El indignante aumento del abismo social

Dos clases de salario. Dos salarios de clase

La crisis no sólo no ha reducido el creciente abismo social entre una í­nfima minorí­a que se apropia la mayor parte de la riqueza y la inmensa mayorí­a de la población, sino que ese abismo es cada vez más sangrante. La diferencia entre el salario de la inmensa mayorí­a de los trabajadores y el sueldo de los directivos de bancos y monopolios se ha multiplicado por 100 en las tres últimas décadas y es ya de 1.000 a 1. Según la última Encuesta de Estructura Salarial el salario más frecuente en España es de 15.500 euros anuales, 900 euros netos al mes, 42,5 euros al dí­a, 1,8 euros por hora. El salario medio de los ejecutivos de las empresas del IBEX-35 es de 750.000 euros, 2.054,8 euros al dí­a, 85,6 euros a la hora; el presidente de Telefónica, Cesar Alierta, cobró en 2010 más de 8,6 millones de euros, 23.561,6 euros al dí­a, casi 1.000 euros por hora. Como dirí­a Botí­n, el presidente del Santander, el salario de los banqueros y altos directivos de los monopolios “está en otra dimensión”, es otra clase de salario. Para las clases trabajadoras salarios ni “mileuristas”y subvenciones de miseria. Para un puñado de oligarcas retribuciones millonarias.

El 90% de la oblación vivimos una acelerada rebaja de nuestros salarios y reducción de la renta disponible: desde el inicio de la crisis los trabajadores hemos perdido ya más de un 16% de nuestros salarios y rentas, dos tercios del 25% del objetivo anunciado por los gurús del FMI y la UE.Un estudio del diario económico Cinco Días ya afirmaba hace un año que las rentas de las familias españolas habían caído un 8,1% en los dos primeros años de crisis. En 2010, las familias trabajadoras hemos perdido otros 29.000 millones de euros de renta disponible. Según el INE, al final de 2010 los salarios en nómina bajaron una media del 0,4%, una rebaja real mucho mayor, de entre un 3,4% y un 8%, si tenemos en cuenta las subidas de impuestos (IVA), de los precios de los servicios básicos como la luz o los carburantes y el 3,1% del IPC. Es decir una pérdida media aproximada acumulada hasta 2010 del 16%; que en los seis primeros meses de 2011 no ha hecho más que seguir aumentando. Sueldos de otra clase Nuestra rebaja de salarios y recorte de nuestra renta disponible no viene provocado por una falta de riqueza, sino por una distribución cada vez más desigual que la concentra en menos manos y empobrece a todos los demás. Y cuya expresión más clara es la indignante subida de sueldos (retribuciones fijas, pagos en especie de bonos y acciones) de los consejeros y directivos de las grandes empresas del selectivo IBEX-35.Son los bancos que nos saquean por las hipotecas (16 meses seguidos subiéndolas) y las comisiones (han subido hasta un 20%)… Según la Comisión Nacional de Mercado de Valores el sueldo de la cúpula del Santander creció un 24% en el primer semestre del año, de enero a julio el consejo se repartió 8,5 millones de euros, y 17,8 millones de euros los miembros de la alta dirección del banco presidido por Botín. En el primer semestre, el consejo del BBVA se ha repartido 8,9 millones de euros, y 18,0 millones de euros el grupo directivo encabezado por F. González.El sueldo de los directivos de Repsol, la petrolera que nos atraca con los precios de la gasolina (un 20% cada año), se subió un 116% en los seis primeros meses del año hasta los 11,64 millones de euros; y un 82% el de los consejeros que se repartieron otros 10,46 millones de euros.Iberdrola –los que nos suben el precio de la luz un 12% en estos seis meses- ha repartido entre sus consejeros un 33% más de sueldos, hasta 7,4 millones de euros se ha embolsado su presidente ejecutivo, Ignacio Sánchez Galán. Telefónica -el Internet más caro de Europa y un ERE para despedir a 6.500 trabajadores- ha repartido 24,3 millones de euros entre su cúpula de directivos y consejeros. Redistribución de la riqueza ya Bancos, petroleras, eléctricas, telefónica… son sólo algunos de los ejemplos más sangrantes de la escandalosa subida de las retribuciones de los consejeros y directivos de un puñado de oligarcas. ¿Pero no ellos los mismos que exigen que se apliquen los recortes de salarios y pensiones al conjunto de los trabajadores?En los últimos 5 años los sueldos de los consejeros de las empresas del IBEX-35 subieron un 40%. Un 36% desde el inicio de la crisis hasta finales de 2010; y otro 20% más en el primer semestre de 2011.Las consecuencias de este abismo social cada vez más profundo: una economía paralizada por la poca capacidad de consumo de una población empobrecida, 5 millones de parados, 1,4 millones de hogares en los que nadie trabaja, 500.000 familias con los sistemas de ayuda agotados y sin ingresos y una creciente población en situación de exclusión severa (casi 10 millones de personas, el 20,8% de la población, por debajo del umbral de pobreza).Decíamos en el De Verdad anterior que “con la misma distribución de la riqueza que había al inicio de la transición, hoy los trabajadores cobraríamos 1.045 euros más en nuestras nóminas”. Y ese es el camino, redistribución de la riqueza que aumente el nivel de vida y la capacidad de compra de la población, dinamice la economía para crear nueva riqueza y empleo frente a las crecientes presiones sobre nuestro país, expresadas una vez más en el último informe del FMI que sigue pidiendo más rebajas de salarios: “una mayor descentralización de las negociaciones colectivas, desvincular los salarios con la inflación y una menor compensación por desempleo”. Redistribución salarial: que nadie gane menos de 1.000 euros mensuales de salario y nadie cobre por encima de 10.0000.

Deja una respuesta