi había perdido la esperanza en su batalla para defenderse de una oferta pública hostil de compra por su rival española ACS. Parecía haberse quedado sin municiones, después de que todos sus esfuerzos para frustrar a ACS habían fracasado. EEUU. The New York Times El déficit de liderazgo europeo Los líderes europeos siguen sin hacer frente, e incluso se niegan a reconocer plenamente, la escala y la urgencia de la crisis financiera europea. Necesitan rápidamente disponer de una financiación y un paquete de reformas que sea a la vez lo suficientemente grande como para calmar a los nerviosos mercados de crédito en Portugal, España y otros, y que no asfixie el crecimiento futuro. Cuanto más nieguen y contemporicen los líderes europeos, mayor será el riesgo de que los inversores entren en pánico desatando una reacción en cadena de impagos y quiebras bancarias que podrían fracturar a los16 países de la zona euro. El peor reincidente ha sido la canciller alemana Angela Merkel, que se muestra a sí misma, una vez más, como cautiva de las encuestas de opinión más que el líder audaz de la mayor economía de Europa. Esta semana, rechazó las súplicas de algunos de los principales funcionarios financieros de Europa para aumentar el tamaño del fondo de intervención en los mercado establecido a principios de año cuando la magnitud de la deuda soberana de Europa y los problemas bancarios parecían mucho más pequeños. La señora Merkel no está sola en el error. Jean-Claude Trichet, el presidente del Banco Central Europeo, ha sido errático e indeciso. Herman Van Rompuy, en la Presidencia del Consejo Europeo creado el año pasado para ofrecer un liderazgo fuerte, no ha proporcionado ningún liderazgo en absoluto. Sacudir las economías más débiles de la zona euro no es la solución. Un fuerte super-euro, centrado en el norte de Europa estrangularía la competitividad de las exportaciones alemanas, mientras que haría aún más costoso para los agobiados países mediterráneos el servicio de su deuda denominada en euros. Estados Unidos también tiene mucho en juego. Mientras que los bancos aquí están menos expuestos a la deuda europea de riesgo que sus contrapartes transatlánticos, la recuperación de este país depende del aumento de los intercambios comerciales con una económicamente sana y políticamente estable Europa. Las semillas de esta crisis fueron plantadas hace una década cuando Europa comenzó un ambicioso proyecto de unión monetaria sin medios para hacer cumplir la disciplina fiscal de sus participantes. Pero una década de historia, y decenas de miles de contratos nominados en euros, no pueden ser conjurados lejos. Europa tiene que avanzar hacia un euro sostenible, no hacia atrás a los días de las monedas en competencia. Para que esto suceda, se necesita un fondo de intervención lo suficientemente grande como para enfrentarse al pánico de los mercados. Y tiene que dar a los países que reciban los rescates tiempo suficiente para hacer los ajustes fiscales necesarios. Estrangular el crecimiento con programas de austeridad draconianas significa que nunca pagarán sus deudas. Para algunos países, un plan de rescate financiero eficaz también tendrá que incluir la reestructuración de la deuda – de modo que las pérdidas causadas por errores de juicio de los banqueros y las erróneas políticas económicas de los gobiernos no recaigan enteras sobre aquellos que menos pueden permitírselo. Todas estas ideas ya están sobre la mesa. Ahora Europa necesita un líder para llevar adelante este plan. THE NEW YORK TIMES. 7-12-2010 Alemania. Der Spiegel La apuesta de Qatar es demasiado pequeña para rescatar a Hochtief de ACS David Crossland El constructor alemán Hochtief ha recibido una ayuda por sorpresa en su lucha para frustrar la OPA del rival español ACS. La compra por Qatar de una participación del 9,1 por ciento va a hacer la oferta más cara para ACS. Pero los analistas dicen que la batalla está lejos de terminar – y que Hochtief debe andar con ojo para evitar infringir las leyes de adquisición. Hochtief, la mayor empresa constructora de Alemania, casi había perdido la esperanza en su batalla para defenderse de una oferta pública hostil de compra por su rival española ACS. Parecía haberse quedado sin municiones, después de que todos sus esfuerzos para frustrar a ACS habían fracasado. El gobierno alemán rechazó sus llamamientos a cambiar la ley nacional de adquisición, que es una de las más liberales de Europa, y el regulador financiero alemán, BaFin, dio luz verde la semana pasada para que ACS continuara con su oferta. Pero luego, el lunes, Qatar Holding vino al rescate. El vehículo de inversión del gobierno de Qatar acordó la compra de una participación del 9,1 por ciento de Hochtief por 400 millones de euros. El acuerdo implica un aumento de capital que diluirá la participación actual de ACS a alrededor del 27 por ciento desde el 29,9 por ciento, lo que hará que la adquisición sea más cara para ACS. Pero la participación de Qatar es demasiado pequeña para evitar que ACS, que está encabezada por el presidente del club de fútbol Real Madrid Florentino Pérez, afiance su control de Hochtief, y constituye apenas un rayo de esperanza para el constructor alemán. Los gestores y trabajadores de Hochtief están desesperados para impedir la entrada de ACS, ya que temen que podría romper el grupo y vender las filiales más valiosos como la empresa australiana Leighton, en un intento de librarse de deudas por valor de alrededor de 10 mil millones de euros. Los fuertes representantes sindicales de los 11.000 trabajadores de Hochtief también están preocupados por los despidos masivos. Vulnerables a OPAs hostiles Hochtief es