Deutsche-Crack

En la desmesurada huí­da hacia delante de Deutsche-Bank están las necesidades de capital de una burguesí­a alemana con una voracidad mayor que su capacidad

Deutsche Bank (DB), el mayor banco de inversión de Alemania, quinto del mundo, se encuentra al borde de una quiebra que dejaría la caída de Leman Brothers en una anécdota. El Departamento de Justicia de EEUU le ha exigido a DB el pago de una enorme multa por varias estafas. Esto se apunta como si fuera un ataque al banco y el detonante último de su crisis, o incluso como una venganza porque Europa obligó a Apple a devolver 14.000 millones en impuestos. Pero la realidad es que varios bancos de Estados Unidos también han pagado esa sanción: Bank of América pagó 16.650 millones, JPMorgan, Chase Manhattan, 13.000 millones, Goldman Sachs 5.100 millones. Realmente la dimensión del problema del banco alemán es varios de miles de veces más grandes que esa multa.

En 2009, Deutsche Bank era el mayor distribuidor de divisas en el mundo. Sus acciones cotizaban a 100 euros; hoy oscila en torno a los 17. Una caída en picado. Deutsche encubrió las cuentas falsas en la estafa de Enron y World.com. Maquilló sus datos en la venta de hipotecas subprime americanas. Fue multada con 2.500 millones de euros por un escándalo de falsificación contable, por haber manipulado durante cuatro años el tipo de interés que se usa como referencia en las hipotecas y otros préstamos. La entidad conspiró con otros bancos para establecer el precio del Libor, el Euribor y el Tibor (el tipo de interés que se aplica en Europa a los préstamos entre bancos). Su copresidente Fitscher fue procesado por blanqueo y evasión fiscal. El banco mantiene abiertos ¡6.000! pleitos y reclamaciones multimillonarias. En los últimos cuatro años, se ha dejado en litigios por escándalos varios, más de 12.000 millones de euros. Deutsche Bank ya pactó hace dos años 1.900 millones para quitarse de encima unas demandas por la venta de activos tóxicos. En 2015 tuvo pérdidas por 6.700 millones de euros, despidió a 35.000 empleados y abandonó 10 países. Aún así sigue en caída libre. Su valor en bolsa es a comienzos de octubre de solo unos 15.000 millones de euros (ridículo para el primer banco de Alemania), cifra que no alcanza ni para pagar la multa que le pide el Departamento de Justicia estadounidense. Y con todo, ninguno de estos es su principal problema; sino su enorme volumen de derivados financieros inundados de diferentes bonos basura: si el banco quiebra, el hundimiento de Leman Brothers quedaría pequeño al lado de este caso. “Mientras a contrarreloj el Deutsche Bank prepara una ampliación de capital por 8.000 millones de euros (buena parte de la familia real de Qatar), que le permita seguir pagando intereses y no romper la cadena, salta la noticia de que el segundo gran banco germano Commerzbank también está en crisis”

Deutsche Bank fue uno de los principales impulsores de los CDO (Obligaciones de Deuda Garantizada) que son participaciones en cientos de hipotecas individuales, vendidas y revendidas varias veces a inversores. De modo que el pago de intereses a toda la cadena de sucesivos inversores, depende en última instancia de que los hipotecados paguen su cuota puntualmente. Si no pagan, se rompe la cadena y la inversión (los CDO) se convierte en basura, sin valor. Aún mientras el mercado se derrumbaba en 2007, Deutsche Bank continuó colocando productos CDO “tóxicos” a los inversores, basados en hipotecas subprime, en las que no se comprobaban las posibilidades reales de pago de los prestatarios, y que tenían un gran riesgo de impago. En definitiva un “esquema Ponzi” (2). Por si fuera poco Deutsche Bank es el banco con más activos valorados con un citerio arbitrario por ellos mismos, sin relación con su valor en el mercado (los cuantifica en unos 29 mil millones de euros nada menos)…

Si comparamos los datos de Lehman Brothers antes de su crack con los actuales de Deustsche Bank vemos que duplica volumen de activos pero también de deudas:Activos DeudaDeutsche Bank 1.640.000 1,580.000Lehman Brothers 639.000 619.000

En el mundo hay ya más de 700 billones de dólares en derivados financieros (casi 10 veces el PIB mundial) y gran parte de estos derivados son activos tóxicos: Deutsche Bank acumula, él sólo, la décima parte de todo ese volumen. Por cada euro de capital propio, tiene 40 euros de deuda. Unos 600.000 inversores y accionistas de todo el mundo (más de la mitad alemanes), y algunas firmas financieras internacionales, tienen sus ahorros pendientes de un hilo, porque el banco necesita obener una rentabilidad del 7% anual para hacer frente a las obligaciones de pago de todos sus productos financieros emitidos, y ahora mismo sólo llega a un 3%.

