Corresponsalía desde Brasil

EL atentado contra el opositor de Lula fue un golpe a las elecciones de octubre

En Brasil, el proceso electoral, ya bastante conturbado debido a la prisión del candidato favorito, Luiz Inacio Lula da Silva, sufre un nuevo revés. El polémico candidato de extrema derecha, Jair Messias Bolsonaro (PSL), fue víctima la tarde ayer de un atentado que puso en peligro su vida.

Bolsonaro, como es conocido por sus seguidores, estaba en la ciudad de Juiz de Fora, estado de Minas Gerais, trabajando en su campaña electoral. Alrededor de las 15h, en un acto público, mientras era cargado por sus seguidores en una concurrida calle en el centro de la ciudad, el candidato fue alcanzado en la barriga por una cuchillada.

Los correligionarios contaron, con preocupación, en la puerta del hospital, hacia donde fue llevado, que Bolsonaro no usaba chaleco a prueba de balas. El corte fue profundo, alcanzando una arteria importante, la mesentérica, que lleva la sangre de la cavidad abdominal hacia el intestino. El golpe perforó, también, parte del intestino grueso. Jair Bolsonaro entró en la emergencia del Hospital Santa Casa de Misericórdia alrededor de las 15:40, y fue trasladado inmediatamente al centro quirúrgico.

Él todavía trajaba la camiseta de la campaña, con la frase “Brasil por encima de todo, Dios por encima de todos”.

Durante la cirugía, el paciente perdió mucha sangre y llegó a entrar em estado de choque.“Las Fuerzas Armadas afirman que están preparadas para asumir el poder si es necesario”

En la colectiva de prensa, que ocorrió ayer a las 21h en el propio hospital donde el candidato se encuentra internado, los médicos afirmaron que la gravedad de la lesión llevó al equipo a adoptar el procedimiento de colostomía (bolsa externa colectora de heces), y un lavado con suero de todos los órganos afectados. A pesar de la lesión transfixiante (el golpe de cuchillo) haber sido única, los médicos explicaron que, como los órganos son superpuestos, fueron siendo perforados. “La puerta de entrada fue una sola, pero los órganos afectados fueron tres”. Los médicos afirmaron, también, que la cirugía fue exitosa y el cuadro de Bolsonaro “es estable”. De acuerdo con el equipo médico, el trauma de las lesiones fue muy grave, aunque Bolsonaro reaccionó bien al procedimiento.

El atentado al principal opositor de Lula y defensor de ideas de cuño claramente fascistas, inaugura un nuevo capítulo en la lucha de los brasileños contra el golpe blando sufrido por el país en 2016.

El responsable por el atentado fue detenido en el lugar, ante numerosos testigos. Según la policía, el hombre afirmó que sus motivaciones fueron de carácter personal y que él no representa ningún partido político. Sin embargo, es posible que la derecha, de modo estratégico, se aproveche de este hecho como instrumento electoral, pudiendo, com esto, retomar una parte del apoyo popular, perdido debido a las trágicas medidas de austeridad impuestas por el presidente Michel Temer, contra los trabajadores brasileños.

Em el caso de estar impedido de continuar la campaña electoral, Bolsonaro deberá ser sustituido por su vice, el general Antônio Hamilton Mourão, un militar jubilado, que defiende públicamente a torturadores del régimen militar, período que durante 21 años hizo cientos de víctimas en Brasil.

Las Fuerzas Armadas, a su vez, empiezan a articularse y, teniendo como base un discurso pautado en un “colapso” de las instituciones afirman que están preparadas para asumir el poder si es necesario. El clima en el país es de aprehensión e incertidumbre.

Denise Assis ha trabajado en algunos de los periódicos más importantes de Brasil como O Globo y el Jornal do Brasil. Es autora de los libros: Propaganda e Cinema a Serviço do Golpe y Vende-se Vestido de Noiva. Autora invitada, como representante de Brasil, para escribir un capítulo del libro: Une Histoire Mondiale des Cinémas de Propagande, editado por la Nouveau Monde, en París. Fue asesora de la presidencia del BNDES, Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social. Investigadora de la Comisión Nacional de la Verdad (sobre los crímenes de la Dictadura Militar).

Brasil: atentado contra opositor de Lula foi um golpe nas eleições

No Brasil, o processo eleitoral, já bastante conturbado devido à prisão do candidato favorito, Luiz Inácio Lula da Silva, sofre um novo revés. O polêmico candidato de extrema direita, Jair Messias Bolsonaro (PSL), foi vítima, na tarde ontem, de um atentado que colocou sua vida em risco.

Bolsonaro, como é conhecido por seus seguidores, estava na cidade de Juiz de Fora, estado de Minas Gerais, trabalhando em sua campanha eleitoral. Por volta de 15h, em um ato público, enquanto era carregado por seus seguidores em uma movimentada rua no centro da cidade, o candidato foi atingido, na barriga, por uma facada.

Correligionários contaram, com preocupação, na porta do hospital, para onde foi levado, que Bolsonaro não usava colete à prova de balas. O corte foi profundo, atingindo uma artéria importante, a mesentérica, que leva o sangue da cavidade abdominal para o intestino. O golpe perfurou, também, parte do intestino grosso. Jair Bolsonaro deu entrada na emergência em torno de 15h40, sendo transferido imediatamente para o centro cirúrgico.

Ele ainda trajava a camiseta da campanha, com a frase “O Brasil acima de tudo, Deus acima de todos”.

Durante a cirurgia, o paciente perdeu muito sangue e chegou a entrar em choque.

Em coletiva para a imprensa, realizada ontem às 21h no próprio hospital onde o candidato encontra-se internado, os médicos afirmaram que a gravidade do ferimento levou a equipe a adotar o procedimento de colostomia (bolsa externa coletora de fezes), e uma lavagem com soro de todos os órgãos atingidos. Apesar da lesão transfixiante (o golpe de faca) ter sido única, os médicos explicaram que, como os órgãos são superpostos, foram sendo perfurados. “A porta de entrada foi uma só, mas os órgãos atingidos foram três”. Os médicos afirmaram, também, que a cirurgia foi bem-sucedida e o quadro de Bolsonaro “é estável”. De acordo com a equipe médica, o trauma das lesões foi muito grave, apesar de Bolsonaro ter reagido bem ao procedimento.

O atentado ao principal opositor de Lula e defensor de ideias de cunho claramente fascistas, inaugura um novo capítulo na luta dos brasileiros contra o golpe blando sofrido pelo país, em 2016.

O suspeito pelo atentado foi detido no local, diante de inúmeras testemunhas. Segundo a Polícia, o homem afirmou que suas motivações foram de cunho pessoal e que ele não representa nenhum partido político. Mesmo assim, é possível que a direita, de modo estratégico, se aproveite deste fato como instrumento eleitoral, podendo, com isto, retomar uma parte do apoio popular, perdido devido às trágicas medidas de austeridade impostas pelo presidente Michel Temer, contra os trabalhadores brasileiros.

Impedido temporariamente de continuar a campanha eleitoral, Bolsonaro deverá ser substituído por seu vice, o coronel Eduardo Mourão, um militar aposentado, que defende publicamente torturadores do regime militar, período este que durante 21 anos fez centenas de vítimas no Brasil.

As Forças Armadas, por sua vez, começam a se articular e, tendo como base um discurso pautado no colapso das instituições, afirmam que estão preparadas para assumir o poder caso seja necessário. O clima é de apreensão e incerteza

Deja una respuesta