una de la serie de bien posicionadas empresas alemanas que son vulnerables a las adquisiciones hostiles porque tienen unos precios de sus acciones relativamente bajas y no poseen grandes accionistas para bloquear pretendientes no deseados. Qatar Holding dijo que el aumento de la inversión de su cartera de activos en el extranjero era importante para el desarrollo de sus infraestructuras antes del Mundial de fútbol de 2022 en Qatar. Informaciones no confirmadas de los medios de comunicación dicen que Hochtief, que ya está trabajando en grandes proyectos en Qatar, puede obtener contratos para construir estadios de fútbol para el torneo. Qatar espera gastar 100 millones de dólares durante los próximos cinco años en infraestructuras en proyectos que van desde los estadios con aire acondicionado a las redes de carretera y ferrocarril. La canciller Angela Merkel se negó a rescatar a Hochtief cambiando las leyes o interviniendo directamente, algo que el presidente francés, Nicolas Sarkozy ha hecho en el pasado en una serie de ofertas públicas de adquisición de empresas francesas. Sin embargo, comentaristas de los medios dijeron que podría haber ayudado indirectamente presentando al consejero delegado del grupo constructor, Herbert Lütkestratkötter, al ministro de Economía de Qatar, Yousuf Hussein Kamal, en una recepción en Berlín en octubre, que fue organizada por el presidente, Christian Wulff. Hochtief no está fuera de peligro, dicen los comentaristas. Pero existe la posibilidad de que Qatar pueda estar de acuerdo en aumentar su participación más allá y convertirse en un verdadero "caballero blanco". Hochtief ahora tiene que andar con cuidado, advierten los editoriales de los periódicos. La ley alemana prohíbe a las empresas ampliar capital sólo para escapar de una oferta hostil de adquisición. Eso explica por qué Hochtief ha hecho hincapié en que Qatar es un inversor estratégico y que el acuerdo del lunes no está relacionado con la batalla de la adquisición. El centro-izquierda Süddeutsche Zeitung escribe: "Al obtener a Qatar como un importante inversor nuevo, el consejero delegado de Hochtief Herbert Lütkestratkötter y su equipo se anotaron un golpe que pocos habían pensado que todavía fuera posible. Con los jeques de su lado, el grupo Hochtief de repente tiene mejores posibilidades en su lucha por mantenerse independiente. Esto se debe a que ahora hará falta un esfuerzo mucho mayor por parte de ACS para elevar su participación por encima del umbral objetivo del 30 por ciento. Pero los españoles tienen los recursos financieros para hacerlo. Y teniendo en cuenta la energía con la que han ejecutado sus planes hasta el momento, es poco probable que paren ahora. Pero la carrera se ha convertido en un poco más abierta. Con la participación prevista del 9,1 por ciento, Qatar es un socio poderoso, nada más. Con el fin de adoptar el papel de caballero blanco y convertirse en el salvador del grupo con sede en Essen, el emirato tendría que estar más fuertemente involucrado. Representantes de los trabajadores se han quejado amargamente en las últimas semanas que el gobierno los estaba dejando en la estacada al negarse a rellenar las lagunas en la ley alemana de adquisiciones, pero la canciller Angela Merkel y el presidente, Christian Wulff, siempre indirectamente, ayudaron: presentaron a Lütkestratkötter al ministro de Economía de Qatar en una recepción en el Palacio de Bellevue de Berlín en octubre. El resultado es un acuerdo entre sectores privados que es mejor que si el gobierno hubiera modificado la ley de adquisición en una reacción irreflexiva para proteger a Hochtief." El diario de negocios Financial Times Deutschland escribe: "La inversión del emirato de Qatar no significa que Hochtief haya sido rescatado. En el mejor de los casos, ha dado una oportunidad a Hochtief, pero a menos que los gestores tengan otro as en la manga, probablemente no serán capaces de impedir la adquisición por parte de la competidora española ACS. El aumento de capital acordado a toda prisa es demasiado pequeño para eso. Pero si el plan actual del consejo de administración de Hochtief sale adelante, por lo menos será más caro para ACS… y más lucrativo para los accionistas de Hochtief. Pero no deben hacerse demasiadas ilusiones sobre cuan positiva pueda ser esta etapa para Hochtief y sus accionistas tras los acuerdos con Qatar, hay grandes dudas sobre si es legal. La ley establece que una ampliación de capital que diluye la participación de los accionistas existentes no debe ser utilizada como una estrategia defensiva en una batalla de adquisición en curso. Sin embargo, en el caso actual, lo que ha sucedido se parece mucho a esto." El conservador Die Welt escribe: "Hochtief ha ganado un aliado con Qatar. Y puede haber abierto la puerta a un aumento mayor de la participación… Si el fondo estatal fuera a comprar más acciones y hacer una oferta pública de adquisición, aún podría convertirse en el caballero blanco de Hochtief, que ya ha demostrado la fiabilidad de su estrategia de inversión a largo plazo. Esos son valores que Hochtief no ve en los administradores de ACS". El izquierdista Frankfurter Rundschau escribe: "La compra de una participación en la compañía constructora más grande de Alemania es mucho más que una inversión financiera por el emirato. Qatar Holding anunció el lunes que Hochtief estaba bien colocado y tenía excelentes perspectivas de negocios. Especialmente en Qatar con la Copa del mundo de2022. Aunque no hay confirmación oficial de que Hochtief construirá los ocho nuevos estadios para el torneo, hay buenas razones para creer que será así." DER SPIEGEL. 7-12-2010

Deja una respuesta