Y mientras a contrarreloj y buscando fondos, el banco alemán prepara una ampliación de capital por 8.000 millones de euros (buena parte de la familia real de Qatar), que le permita seguir pagando intereses y no romper la cadena, salta la noticia de que el segundo gran banco germano Commerzbank también está en crisis y planea despedir a 9.000 empleados…

La crisis de las hipotecas subprime de 2007 se explica por la imperiosa necesidad norteamericana de crear capital ficticio (capital originado en la venta de productos financieros) muy por encima de su capacidad de crear riqueza fruto de la industria, para financiar un imperio deficitario. Sostener el mastodóntico aparato militar, político y diplomático que garantiza a EEUU la hegemonía en el mundo demanda una financiación que no cubren con su producto interior bruto. (De esto sabemos mucho las naciones que estamos sometidas a un saqueo -los populares “recortes”- para pagar los gastos imperiales).

Pues bien, en esta desmesurada huida hacia adelante de Deutsche-Bank hay que entender las necesidades de capital de una burguesía monopolista alemana, que tras la reunificación, el repliegue de Rusia en el este, y el declive de EEUU, soñó de nuevo con el dominio de Europa. Un sueño demasiado caro para su potencial real. Una voracidad mayor que su capacidad.

En la desmesurada huída hacia delante de Deutsche-Bank están las necesidades de capital de una burguesía alemana con una voracidad mayor que su capacidad.

Una Hydra

Deutsche Bank fue fundado en 1870 como un banco especialista en comercio exterior, para facilitar las relaciones comerciales entre Alemania y en otros países europeos y los mercados de ultramar. Antes de la fundación de Deutsche Bank, importadores y exportadores alemanes dependían de instituciones bancarias francesas e inglésas. Rápidamente abre en Shanghai, Londres y América del Sur… Tras la primera guerra Mundial perdió la mayor parte de sus activos en el extranjero. Durante la crisis del 29 Deutsche Bank capitaneó la mayor fusión en la historia de la banca alemana, con varias entidades locales. Durante el periodo del nazismo Deutsche Bank participó en las confiscaciones de bienes a judíos, expropió bancos de otros países invadidos, daba servicios bancarios a la Gestapo y prestó los fondos para construir Auschwitz (lo reconoció y pagó al fondo de compensación de demandas presentadas por los sobrevivientes del Holocausto).

Tras la derrota de Alemania se ordenó la fragmentación de Deutsche Bank en diez bancos regionales. Pero como al Hydra le cortas la cabeza y se regenera. La tenad voluntad de la clase dominante alemana por dotarse de un gran instrumento financiero, hace que apenas diez años después todos esos bancos se fusionen de nuevo para formar el Deutsche Bank AG. En la década de 1970, realiza una expansión internacional, y en 1989, durante la reunificación de las dos Alemanias, se orientan a banca de inversión (1): a operaciones de capital, de compra y venta de valores. Las necesidadeses de capital urgen si Berlin quiere expandirse rápidamente aprovechando el hundimiento soviético. Han ido comprando bancos hasta convertirse en uno de los cinco grandes mundiales.

Con Deutsche Bank la burguesia alemana rompe su tradición con el “modelo renano” que suponía el apoyo bancario a la industria; la financiación de ésta más por la banca que por los mercados de capitales; la primacía de la actividad crediticia sobre la especulativa. En 1998 compró el Bankers Trust norteamericano, para pasar a ser jugador global desde Wall Street con la ingeniería financiera (derivados, creación de beneficios fantasmas, ocultación de deudas). Se dedicó a fabricar y vender hipotecas subprime, derivados insolventes y otros productos tóxicos: Por ejemplo, inundó de ellos a la banca pública IKB, que tuvo que ser nacionalizada tras quebrar en 2007 (coste al contribuyente: 10.000 millones). También se le entregaron bancos estatales como el Postbank, o el Hypo Real Estate, tras ser rescatado con dinero público, salvando los miles de millones que le había prestado.

El presidente del banco durante este período, Ackerman, usó su papel en el directorio del Foro de Davos para empujar a Europa a “privatizar sus cajas de ahorros y bancos públicos siguiendo el modelo anglosajón”. Un banco para una burguesía monopolista empeñada en hegemonizar Europa. Recordemos que Deutsche Bank reconoció haber participado en el ataque a la deuda pública española durante la presidencia de Zapatero en los meses que se forzaba el rescate bancario.

(1) Un banco de inversión participa en operaciones de colocar acciones y bonos de empresas o Estados, en fusiones, adquisiciones, etc., a cambio de una comisión, normalmente un porcentaje del importe de la transacción. Los mayores bancos mundiales de inversión son Goldman Sachs, JP Morgan Chase, Bank of America, Morgan Stanley y Deutsche Bank.

(2) En un sistema Ponzi una entidad ofrece gran rentabilidad a inversores, de forma que consigue fácilmente que se le preste capital para ser invertido. Los intereses del dinero depositado o prestado son pagados con el dinero que invierten los nuevos clientes. La rueda funciona hasta que deja de entrar dinero dejando a los inversores sin el ahorro que han invertido.

(3) Obligación de deuda garantizada (CDO), coberturas de riesgos crediticios (CDS), CDO sintéticos…, para conocer su definición pueden consultar por ejemplo: http://www.videodromo.es/monograficos-de-cine/glosario-de-terminos-economicos-de-inside-job/14449

Deja una respuesta