EEUU: el dilema de los recortes en defensa

“El tiempo de nuestro liderazgo es ahora”, declaró. “Nuestra alianza seguirá siendo indispensable para el objetivo de un siglo más pací­fico, más próspero y más justo.” Estamos de acuerdo con él – por lo que esperamos que Obama sopesará cuidadosamente el mensaje polí­tico de despedida formulado un dí­a antes en Washington por su secretario de Defensa, Robert M. Gates.

Incluso si se abordan todas las ineficiencias del Pentágono, la defensa de los recortes ropuestos por Obama plantea un dilema fundamental. Dijo el Sr. Gates: "las opciones son realmente difíciles en el futuro sobre el tipo de papel que el pueblo estadounidense – acostumbrado a la dominación militar incuestionable de las últimas dos décadas– quiere que su país juegue en el mundo". El Sr. Obama ha ofrecido en Londres una visión ambiciosa de ese papel. Si lo dice en serio, tendrá que trabajar con el sucesor de Gates para asegurarse de que el Pentágono es capaz de mantener suficientes tropas y construir suficientes aviones y barcos para que sea posible. DIARIO DEL PUEBLO.- El enterarse de la opinión ajena y ser escuchado constituye una demanda básica de los miembros de la sociedad y el conocimiento común de la civilización moderna. Cuando el derecho a la expresión se ha convertido en uno de los derechos políticos esenciales, el prestar atención a las diversas opiniones es el punto de partida para coordinar las relaciones de intereses y atender bien el estado de ánimo social. El escuchar atentamente la voz de las amplias masas populares es especialmente importante para un país con una población de 1.300 millones de habitantes, que experimenta drásticos cambios. Detrás de las opiniones desatendidas, están ocultas demandas no satisfechas y sentimientos deprimidos. Las acciones extremas para defender los intereses se deben a que las opiniones de los autores no han sido debidamente atendidas ni se resuelven de manera adecuada sus problemas. EEUU. The Washington Post El dilema de los recortes en defensa En su discurso ante el Parlamento británico el miércoles, el presidente Obama rechazó la idea de que la influencia norteamericana y europea deba disminuir en medio de la crisis fiscal y el surgimiento de potencias como la India y China. "El tiempo de nuestro liderazgo es ahora", declaró. "Nuestra alianza seguirá siendo indispensable para el objetivo de un siglo más pacífico, más próspero y más justo." Estamos de acuerdo con él – por lo que esperamos que Obama sopesará cuidadosamente el mensaje político de despedida formulado un día antes en Washington por su secretario de Defensa, Robert M. Gates. Gates también cree que "Estados Unidos tiene una posición especial y un conjunto de responsabilidades en este planeta." Pero su discurso ante el American Enterprise Institute se centró en la conexión entre esa responsabilidad mundial permanente y los recortes por venir a los presupuestos de defensa de EEUU. Obama ha propuesto recortar en 400 mil millones dólares en los gastos de seguridad nacional durante los próximos doce años, la mayor parte de ellos procedentes del Pentágono. Gates, que ha pasado el último año tratando de racionalizar los gastos de defensa, reconoce que el recorte no sería drástico, según sus cuentas sería mantener los gastos de defensa justo por debajo de la tasa de inflación. Pero es contundente acerca de lo que significa: "Un ejército más pequeño," dijo, "será capaz de ir a menos lugares y hacer menos cosas." El secretario de Defensa citó un par de razones por las que reducciones presupuestarias, incluso moderadas, pueden tener un gran impacto. Una de ellas es la rápida inflación de los costos de los sistemas de armas como el nuevo avión de guerra F-35: "Más y más dinero es consumido por menos y menos plataformas que cada vez necesitan más y más tiempo para construir", dijo. Sin embargo, la modernización es fundamental: el ejército no sólo necesita el F-35, sino una nueva flota de aviones de reabastecimiento y una nueva generación de submarinos para conservar su ventaja sobre China y Rusia. Otro gran problema es la burocracia del Pentágono, que ha resistido los intentos de recortes de Gates. Dijo que se las han arreglado para recortar solamente 1 mil millones de dólares de los 64 mil millones gastados en el "cuarto poder" de las oficinas del Departamento de Defensa al margen de los servicios militares. Para conservar los fondos necesarios para la modernización de armas y evitar recortar demasiado profundamente las fuerzas, el sucesor de Gates tendrá que abordar lo que describió como "demasiadas oficinas y agencias empleando a demasiado personal de alto rango y contratistas de más." El Congreso también tendrán que cambiar sus prioridades habituales si el recorte en defensa debe ser compatible con la continua fortaleza EEUU. No es la primera vez que el Sr. Gates señala que el