SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

El cuartel de Bétera será “punta de lanza” de la OTAN en 2016

Este acuartelamiento ha acogido hoy el acto oficial de relevo de las fuerzas de despliegue rápido, en una parada militar en la que el teniente general Rafael Comas, máximo responsable de estas instalaciones, ha recibido el “guion de combate” de manos del teniente general Volker Halbauer, jefe del cuerpo de ejército germano-holandés que ha ejercido el mando en 2015.

Este acuartelamiento ha acogido hoy el acto oficial de relevo de las fuerzas de despliegue rápido, en una parada militar en la que el teniente general Rafael Comas, máximo responsable de estas instalaciones, ha recibido el “guion de combate” de manos del teniente general Volker Halbauer, jefe del cuerpo de ejército germano-holandés que ha ejercido el mando en 2015.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 28 países de la Alianza aprobaron en septiembre de 2014 (Cumbre de Gales) un plan de respuesta conjunta que debía incorporar una nueva capacidad de despliegue en dos días en cualquier lugar del mundo, en lugar de cinco días como se establecía anteriormente.

Durante 2016 las fuerzas terrestres de la OTAN ubicadas en Bétera estarán de guardia ante posibles movilizaciones, participarán en ejercicios conjuntos en Polonia en junio y a finales de año cederán el testigo como fuerza de despliegue rápido a un acuartelamiento británico.

El acto de relevo ha contado con la participación del máximo responsable de las fuerzas terrestres de la OTAN, el teniente general de EEUU John W. Nicholson, y la presencia del president de la Generalitat, Ximo Puig, y del delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, entre otras autoridades civiles.

En su intervención, Nicholson ha destacado la “transformación” de las fuerzas de despliegue rápido de la OTAN en aras de un incremento de la seguridad y la estabilidad en los países integrantes de la alianza, a su juicio, “una de las más exitosas de la historia”.

“Debemos adaptarnos a los nuevos retos y amenazas, ser una fuerza más rápida y fuerte”, ha señalado el máximo responsable del ejército de tierra de la OTAN, quien ha destacado la labor “brillante” del acuartelamiento alemán de Munster y ha expresado su confianza en el “liderazgo” del teniente general Rafael Comas durante este año.

Tras ceder el estandarte acreditativo de la “guardia”, el teniente general Volker Halbauer ha mencionado la guerra de Siria, las operaciones del autoproclamado Estado Islámico o los atentados en Francia como “hechos impactantes” que, a su juicio, refuerzan la necesidad de estar preparados para afrontar nuevas amenazas.

Por su parte, el teniente general Rafael Comas ha agradecido la presencia de autoridades civiles y ha expresado su compromiso de mantener al máximo nivel la operatividad de este cuartel.

“Para la base de Bétera, (esta nueva guardia) supone poner en el mapa de la OTAN unas capacidades que ofrece España relativas a alta tecnología, despliegue y mando. En 2016 tenemos un compromiso para cumplir las misiones de la alianza frente a amenazas en todo el mundo”, ha apuntado Comas.

Desde la creación de las fuerzas de despliegue rápido de la OTAN en 2002, el único cuartel que ha sido movilizado en periodo de alerta ha sido el de Bétera; fue en 2005, para prestar ayuda humanitaria a la población civil afectada por el terremoto en la región paquistaní de Cachemira, entre octubre de 2005 y febrero de 2006.

Posteriormente, en 2012, este cuartel general participó en una misión conjunta en Kabul (Afganistán), mientras que en 2014, tras más de un año de preparación, fue acreditado con la capacidad de despliegue rápido de fuerzas conjuntas (tierra, mar y aire) en cualquier lugar del mundo.

Las fuerzas de despliegue rápido terrestres de la OTAN incrementarán este año tanto su capacidad de reacción como sus componentes, en este caso hasta los 15.000.

Deja una respuesta