gasto en asistencia sanitaria militar es insostenible, que el sistema de jubilaciones y pensiones está plagada de incentivos perversos, y que los sueldos militares debe ser considerados a la luz del hecho de que todos los servicios de las fuerzas armadas han superado constantemente sus metas de reclutamiento y la contención de los niveles salariales actuales. Incluso si se abordan todas las ineficiencias del Pentágono y las vacas sagradas, la defensa de los recortes propuestos por Obama plantea un dilema fundamental. Dijo el Sr. Gates: "las opciones son realmente difíciles en el futuro sobre el tipo de papel que el pueblo estadounidense – acostumbrado a la dominación militar incuestionable de las últimas dos décadas– quiere que su país juegue en el mundo". El Sr. Obama ha ofrecido en Londres una visión ambiciosa de ese papel. Si lo dice en serio, tendrá que trabajar con el sucesor de Gates para asegurarse de que el Pentágono es capaz de mantener suficientes tropas y construir suficientes aviones y barcos para que sea posible. THE WASHINGTON POST. 28-5-2011 China. Diario del Pueblo Escuchar a los sectores vulnerables de la sociedad, un imperativo En China, las distintas opiniones de los representantes de la Asamblea Popular y la Conferencia Consultiva Política del Pueblo, así como las discusiones y polémicas en los medios, y los 200 millones de internautas en sus microblogs, demuestran la vitalidad de la opinión pública diversificada. Ha llegado la edad de oro para la expresión en China, a pesar de los cual aún se ignoran ciertas opiniones. Por una parte, algunas de ellas están sumergidas por otra voz más fuerte, y por la otra, las opiniones no generan efectos y los problemas no se resuelven. Estas opiniones han sido denominadas como “voz sumergida” . Sin embargo, esto no significa que la comunidad vulnerable no desee expresar sus opiniones. Ejemplo de ello son los habitantes de Guangzhou que hacían colas durante tres días y noches para ser recibidos por directores municipales y expresarles sus quejas y demandas. Hu Xiaoyan, representante campesino a la Asamblea Popular Nacional, ha hecho público el número de su teléfono móvil y recibido miles de llamadas y otros tantos mensaje electrónicos. Esto muestra que los casos que han atraído la atención de los internautas y los medios son puntas de iceberg y la colosal base de los problemas ocultada constituye el factor decisivo del estado de ánimo social. En cierto grado, la comunidad es vulnerable en la expresión y en la sociedad. No logra influir en la opinión pública y participar en la elaboración de políticas gubernamentales, ni enterarse de las informaciones relacionadas con sus intereses básicos. Aunque no son pocos los integrantes de esa comunidad, su voz apenas se escucha. El enterarse de la opinión ajena y ser escuchado constituye una demanda básica de los miembros de la sociedad y el conocimiento común de la civilización moderna. Cuando el derecho a la expresión se ha convertido en uno de los derechos políticos esenciales, el prestar atención a las diversas opiniones es el punto de partida para coordinar las relaciones de intereses y atender bien el estado de ánimo social. El escuchar atentamente la voz de las amplias masas populares es especialmente importante para un país con una población de 1.300 millones de habitantes, que experimenta drásticos cambios. Detrás de las opiniones desatendidas, están ocultas demandas no satisfechas y sentimientos deprimidos. Las acciones extremas para defender los intereses se deben a que las opiniones de los autores no han sido debidamente atendidas ni se resuelven de manera adecuada sus problemas. El desatender las demandas de la comunidad vulnerable conducirá inevitablemente a agudizar las contradicciones. La expresión de las opiniones constituye la base de los intereses para su equilibrio relativo, que conduce a la estabilidad social permanente. Los hechos han demostrado que detrás de las contradicciones y conflictos, está oculta la carencia del mecanismo de expresión de los intereses. Considerando los problemas desde este ángulo, la protección de los derechos está destinada a mantener la estabilidad. Es necesario escuchar las opiniones lo más ampliamente posible y garantizar el derecho de las masas populares a la expresión, lo que contribuirá a mantener la estabilidad social. A los administradores sociales les incumbe la responsabilidad de hacer todo lo posible por escuchar atentamente las opiniones desatendidas. El que el Gobierno defienda el derecho de la comunidad vulnerable a la expresión para que exprese sus justas demandas mediante canales sistemáticos y regulares constituye una obligación ineludible, la clave para la edificación de una sociedad armoniosa y el fomento de un sano estado de ánimo social, y la sólida base de la sociedad estable. DIARIO DEL PUEBLO. 27-5-2011

Deja una respuesta